L’Opinió

L’Opinió fue una publicación fundada en Barcelona en febrero de 1928, de carácter semanal, gracias al apoyo de Joan Casanellas. En septiembre de 1929 sería suspendida hasta mayo de 1930. En el momento de las trascendentales elecciones municipales de abril de 1931 salió como diario, pero sin continuidad; en realidad, dejó de publicarse en el momento de la proclamación de la República, aunque consiguió la estabilidad a primeros de junio de aquel año. Fue clausurado por los hechos del Seis de octubre de 1934. Su director fue Joan Lluhí i Vallescà, y colaboraron en la misma un destacado grupo de intelectuales, escritores y políticos: Josep Maria de Sagarra, Manuel Serra i Moret, Carles Soldevila, Ángel Pestaña, Marcelino Domingo, Joan Casanellas, Antoni Xirau, Josep Tarradellas, entre otros.

El ideario de esta publicación estaría en el republicanismo y el federalismo, buscando el diálogo entre los distintos sectores catalanistas de izquierdas con el movimiento obrero. Apadrinó el Manifest d’Intel.ligència Republicana en marzo de 1930. El Manifiesto surgió en el crucial momento histórico entre el fin de la Dictadura de Primo de Rivera y la llegada de la Segunda República. El desprestigio manifiesto de la Monarquía y del sistema político fomentó la actividad de todas las fuerzas y sectores republicanos españoles y también catalanes. El Manifiesto es una prueba fehaciente de esta efervescencia republicana. En todo caso, el Manifiesto no vertebraría una organización política.

El texto defendía una serie de principios para llegar a un acuerdo mínimo entre las fuerzas republicanas catalanas: República federal, reconocimiento de derechos y libertades, separación entre la Iglesia y el Estado, reforma agraria, e inicio de una verdadera política social.

El Manifiesto fue firmado por Jaume Aiguader, Gabriel Alomar, Manuel Serra i Moret, por parte de la USC; Lluís Companys por el Partit Republicà Català; Joan Peiró de la CNT, Jordi Arquer del Partit Comunista Català; y Lluís Nicolau d’Olwer, y Antoni Rovira i Virgili de Acció Catalana. Fue redactado por Rafael Campalans.

L’Opinió fue uno de los núcleos fundadores de la Esquerra Republicana de Catalunya en 1931. Fue el grupo más intelectual del nuevo partido, y tendría una clara influencia en la Generalitat hasta 1933, momento en el que entra en conflicto con el resto de la formación política porque siempre fue un periódico y un grupo con criterio propio. Fue muy crítico con el presidencialismo de Macià y con el predominio de los miembros del Estat Català dentro de la Esquerra, acusándoles de tendencias fascistas. Por todo ello, terminarían por formar un nuevo partido en octubre de 1933, el Partit Nacionalista Republicà d’Esquerra, una formación de gran potencia intelectual y política, dadas las personalidades del originario grupo y del periódico, pero sin tirón popular ni electoral. En 1936 esta formación decidió reintegrarse en la Esquerra, después de haber participado en el Front d’Esquerres.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Profesor de Secundaria, autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica, miembro del Grupo Federal de Memoria Histórica del PSOE.