SUSCRÍBETE

Las elecciones en el Sexenio Democrático

Tras la Revolución de 1868, que derrocó a la reina Isabel II y terminó con el sistema político liberal moderado, se convocaron elecciones a Cortes Constituyentes. El sistema electoral debía cambiar también en un sentido democrático. Así pues, el 9 de noviembre de 1868 se publicó un Decreto fundamental en la historia electoral española, ya que estableció el sufragio universal masculino. En su preámbulo se lee lo siguiente:

Los radicales en el Sexenio Democrático

El Partido Radical o Radical-Democrático nació en 1869 después del asesinato de Prim, en los inicios del reinado de Amadeo de Saboya. Unió a los progresistas, a los radicales del fallecido general y político catalán, y a los demócratas, entre los que destacaron Nicolás María Rivero, Cristino Martos y Becerra. Estos últimos eran conocidos como los “cimbrios”, y constituían la minoría de los demócratas que no se había decantado claramente por el republicanismo, siendo más partidarios del accidentalismo político, ya que lo que primaba para ellos era el reconocimiento del sufragio universal y de los derechos, por lo que no tuvieron inconveniente en aceptar la Monarquía establecida en la Constitución de 1869, frente a la mayoría de los demócratas abiertamente republicana. El líder del nuevo partido era Manuel Ruiz Zorrilla.

Reflexiones sobre la Utopía

En la historia de la ciencia política las utopías han tenido una gran importancia como ejercicios intelectuales que los pensadores han realizado con el fin de presentar un programa o proyecto político para el futuro como alternativa a un presente que era contemplado como injusto o inadecuado. Pero también se han creado utopías negativas que anunciaban un mundo controlado por poderes que se escapaban a la voluntad de los hombres. Las utopías, en fin, han ejercido una evidente influencia, a pesar de sus críticos, a lo largo de la historia moderna y contemporánea, y han generado, y generan una evidente fascinación. Por fin, las utopías negativas parecen hoy en día muy reales.

Tres Repúblicas catalanas

En este artículo vamos a hacer un ejercicio histórico singular: estudiar los tres intentos de crear una República en Cataluña: en primer lugar, en la revuelta de los catalanes, nacida en 1640 contra las pretensiones centralistas planteadas por Olivares, en segundo lugar, el proyecto de abril de 1931, en pleno proceso de proclamación de la República Española, y por fin, el muy breve momento de octubre de 1934. Los proyectos fracasaron por motivos distintos, ya que nos encontramos en momentos históricos muy diferentes. En el primer caso tenemos que situarnos dentro de las coordenadas del Antiguo Régimen, en un momento en el que Francia tendría una intervención decisiva en este asunto dentro de su enfrentamiento con España por la hegemonía europea. En el segundo caso, ya en tiempos contemporáneos, habría que acercarse a las complejas relaciones en el seno del republicanismo español, y al miedo a que el Ejército no apoyase el proyecto general republicano en España por su clara oposición al nacionalismo catalán. Por fin, tendríamos que situarnos en el contexto de la Revolución de octubre de 1934, precipitada en España por la entrada de la CEDA en el gobierno, pero con una serie de particularidades en el caso catalán.

Arthur Groussier contra la guerra

Arthur Groussier (1863-1957) fue una figura francesa de intenso compromiso en el sindicalismo y la política en el ámbito de la izquierda, además de constituir un personaje clave en la historia de la masonería al establecer un Ritual que restauró el simbolismo en el Rito francés en 1938, y que se puso en marcha en 1955. Fue uno de los masones más comprometidos para mantener la Orden en los tiempos convulsos del régimen de Vichy. No se puede entender la masonería francesa de la primera mitad del siglo pasado sin acudir a Groussier, rigiendo desde los años veinte el Gran Oriente de Francia.

Los decembristas y la revolución liberal rusa frustrada

El movimiento decembrista ruso puede encuadrarse en el ciclo revolucionario europeo, que comienza en 1820 y culmina en 1848, contra el absolutismo y la Restauración. Lenin consideró que las transformaciones que pretendían los decembristas hubieran abierto la puerta al capitalismo y la sociedad liberal.

Stolypin en la crisis del zarismo

La Revolución de 1905 provocó que en el seno del zarismo surgiera una tendencia que se inclinó hacia la necesidad de emprender algunas reformas para evitar que volviera a estallar una revolución. Piotr Stolypin, ministro del zar entre 1906 y 1911, es el personaje clave en este momento, emprendiendo una política que mezclaba signos de modernización con la represión de cualquier contestación, empleando con profusión la pena de muerte, y el control de la Duma, disolviéndola cuando consideró oportuno.

La revolución republicana se frustró en Madrid

Decíamos que el mes de Mayo ha sido revolucionario en su historia. La revolución republicana frustrada en Madrid a la que nos referimos, ocurrió un 7 de mayo de 1848, gobernando el general Ramón María Narváez, bajo el reinado absolutista de Isabel II. Un pronunciamiento militar, apoyado por los progresistas más radicales de la época, pretendió instaurar la República. Ya se había intentado en el mes de Marzo. España se enfrentaba a una grave crisis económica y los sucesos revolucionarios extendidos desde Francia y otros países de Europa favorecieron el ambiente.

Banner 468 x 60 px