LA ZURDA

Mujeres y niños frente al hambre en A Coruña en marzo de 1919

En plena Gran Guerra y terminada la misma se multiplicaron las huelgas, motines y manifestaciones contra la carestía de la vida, contra el hambre que se padecía en España. Estamos hablando de cientos y cientos de incidentes por toda la geografía española, de una verdadera tragedia social, que provocó que la UGT y la CNT se acercaran en 1916, y luego se precipitara la crisis de 1917. En estas movilizaciones, protestas y sucesos las mujeres jugaron un importante papel, como ya se ha demostrado en distintos trabajos, como nos hacemos eco al final de este artículo.

Pues bien, en esta breve pieza nos acercamos a una protesta, donde las mujeres y los niños tuvieron un evidente protagonismo, en A Coruña en marzo de 1919, para seguir profundizando en el problema social intenso de aquella España. Aquel final de mes fue especialmente conflictivo en Barcelona, y en gran parte del país, destacando la huelga general de carteros, provocando que se declarase el estado de guerra en Barcelona y la suspensión de garantías en España por parte de Romanones.

El 18 de marzo se produjeron desórdenes en el muelle de Linares Rivas de A Coruña a causa de la carestía de las subsistencias. Al parecer, la Junta había tasado el kilo de alubias en 45 céntimos, pero los comerciantes se negaron a venderlas a dicho precio.

Pues bien, un grupo de vecinos, enterado de que el vapor “Cabo Nao”, con destino a Málaga, cargaba habichuelas, se acercaron al muelle aludido donde dieron con unos setecientos sacos que iban a embarcarse. Los vecinos rompieron los sacos para hacerse con las habichuelas.

La noticia corrió como la pólvora, y acudieron más personas, especialmente mujeres y niños. La policía no pudo impedir que se produjera este verdadero asalto a los sacos; el hambre podía con todo.

Ante el fracaso de la policía se presentaron la Guardia Civil y hasta un escuadrón de Caballería, porque ya era una multitud de centenares de personas en el puerto. En eso un niño fue herido al ser pisoteado por un caballo, corriendo el rumor de que había muerto. Este hecho, más la carga de la fuerza pública y la huida de los manifestantes, provocaron alborotos ya en las calles de la ciudad. Fueron apedreados los escaparates de muchos establecimientos de comestibles, y se produjeron saqueos en algunos de los mismos. Los comercios cerraron.

Los desórdenes se reprodujeron el día 20. En el mercado de San Agustín se amotinaron las mujeres porque una vendedora de carne de cerdo intentó cobrar la carne a mayor precio que el tasado. Los ánimos estaban muy exaltados, produciéndose el destrozo de tablillas de las tasas y asaltos a varios puestos de legumbres, así como de carnes, chorizos, jamones y tocinos. Los dueños intentaron defenderse y evitar los saqueos con cuchillos. Las pescaderías también serían asaltadas. Cuando llegaron las fuerzas del orden público los manifestantes huyeron del mercado. También se presentó el alcalde en plena agitación, recibiendo el abucheo de las mujeres, que le siguieron hasta el Ayuntamiento, vociferando por las calles por la carestía de los alimentos. Las autoridades decidieron acuartelar las tropas como medida de precaución. La jornada se saldó con dos guardias heridos de levedad, así como un joven.

Hemos consultado los números 3511 y 3512 de El Socialista.

Por otro lado, podemos acercarnos al trabajo de Marcos Pérez Pena, “Revuelta de las pedradas, 1918: el hambre pudo más que el miedo”, en El Diario.es (enero de 2018). También estaría el trabajo de Henrique Mariño, “Antes muertas que esclavas: las mujeres, a la vanguardia de la lucha campesina en Galicia”, en Público (marzo de 2018); “La rebelión de las mujeres ferrolanas en 1918 contra la carestía de la vida”, en Mundiario (junio de 2016). Siguiendo en Galicia, Xosé Alfeirán, publicó en febrero de 2018 en La Voz de Galicia, “Los motines del hambre azuzados por las mujeres”. Por fin, es sumamente ilustrativo el trabajo realizado por la Agrupación Cultural “Alexandre Bóveda”, Aquí bastamos nós! As revoltas das mulleres, 1918.

La revuelta de las faeneras malagueñas tuvo lugar a mediados del mes de enero de 1918. Para conocer este conflicto se puede consultar el trabajo de Mª Dolores Ramos, “Crisis de subsistencia y conflictividad social en Málaga: los sucesos de enero de 1918”, en Baena. Estudios de Arte, Geografía e Historia, nº 6, (1983), pag. 441 y ss.

Sobre el caso barcelonés, “El motí de les dones de 1918: la vaga de subsistències, per Soledad Bengoechea y María-Cruz Santos”, en Catxipanda. Diari no Diari d’Història.

Por fin, tenemos en El Obrero un trabajo propio, “Las mujeres de Xubia contra la carestía de la vida en 1918” (noviembre de 2019).

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.