NEWS

Lluís Pasqual: "Conejero no lo sabía, pero escribía a Lorca para mí"

  • Escrito por Alicia G.Arribas
  • Publicado en Cultura
Lluís Pasqual, director de "El sueño de la vida", durante la presentación de la obra. EFE Lluís Pasqual, director de "El sueño de la vida", durante la presentación de la obra. EFE

Hace treinta años Lluís Pasqual dirigió en el teatro María Guerrero de Madrid la primera de las tres "obras imposibles" de Federico García Lorca, la "Comedia sin título", que la hermana del poeta le había hecho llegar; era un texto inconcluso al que Alberto Conejero ha dado un final y se estrena en una semana.

En una rueda de prensa celebrada en el teatro Español, el director catalán ha contado, en presencia de gran parte del numeroso elenco de la obra, que hace tres años se enteró por la prensa de que la Comunidad de Madrid "había pagado a alguien para que continuara la 'Comedia sin título'".

La obra, junto a "El público" y "Así que pasen cinco años", formaba la trilogía conocida como teatro irrepresentable del poeta y era la última en la que Lorca trabajaba cuando fue asesinado en 1936. "Llamé a Alberto Conejero para decirle: tú no lo sabes, pero lo has escrito para mí", recuerda.

El complicado montaje, que se representará entre el 17 de enero y el 24 de febrero en el Teatro Español (el espacio en el que, según los estudiosos del poeta presentes en la sala, le hubiera gustado estrenar a Lorca), ha sido posible gracias al empeño de la directora artística Carme Portacelli.

Pero también gracias al acuerdo -celebrado por todos en "estos tiempos que corren"- de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, propietaria de los derechos de la obra: "La cultura -ha dicho Portacelli-, por encima de cualquier diferencia política".

La realidad es que, actualmente, solo desde un teatro público se puede afrontar un montaje con dieciséis actores y dos músicos que actúan en directo.

Nacho Sánchez y Emma Vilarasau hacen los principales papeles (que en 1989 interpretaron Imanol Arias y Marisa Paredes, cuya hija María Isasi está en este nuevo montaje como homenaje a su madre y por devoción "al teatro, a Lorca y a Conejero", ha explicado la actriz) y con ellos un "arca de Noé" formada por 16 actores de tan diversas características y edades que Pasqual les llama "su zoológico".

Están veteranos como Antonio Medina y Luis Perezagua, y los "supervivientes" de la representación de 1989 César Sánchez y Chema de Miguel, y jóvenes como Raúl Jiménez, Sergio Otegui -hijo de Juan José Otegui-, que hace el único "malo", se ríe, o Dafnis Balduz.

Los músicos son Iván Mellén y Miguel Huertas. Tanto Pasqual como Conejero se han esforzado en transmitir que no 'reinterpretan' a Lorca, que ni lo reescribe Conejero -"sería una soberbia total, yo sólo dialogo con ese vacío", apunta- ni lo traduce Pasqual: "Esto es un juego, nos juntamos por las tardes y le hacemos llegar a otro las palabras de Lorca", resume el director.

"El sueño de la vida" aporta un segundo acto que es "la fusión entre Lorca y Conejero" y un tercero que es casi como un 'haiku', explica Pasqual, nueve minutos de resolución en los que el director deja su huella: "Que no ocurre lo que ocurre, sino que es un ensayo", explica. Y hasta ahí las confidencias.

Actores, director y escritor se esfuerzan en explicar lo inexplicable, porque ¿cómo explicar la poesía?, comenta Pasqual, "qué significa 'verde que te quiero verde'. El espectador se tiene que dejar penetrar por lo que le llega desde el escenario.

Sentirse lo más cercano posible a un lector de poesía", añade. "En la poesía -alecciona- no todo te entra por el mismo canal, la cabeza, el estómago o el corazón. Lo importante son esas palabras que te llegan como tizones y se ponen incandescentes apenas uno le acerca una llama".

Pasqual ha afirmado que solo ha usado "sutilmente" las indicaciones que quedaron de lo que hubiera querido hacer Lorca , como que el segundo acto tendría lugar en un depósito de cadáveres y el tercero en un cielo lleno de ángeles. "Federico era muy mentiroso.

Su hermana eufemísticamente decía que es que tenía 'mucha fantasía', que era una manera de decir que era un mentiroso, pero con mucho cariño", ha comentado.

Y precisa la diferencia entre las mentiras de los autores y los actores y las de los políticos: el político miente para engañar y aprovecharse y el teatro es "un engaño pactado" donde, incluso, se paga por adelantado. La máxima expresión de la confianza.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px