LA ZURDA

El galleguismo a través del Partido Galeguista

En este artículo hacemos una incursión en la Historia del galleguismo a través del Partido Galeguista, nacido en el mismo año que se proclamó la Segunda República.

El Partido Galeguista nació en el mes de diciembre de 1931 en Pontevedra. En la asamblea donde se creó la nueva formación política confluyeron varios sectores políticos y culturales galleguistas, aunque, sin lugar a dudas, destacaban dos formaciones: el Partido Galeguista de Castelao y Alexandre Bóveda, implantado en Pontevedra, y el Partido Nazionalista Repubricán, procedente de Orense, de Vicente Risco y Ramón Otero Predayo. También estaban presentes el Grupo Autonomista Galego de Vigo, Labor Galeguista y representantes de la Federación de Sociedades Galegas de Argentina, dado el peso de la emigración gallega en el país sudamericano.

El programa del nuevo Partido se basaba en un conjunto de principios nacionalistas: la defensa de la autonomía gallega y de la personalidad política de Galicia, pero también propugnaba el cooperativismo y el europeísmo. Aún así, en el seno del Partido había varias sensibilidades y posturas. Existiría un sector de izquierdas con Castelao y Bóveda, como principales líderes, frente a otro de derecha, con Risco como principal personaje, que rechazaba las relaciones del Partido con la izquierda española, y que, como veremos, terminará escindiéndose. En relación con la cuestión estrictamente nacionalista, habría que destacar la postura claramente independentista de la Sociedade Nazionalista Pondal de Buenos Aires.

El Partido tendría una base social interclasista formada por la pequeña burguesía urbana, propietarios agrarios e intelectuales. El Partido alcanzó una gran implantación social en Galicia. Se calcula que llegó a tener unos tres mil afiliados en sus primeros momentos. Sus juventudes se agruparon en la Federación de Mocedades Galeguistas, fundada en 1934 y con evidente fuerza. El órgano de la formación fue el semanario A Nosa Terra.

El Partido Galeguista se empeñó en que debía redactarse y aprobarse un Estatuto de Autonomía para Galicia. En 1932 participa, junto con el Partido Republicano Gallego y Acción Republicana, en la elaboración del proyecto. En las elecciones municipales de abril de 1933 obtuvo unos pésimos resultados, provocando un debate interno sobre el camino a seguir. El ala izquierda pretendía un acercamiento hacia los republicanos de izquierda del Estado, pero los conservadores de Risco se impusieron en la asamblea de octubre de 1933 y el Partido Galeguista se presentó a las elecciones en solitario, aunque no obtuvo ni un solo escaño. El nuevo Gobierno radical paralizó, por otra parte, el proceso autonómico gallego. Aunque el Partido Galeguista no participó en la Revolución de 1934 fueron desterrados Castelao y Bóveda, y se suspendió la publicación de A Nosa Terra. Estos hechos no fueron nada positivos para el Partido, con una clara caída de la militancia, pero determinaron que se impusiera la tesis de un acercamiento hacia el republicanismo de izquierdas como único medio para que se pudiera aprobar el Estatuto de Galicia. El ingreso del Partido Galeguista en el Frente Popular provocó que el ala conservadora se saliera del mismo y formara la Dereita Galeguista, con Risco al frente. La militancia se recuperó y se llegó a la cifra de cinco mil afiliados.

En las elecciones de febrero de 1936, el Partido Galeguista consiguió tres escaños en las Cortes. Castelao salió elegido diputado por Pontevedra.

El día 28 de junio de 1936 se celebró el referéndum por el Estatuto de Galicia, que fue aprobado.

La Guerra Civil paralizó la actividad del Partido en Galicia, dado el triunfo casi inmediato de la sublevación en la región. Algunos destacados galleguistas, como Bóveda, fueron fusilados o sufrieron una dura represión. En 1937, el Partido Galeguista abrió una sede en Barcelona, y se editó Nova Galicia, periódico dirigido por Castelao. La derrota de la República provocó el inicio del exilio.

El galleguismo se mantuvo en Argentina, donde Castelao se empeñó en la tarea, y también en Uruguay. En el interior, el Partido Galeguista se reorganizó en los años cuarenta con una estrategia más cultural, que le enfrentó a los galleguistas del exterior. En 1978, en la Transición, el Partido Galeguista fue refundado.

Podemos consultar el trabajo de Francisco Fernández del Riego, “Castelao no Partido Galeguista”, en Actas Congreso Castelao, Tomo I, 1989, págs. 49-58. Por otro lado, contamos con la tesis de Miguel Barros Puente, O Partido Galeguista e a revisión do nacionalismo”, leída en la Universidad de Santiago en 2008, y que se puede consultar en TESEO.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.