SUSCRÍBETE

El conservadurismo en el último tercio del siglo XIX

En este artículo intentaremos dar algunas claves sobre el conservadurismo a finales del siglo XIX, cuando los Estados liberales se habían asentado con un sistema político basado en el turno en el poder entre las dos familias básicas del liberalismo: el progresista o denominado liberal en sí, y el conservador.

El radicalismo europeo a fines del siglo XIX

En el seno del conjunto de fuerzas políticas del último cuarto del siglo XIX y comienzos del XX hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial destacarán los radicales al conectar con sectores sociales y de opinión que no se veían representados en los asentados Estados liberales, a pesar de haber contribuido a derribar definitivamente el Antiguo Régimen en el largo ciclo revolucionario anterior.

Las normas para las piscinas públicas en el Madrid de la República

El Ayuntamiento de Madrid aprobó en junio de 1932 unas normas para las piscinas públicas –instalaciones y funcionamiento- que rescatamos en este artículo. Se inscriben dentro de la política municipal de mejora de la sanidad e higiene en todo tipo de instalaciones públicas y privadas que Madrid emprendió en este período histórico, habida cuenta de los graves problemas en esta materia que se venían heredando del pasado.

Eran las siguientes:

1. Las piscinas debían tener entrada y salida de agua en relación con la capacidad de la piscina.

2. La entrada del agua se efectuará por el fondo y la salida por los orificios situados a nivel de la superficie del agua una vez llena la piscina.

3. El agua del abastecimiento de las piscinas deberá ser siempre potable.

4. Debían hacerse análisis bacteriológicos frecuentes del agua de la piscina para determinar su grado de polución (contaminación), y el plazo en que debe ser vaciada y limpia, y asegurar la debida vigilancia sanitaria.

5. Junto a la piscina debía habilitarse una sección de duchas en número suficiente, provistas de desagües.

6. Debía establecerse como obligatorio para entrar en la piscina la ducha previa y el jabonado.

7. Si, a pesar de las normas precedentes, el análisis del agua revelase peligrosa contaminación, habría que proceder por el sistema más económico y eficaz la clorización del agua.

8. Las piscinas estarían dotadas de revestimiento continuo de cemento.

9. La arena de los espacios destinados a los bañistas debía estar limpia y ser de río.

10. Se instalarán escupideras de agua corriente en los andenes, en proporción de una por cada diez metros cuadrados, como mínimo.

11. Existirá una instalación de retretes y urinarios para los dos sexos, en número suficiente en función de la capacidad de las piscinas.

12. Se prohibirá el acceso a la piscina a todo individuo sospechoso de tener enfermedad de la piel, del cuero cabelludo o de los ojos, o de cualquier otra enfermedad infectocontagiosa.

13. Se prohibía el acceso con calzado de calle a los espacios dedicados a los bañistas.

14. Se prohibía y se debía sancionar con severidad arrojar desperdicios o esputos al suelo.

15. Las prohibiciones de este reglamento debían señalarse en grandes carteles colocados en los sitios adecuados.

16. Debía existir un botiquín de urgencia a cargo de un médico, dotado del material e instrumental quirúrgico propio de los campos de deporte.

17. Se deberá disponer de un aparato de respiración artificial.

18. Cuando no se vertían los desagües a la atarjea se depuraría el agua de los mismos.

19. No se autorizaría el funcionamiento de ninguna piscina sin el informe previo del Negociado de Sanidad para asegurar el cumplimiento de este reglamento.

Hemos empleado como fuente el número 7.291 de El Socialista.

El fin de la esclavitud en los Estados Unidos

La esclavitud en Estados Unidos fue abolida por la Proclamación de Emancipación del año 1863, promulgada por el presidente Abraham Lincoln en plena Guerra de Secesión. Este texto fundamental en la Historia de la Humanidad consta de dos decretos presidenciales. El primero era del año anterior, es decir, de 1862, y establecía la libertad de todos los esclavos negros en la Confederación. El segundo, fechado el primer día de 1863, señalaba el nombre de los Estados donde se aplicaría la liberación. Curiosamente, al no citar a los Estados del Sur que no se habían separado de la Unión, ni a los que habían sido reintegrados hasta esa fecha, y al permitir algunas exenciones de esta disposición en distritos y condados de otros Estados, no se estableció la liberación total.

Ramón Rubial Cavia

Nació en Erandio en 1906, trabajando de tornero toda su vida. Fue presidente del PSOE entre 1976 y 1999, aunque ya en 1967 en el Congreso del exilio se le aclamó para ese puesto sustituyendo al veterano Pascual Tomás. Acendrado seguidor de Prieto, perteneció desde los tiempos de la segunda república a la corriente política y reformista del socialismo español, participando en la insurrección de 1934 en Erandio.

El Antiguo Régimen y la Revolución de Alexis de Tocqueville

Si los autores liberales de la época de la Restauración fueron eminentemente narrativos y los románticos, por su parte, defensores a ultranza del pueblo, pecando de poco rigurosos en el análisis historiográfico, hay otro grupo de historiadores decimonónicos, que, aunque heterogéneo en sus ideas tiene en común su preocupación por encontrar causas y formular explicaciones en relación con la Revolución Francesa. Entre ellos, destacaría Tocqueville, en cuya obra nos centraremos en este artículo.

Banner 468 x 60 px