LA ZURDA

El Manifiesto fundacional del Bloque Nacional

“España, pues, ante todo y sobre todo. Una España auténtica, fiel a su historia y a su propia imagen: una e indivisible. De aquí la primera tarea de nuestro programa de acción: defensa a vida o muerte y exaltación frenética de la unidad española que la Monarquía y el pueblo labraron juntos a lo largo de quince siglos(...) el hecho católico fue el factor decisivo y determinante en la formación de nuestra nacionalidad...

Creemos caducado el sistema político que, nacido con la Revolución Francesa sirve de soporte a las actuales instituciones y, como Cánovas predijera, nos arrastra al comunismo, El futuro Estado ha de fundarse sobre el deber tanto como sobre el derecho. Los derechos inherentes a la personalidad humana han de ser reconocidos y garantizados por el Estado, (...). Su mejor garantía será la organización de un Estado fuerte (...).

Queremos un. Estado integrador que, (...) imponga su peculiar autoridad sobre todas las clases, sean sociales o económicas. La era ruinosa de la lucha de clases está tocando a su fin.

Os proponemos, por tanto, españoles, la constitución de un Bloque Nacional que tenga por objetivo la conquista del Estado (...)”

8 de diciembre de 1934”

El Bloque Nacional fue una coalición monárquica fundada en el año 1934 por iniciativa de Pedro Sainz Rodríguez. Agrupaba sectores derechistas de distinto signo: algunos carlistas, integristas, monárquicos, etc. Se intentó atraer a los falangistas pero no se tuvo éxito. A estos sectores de la derecha española les unía su oposición frontal a los gobiernos republicanos y no estaban de acuerdo con la estrategia política de la CEDA, dispuesta a participar en el juego político de la República. El manifiesto fundacional del Bloque recogía principios de unidad, jerarquía, corporativismo y catolicismo.

Al año siguiente de su fundación el Bloque desarrolló una intensa política para atraerse a todas las derechas y aglutinar una formación política. Entre los miembros más destacados de esta formación estuvieron José Calvo Sotelo, Víctor Pradera, Ansaldo y Lamanié de Clarirac.

Bibliografía:

GIL PECHARROMÁN, jULIO (1997). «El conservadurismo alfonsino en la Segunda República». en Javier Tusell Gómez, Feliciano Montero y José María Marín Arce (eds.). Las derechas en la España contemporánea, Madrid pags. 211-236.

González Calleja, Eduardo (2008). «La violencia y sus discursos: los límites de la «fascistización» de la derecha española durante el régimen de la II República». En: Francisco Cobo y Teresa María Ortega, (Eds.). La extrema derecha en la España contemporánea (Ayer) (Madrid: Asociación de Historia Contemporánea y Marcial Pons Ediciones de Historia) (71), págs 85-116.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.