Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Fernando de los Ríos y el problema planteado por la Tercera Internacional


Foto de archivo de Fernando de los Ríos. / Foto coloreada por EL OBRERO. Foto de archivo de Fernando de los Ríos. / Foto coloreada por EL OBRERO.

El informe de Fernando de los Ríos, elaborado a partir de su viaje con Anguiano a Rusia para conocer claramente la posición de la Tercera Internacional en relación con las 21 condiciones planteadas para poder ingresar en la misma, constituye un documento de una enorme riqueza para entender el socialismo democrático de la mano de uno de los intelectuales más lúcidos de toda la Historia del socialismo español. En este periódico estamos haciendo un esfuerzo para tratar toda esta cuestión, iniciada en 1919 y terminada en 1921, y que generó una fuerte tensión en el PSOE y hasta la escisión comunista. Hemos empezado a analizar algunas posturas, destacando la del propio Daniel Anguiano. En varios trabajos intentaremos estudiar la de Fernando de los Ríos.

¿Por qué el título del trabajo? Porque Fernando de los Ríos consideraba que las tesis y condiciones aprobadas por el segundo Congreso de la Tercera Internacional habían creado un problema en la vida de los Partidos Socialistas, tanto para los que habían solicitado antes su adhesión, como para los afiliados también antes de la formulación de las condiciones, como, por fin, para los que aún no habían solicitado aún la adhesión.

En el primer caso, estaría el Partido Socialista Italiano, y que, como sabemos, justo cuando tanto De los Ríos como Anguiano presentaban sus informes, celebraba el tormentoso Congreso de Livorno, es decir, en enero de 1921, y al que El Socialista dedicó una gran atención.

El segundo caso estaría ejemplificado en el Partido Socialista Suizo, siempre según Fernando de los Ríos, que retiraría su resolución de ingreso al rechazar en un Congreso, y con votación de la base, las 21 condiciones. En el caso suizo, como en casi todos, hubo una escisión comunista. No olvidemos, además, que entre uno de los fundadores de la Tercera Internacional estaría el socialista suizo Fritz Platten.

Por fin, el Partido Socialista Independiente Alemán había considerado imposible la adhesión a base de tales condiciones, a pesar de la declaración, que De los Ríos calificaba de extremista, del Congreso de Leipzig.

Todo ello era la prueba para nuestro protagonista, de que había algo insólito, y esa era el término que empleaba, que constituía, aun para los que “caminaban en dirección a Moscú”, un obstáculo, “a veces invencible”.

Porque si tanto en Europa como en América se había compaginado un reconocimiento sin reservas hacia la Revolución Rusa (recordemos un artículo donde en este mismo medio comentábamos un texto de Pablo Iglesias, que tiene relación con esto) como un hecho histórico, con la reserva para la doctrina de los que la interpretaban, Moscú habría rechazado esta posición, y con ella, en opinión del político socialista español, la del propio PSOE. En una palabra, los socialistas en el mundo, incluyendo los españoles, habían valorado siempre como muy positiva la Revolución en Rusia, y criticado con dureza los intentos de las potencias occidentales de destruirla, pero otra cosa muy distinta era aceptar la estrategia planteada por la Internacional Comunista. El resto del informe de Fernando de los Ríos analizaba esta cuestión.

Podemos leer el informe completo en el número 3726 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider