Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El centenario del (primer) PCE


  • Escrito por Miguel Ángel Peña Muñoz
  • Publicado en Historalia

Este 15 de abril se cumple el centenario de la fundación del PCE, del primer PCE., no del actual Partido Comunista de España.

En 1917 se había producido la Revolución Rusa, que el 7 de noviembre vive el acontecimiento, que usando la expresión de John Reed, estremecería al mundo; la Revolución de Octubre, la primera revolución socialista.

La revolución de la Rusia soviética se convertía en el ejemplo a seguir por buena parte de la clase obrera internacional. En aquella Europa masacrada desde hacía más de tres años por la Primera Guerra Mundial, la Revolución que había comenzado un 8 de marzo con unas mujeres pidiendo “Pan y Paz”, y que se había llevado por delante a la monarquía, la oligarquía y a la guerra imperialista, suponía la esperanza de un mundo nuevo y el ejemplo a seguir. A finales de octubre de 1918 una revolución en Alemania y motines en el Imperio austro-húngaro pondrán fin a aquella guerra. En Alemania se creaban consejos al ejemplo de los soviets rusos; en enero se combatía en las calles de Berlín entre los obreros espartaquistas, origen del Partido Comunista Alemán, con los Cuerpos Francos cantera de militancia del aún nonato nazismo. En Baviera se estableció en la primavera de 1919 una república soviética, aplastada por los Cuerpos Francos. Otra República soviética se constituyó en Hungría entre marzo y agosto de ese mismo año. En 1919 y 1920 Italia vivió el bienio rosso con ocupaciones de fábricas y creación de consejos obreros, nuevamente a imitación de los soviets. En marzo de 1919 se funda en Moscú la Tercera Internacional o Internacional Comunista, también llamada Komintern.

En España esta situación se veía reflejada pero con unas características propias. España poseía un sistema político en declive, la Restauración, y aunque no fue un país beligerante en la Gran Guerra, el beneficio de la burguesía por el conflicto repercutió en un aumento de los precios de las subsistencias y, dado que los sueldos no habían subido, en la práctica teníamos un aumento de las desigualdades sociales, con una burguesía más rica y una clase trabajadora más pobre por la subida de los precios. En 1917 España vive una triple crisis (parlamentaria, militar y huelguística) que marca el inicio de la agonía del régimen político. En Andalucía meses más tarde comienza el trienio bolchevique (1918-1920) y en Cataluña con la huelga de La Canadiense se conquista la jornada de 8 horas.

Todo este contexto internacional y nacional repercute en el movimiento obrero español. Dividido desde los tiempos de la Primera Internacional (1864-1876) en anarquistas y los socialistas. Los anarquistas, que eran mayoritarios en España, tenían una fuerte presencia en Cataluña y el campo andaluz; estaban articulados desde 1911 en la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Los socialistas por su parte tenían presencia en Madrid, Vizcaya, Asturias y demás zonas mineras se organizaban en un partido, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con sus juventudes, y un sindicato, la Unión General de Trabajadores (UGT).

Todo el movimiento obrero español se sintió atraído y simpatizante de la Revolución Rusa. No se sabía muy bien qué ocurría en el país eslavo, pero el rechazo que se transmitía desde la prensa burguesa era una clara señal: el odio de la élite española era transformado en simpatía por la militancia obrera española. Pero cuando desde Moscú se creó la Komintern, a la par que se recomponían otras internacionales, se forzaba a las organizaciones obreras a definirse, y a transformar su simpatía por los soviéticos en una adhesión a la internacional creada por ellos.

En diciembre de 1919 fue un mes clave en la historia del obrerismo español. Con muy pocos días de diferencia celebraban sus respectivos congresos por este orden PSOE, CNT y juventudes socialistas. Nos centramos en esta ocasión en las juventudes socialistas, y como contexto en el debate del PSOE. Ya que el tema que tratamos es consecuencia del diferente proceso de debate se da en la familia socialista.

En su congreso de diciembre de 1919 el PSOE decide posponer su decisión sobre la adhesión o no a la Komintern a un futuro congreso extraordinario a celebrar en unos meses. Pronto en el PSOE se organizaría de cara a ese congreso una corriente partidaria de la adhesión a la Tercera Internacional, y conocemos como tercerismo. Pero en las juventudes socialista los derroteros serían otros.

Los jóvenes, que celebraron su congreso una semana después que el PSOE, hicieron un desafío a sus mayores al acordar su adhesión a la Komintern.

El 15 de abril de 1920 la dirección de las juventudes socialistas no hacía sino ejecutar la decisión de su congreso de diciembre. Ese día el Comité Nacional de la organización juvenil del PSOE transformaba a esta en el Partido Comunista Español (PCE). Nacía así el primer PCE, un partido que dada la juventud de sus miembros y la escasez de su número fue llamado como “el partido de los cien niños”.

Sin todo el respaldo de las organizaciones juveniles socialistas, sin el respaldo de los terceristas del PSOE y sin prácticamente presencia sindical, este primer partido comunista empezaba una dificil andadura.

El primer PCE tenía como secretario general a Ramón Merino Gracia, y como órgano de expresión el periódico El Comunista. Merino Gracia asiste al Congreso de la Internacional de 1920.

Sin embargo, la historia de este PCE apenas dura un año y medio. A instancias de la Komintern este primer PCE se fusiona con el partido creado por los terceristas tras romper con el PSOE. De esa fusión nació el Partido Comunista de España, que el año que viene cumplirá un siglo, y que sienta a dos de sus miembros en el actual Consejo de Ministros, pero eso es otra historia...

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider