Wiesenthal: "Creo en las sociedades que pactan para mantener sus diferencias"

El escritor Mauricio Wiesenthal posa durante la presentación hoy en Barcelona de su último libro, "La hispanibundia. Retrato español de familia". EFE El escritor Mauricio Wiesenthal posa durante la presentación hoy en Barcelona de su último libro, "La hispanibundia. Retrato español de familia". EFE

El escritor Mauricio Wiesenthal, que hoy ha presentado su último ensayo, "La hispanibundia", en el que reflexiona sobre qué representa lo español en la construcción de Europa, ha dicho que cree "en las sociedades que pactan para mantener sus diferencias".

Wiesenthal (Barcelona, 1943) está convencido de que "los pueblos sólo pueden cambiar cuando hacen un honesto esfuerzo por conocer su historia", y su intención es aportar su grano de arena para comprender esa compleja realidad que se ha ido configurando a lo largo de los siglos.

Se ha referido tangencialmente a la situación actual en España y ha recordado las palabras de Feijoo, para quien "hacer puentes es una obra de caridad".

Esos puentes nacieron en las guerras de religión que se han producido en la historia de España, apunta Wiesenthal, firme convencido en "las sociedades que son capaces de pactar, pese o a consecuencia de tener sus propias diferencias".

Asegura que como persona educada en el sentimiento del pacto social, cuando habla de los españoles "no hablo de un pueblo, sino de una sociedad, que es cuando los pueblos dejan de ser salvajes".

Al respecto, lamenta que "hemos pasado de ser un pueblo que veía enemigos en los que venían de fuera, a un pueblo que tiende a ver esos enemigos en su propio vecindario".

Wiesenthal está a favor de "una patria que no es el folclore, sino que va con la lengua, con las canciones, con los sentimientos, con los poemas".

El autor de "El esnobismo de las golondrinas" o "Luz de vísperas" añade: "No veo por qué esas patrias deben convertirse en un Estado, que implica unas fronteras, un ejército, un pasaporte, unas alambradas; y enfrentar patrias es terrible porque es enfrentar a padres, a abuelos".

Precisamente, Wiesenthal huye de la idea de convertir las patrias en Estados, pues "nunca tuvimos una idea del Estado como administrador de nuestros valores morales, como sucede en Francia".

"No soy anarquista, y por tanto creo en la existencia de los Estados, pero como administrador necesario para repartir la justicia, para coordinar nuestra voluntad en las elecciones y mantener el pacto social".

"La hispanibundia" (Acantilado) "no es un libro de autocomplacencia, ni de definición de lo español, ni de exaltación de lo español, sino un libro de contemplación de lo español desde fuera".

Recuerda Wiesenthal que en la literatura hispana hay personajes como la Celestina, el Quijote, la picaresca, el Burlador de Sevilla, la Lozana Andaluza que brindan la oportunidad de "indagar qué es lo que representamos para Europa".

Dicho de otro modo, "pensar en qué perdería Europa si España se desfederase, qué pasaría si desapareciera una cultura que ha participado en la propia construcción de Europa".

"La hispanibundia" ha sido un ensayo de largo recorrido que inició en 1968 cuando Wiesenthal era profesor de la Historia de la Cultura e impartía cursos de verano de la Universidad de Sevilla, en los que se obligaba a plantear la situación de lo español en el contexto europeo.

A lo largo de su historia, España ha adquirido, según Wiesenthal, "la conciencia de integración de otros pueblos que eran extraños y lo conseguimos incluso después de enfrentarnos en guerras muy crueles".

Por esa razón, cree el autor que por el mismo símbolo de "esa mezcla de sangres y de culturas que distingue a los españoles", en estos momentos en los que llegan al continente oleadas de inmigrantes y surgen populismos en contra, "Europa debería preguntarnos cómo lo resolvimos".

2°C

Madrid

Despejado

Humedad: 92%

Viento: 9.66 km/h

  • 14 Dic 2018 10°C 0°C
  • 15 Dic 2018 9°C 1°C
Banner 468 x 60 px