Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El PSOE y la UGT frente al golpe del 10 de agosto de 1932

El 10 de agosto de 1932 se producía la intentona golpista liderada por Sanjurjo, que tuvo en Sevilla su centro principal. Hoy recordamos la nota del PSOE y el manifiesto de la UGT, que se publicaron el día 11 de agosto en El Socialista:

“El Partido Socialista Obrero Español ha hecho pública la siguiente nota:

«En la madrugada de hoy, algunos elementos representantes de la España podrida que simbolizaba la monarquía borbónica, han intentado acogotar a traición a la República. No han hecho con ello más que demostrar una vez más lo que para nosotros era ya sabido: que son incompatibles, por envilecimiento moral, con todo régimen normal de libertad. Quienes asfixiaron la vida de nuestro país y atrajeron sobre él todas las desventuras; quienes convirtieron el suelo africano en un inmenso osario nacional; quienes elevaron a categoría de sistema político la procacidad, el latrocinio y la mentira, pretenden aún, usando y abusando de la tolerancia inmerecida que la República les otorgó, resucitar un estado de cosas que la dignidad de los españoles condenó y enterró para siempre el 14 de abril.

El Gobierno, que se sabe asistido, ahora más que nunca, de la confianza pública, ha reprimido el intento con la energía y la rapidez a que le da derecho la pureza de su autoridad. Pero a su lado, con el aliento moral para apoyar su acción si ella basta, o con el levantamiento popular si fuere preciso, está el Partido Socialista, resuelto a defender en todos los terrenos a la República; están las falanges disciplinadas, prestas a una intervención inmediata, de la Unión General de Trabajadores; estará toda la democracia republicana, que tiene el deber imperioso de velar por la libertad. Y de en modo claro y terminante advertimos, con la seguridad del que se sabe fuerte y en poder de la razón, que la República, en la que tantos sacrificios y esperanzas hemos puesto, no se nos irá de entre las manos, aunque sobre ella cimbree algún espadón militar.

¡Ciudadanos y obreros españoles: vigilantes y en pie las ejecutivas del Partido Socialista y de la Unión General de Trabajadores están reunidas y dispuestas a plantear batalla tan pronto como las circunstancias lo exijan. Esperarnos que nuestras indica- -1iones serán atendidas con la urgencia y la resolución que Sean necesarias.

¡Viva la República!

Madrid, 1o de agosto de 1932.—La Comisión ejecutiva: Remigio Cabello, Manuel Albar, Manuel Cordero Carrillo, Antonio Fabra Ribas, Anastasio de Gracia, Antonio Fernández Quer, Francisco Azorín, Manuel Vigil.”

“Por su parte, la Unión General de Trabajadores ha repartido el siguiente manifiesto, dirigido a la opinión pública y especialmente a la clase obrera:

«¡Ciudadanos! La reacción insensata intenta, ton-mi-golpe -de audacia y violencia, derribar el régimen republicano implantado por el esfuerzo soberano de la voluntad nacional. Los rebeldes contra el Gobierno de la República son los que enterraron el dinero y la juventud española en Africa; los que impusieron a España la bochornosa y deshonesta Dictadura; los corruptores de la administración y despilfarradores de la Hacienda nacional. Simbolizan el deshonor y el despotismo -que el pueblo quiso hacer desaparecer el glorioso 14de abril.

La Unión General de Trabajadores, de acuerdo con el Partido Socialista y toda la democracia de España, está dispuesta a defender la República pase lo que pase. Estamos al lado del Gobierno y contra los rebeldes. y no escatimaremos sacrificio alguno en la defensa del régimen que España libremente se dió, La Comisión ejecutiva está reunida permanentemente. En cada instante adoptará las resoluciones convenientes. Y pedimos a la clase trabajadora serenidad y energía. Que no realice un solo acto impremeditado sin que haya recibido las instrucciones de la organización; pero que esté todo el. mundo dispuesto a lanzarse a la lucha al primer aviso.

¡Camaradas: serenidad y energía! Esta jornada tiene que ser el segundo episodio de nuestra revolución que nos llene de gloria y que afirme la República, régimen de libertad y de democracia.

¡Viva la República!

Madrid, Casa del Pueblo, a 10 de agosto de 1932.—La Comisión ejecutiva: Manuel Cordero, Wenceslao Carrillo, Rafael Henche, Felipe Pretel, Fermín Olivares, Antonio Génova, José Díaz Alor, Manuel Alonso Zapata, Antonio Muñoz y Enrique Santiago.”

Consultado en el número 7336 de El Socialista.