TV

La denuncia socialista de la situación del Asilo de la calle Ataulfo de Madrid en la boda de Alfonso XIII

Los concejales socialistas madrileños, al llegar al Ayuntamiento de la capital, realizaron numerosísimas visitas a establecimientos municipales para comprobar cómo se prestaban los servicios, denunciando desidias, corruptelas y malos funcionamientos.

En este artículo estudiamos la visita al Asilo de la calle Ataulfo, por parte de los concejales Pablo Iglesias y Francisco Largo Caballero, con la consiguiente denuncia de su situación, y que se hizo pública en las páginas de El Socialista. La visita coincidía con los festejos por la boda real de Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Se produjo justamente el 31 de mayo, día del enlace. En el asilo se presentaron los dos concejales. Al parecer, en el establecimiento benéfico solía haber sesenta asilados, pero con la boda había aumentado el número a doscientos, siendo unos veinte mayores de sesenta años, con edades avanzadas. Ese aumento se había producido a consecuencia de las órdenes del gobernador y el alcalde para recoger de las calles de la ciudad a quiénes pedían o podían aparentar ser mendigos, para que los visitantes “se viesen libres de su vista y de sus molestias”. Al parecer, casi todos los nuevos ingresados llevaban entre cuatro y seis días detenidos. Se presumía que lo mismo había ocurrido en el Asilo de mujeres.

Pero, además de la hipocresía que suponía este hecho, lo que realmente se denunciaba eran las condiciones en las que estaban los ingresados en el Asilo. En primer lugar, estaba el problema del hacinamiento, durmiendo en el suelo, descalzos y vestidos con harapos, y un cuarto de ellos se encontraban sin camisa siquiera. Tampoco había toallas ni jabón. El rancho y el pan, que se llevaba desde el Asilo de San Bernardino, tampoco era adecuado.

Toda esta situación había llevado a que en el Asilo se respiraban malos olores, y habían proliferado los parásitos.

Los gastos por los festejos reales no habían llegado a procurar vestido y unas condiciones adecuadas a estas personas tan desfavorecidas.

El periódico socialista denunciaba que los responsables no tenían “corazón ni vergüenza”, pero los concejales socialistas no iban a cejar en sus visitas y denuncias.

Hemos trabajado con el número 1057 de El Socialista. Sobre las cuestiones municipales y el socialismo podemos acudir a los trabajos de investigación de Santiago de Miguel Salanova, Republicanos y Socialistas. El nacimiento de la acción municipal en Madrid (1891-1909), Madrid, 2017; y Madrid, un laboratorio de socialismo municipal, Madrid, 2019.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Profesor de Secundaria, autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica, miembro del Grupo Federal de Memoria Histórica del PSOE.