ÚNETE

Despedido de un trabajo y le gusta II

Casi siempre hay medios para encontrar la verdad y a mí personalmente me gusta conocer los hechos en primera mano, a través de las Hemerotecas que conservan en múltiples Bibliotecas los hechos del pasado en crudo, con la inmediatez del hoy para mañana, antes de ser cocinados por:

Nada es más frágil y verdadero que la prensa escrita, que un día nos trae la noticia y a la mañana siguiente sirve para envolver las miserias de nuestras basuras.

Como muestra de esa afirmación tomo el caso de Alfonso XIII cuya imagen romántica nos vendieron durante tantos años, su tristeza en el exilio, su estado de pobreza, que vivía con la ayuda de otras monarquías extranjeras, que junto a su familia soñaba con su querida España... Pues bien, sin hacer juicios de valor, aquí les transcribo partes de un artículo aparecido el 27 de marzo de 1932 en la página 9 del diario “The Sunday Star” de Washington DC.

Es cierto que las preocupaciones del estado ya no preocupan la tranquilidad del rey, pero tiene nuevas preocupaciones, las de los negocios. Alfonso XIII se ha transformado en un hombre de negocios, dirigiendo una fortuna de $ 10,000,000, y se toma muy en serio esta ocupación. Su inmensa fortuna se coloca en su mayor parte, en empresas de investigación que al rey le gusta ver de cerca.Es un hombre de asuntos muy prudente, y aunque escucha los consejos de
Consejeros, le gusta actuar por si mismo. Viaja con frecuencia a otros países para determinar las verdaderas condiciones comerciales. La actividad de Su majestad es económica hoy en día. Anteriormente nunca viajaba excepto en un tren especial. Pero eso fue durante la época en que el estado pagó los gastos. Hoy estas sumas deben provenir de su propio bolsillo, y el lugar de un tren especial Alfonso reserva una copropiedad, que comparte con el príncipe Miranda y su primer secretario, que lo acompañan en todos sus viajes.


Aunque la familia real no se siente realmente cómoda en el hotel de Fontainebleau, no está dispuesta a adquirir un castillo. Varias veces ha habido rumores de tal compra, pero el asunto nunca se ha concluido, en parte debido a un precio demasiado alto. Recientemente se creyó que Alfonso XIII iba a comprar el castillo de Goiivier por 18,000,000 de francos, pero en el último momento su majestad abandonó este proyecto, no deseando convertir una gran cantidad de dinero en bienes raíces. Además, uno de los íntimos del rey ha revelado que su majestad no tiene la intención de elegir una residencia permanente, ya que considera la migración de los Borbones como un período de transición y desea enfatizar esta actitud viviendo en una hotel.

La vida de la corte española se sigue cuidadosamente aunque en una escala modesta. En el gran comedor no se encuentran los garcons del hotel, sino los lacayos de la corte de Madrid, y cada noche se sirve la cena con la pompa tradicional de los viejos tiempos. No importa lo emocionante que pueda ser la atracción de la tarde, todos los miembros de la familia real deben estar presentes, ya que es la "voluntad del Rey".
Después de la cena, la familia real y sus invitados permanecerán juntos por un largo tiempo. La Reina juega mahjong, su juego favorito, si logra encontrar oponentes. El domingo, el capellán de la corte, RP Uriza, celebra misa en un salón del hotel que se ha transformado en una capilla. Nadie puede evadir esta ceremonia, ni el miembro de la familia real ni los aristócratas que acompañaron al rey al exilio ni a los domésticos. El mismo Alfonso XIII se asegura de que todos estén presentes.


La reina lee muchos libros y se complace en su delicia para mascotas: ir de compras. Empresa que hace con sus hijas o una dama de la corte, visita las tiendas de moda de la Rue de la Paix casi siempre y se la ve con frecuencia en las
tiendas de moda de Fontainebleau. La familia real suele ir al teatro.
Los niños, Don Gonzalo y Don Jaime, son habituales de tés a las 5 en los hoteles elegantes; con sus profesores de instructores militares asisten a fiestas y disfrutan bailando, aunque tienen instrucciones estrictas de no visitar los clubes nocturnos. Su padre tiene gustos mucho más democráticos con respecto a la diversión.

Cuando está de buen humor, voluntariamente se deja fotografiar en la calle, el que tiene tanto horror a las fotografías oficiales.


Alfonso XIII ama la vida, el ruido, el buen humor y es muy aficionado al sexo. 
El rey Alfonso, exiliado gobernante de España, puede sonreír a pesar de sus preocupaciones. El ex monarca reside con su familia en una villa cerca de París, 
En todas las apariencias, sigue siendo alegre, ya que desde el exilio ha dejado de buscar aventuras. Las lenguas todavía se mueven cuando se lo ve en la 
compañía de una mujer hermosa, pero los "viejos buenos días” parece que ya han acabado; "cuando las excursiones del rey de España a países extranjeros” utilizadas para demostrar sus “complicaciones diplomáticas” desaparecieron.

Paco Robles está jubilado y se dedica al Partido Socialista y a la Memoria Historica, memorialista, historiador aficionado y buscador de verdades sin ser historiador universitario. Vocal de la Asociacion Granadina para la Recuperacion de la Memoria Historica AGRMH y Secretario CEP de Memoria Historica del PSOE de Granada.