Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Orígenes de la renta mínima garantizada: el caso de la Atenas clásica

La renta mínima o básica no nació en la Antigüedad griega, pero hay un precedente en la Atenas clásica, en una de las principales reformas introducidas por Pericles en el sistema democrático de su polis.

Pericles introdujo el salario para los jueces de la Heliea, una decisión trascendental para la democracia ateniense. La Heliea era el máximo tribunal en Atenas formado por los heleiastas, es decir, los jurados. Se trataba, por lo tanto, de una institución fundamental en el organigrama político de la polis. El problema residía en que los miembros del pueblo no podían perder jornadas de trabajo para poder ser jurados. Dedicarse a la cosa pública era costoso, ya que impedía dedicarse a los asuntos propios para ganarse la vida, por lo que también a los miembros del Consejo, a la mayor parte de los magistrados y con el tiempo a los asistentes a la Asamblea terminó por asignárseles un salario, aunque de forma gradual. Debemos tener en cuenta que la esta última institución podía reunirse al año unas cuarenta veces de forma ordinaria, más la que fuera convocada de forma extraordinaria. De esta forma, al igual que la aristocracia el pueblo pudo acceder al desempeño de estas funciones públicas. Por esa razón esta reforma fue intensamente criticada por la primera, porque le quitaba el cuasi monopolio del poder.

En cierta medida, por lo tanto, estaríamos hablando de una especie de renta pagada por el Estado para compensar al pueblo por no poder trabajar para sustentarse cuando tenía que dedicarse al gobierno y la administración de justicia.

Por otro lado, esta reforma tiene otra importancia porque supone, que sepamos, la primera vez que se asignaba un sueldo para ciudadanos que se dedicaban a la función pública, algo que tardaría en establecerse en los sistemas liberales-democráticos europeos.

Así pues, una combinación de “renta básica” y democracia.

Es imprescindible consultar el libro clásico de Francisco Rodríguez Adrados, La democracia ateniense, Madrid, 1975, aunque hay muchas reediciones posteriores, el de C.M. Bowra, La Atenas de Pericles, Madrid, 1974, con ediciones posteriores, así como la monografía de Guy Standing, La renta básica. Un derecho para todos y para siempre, Barcelona, 2018, y que nos ha planteado este precedente en la Grecia clásica.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.