HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

“Mi adorado Monster”, una declaración de amor al fantaterror con muchas risas


  • Escrito por Alicia G. Arribas
  • Publicado en Cine
(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

El cineasta Víctor Matellano vuelca en su último largometraje, "Mi adorado Monster", todo su amor por el género fantástico y de terror español que lleva años investigando y absorbiendo. Como base de este falso documental, ha elegido una cinta maldita, "Los resucitados", que tardó 23 años en llegar al público.

Autor unos cuantos documentales "auténticos", como "Regresa el Cepa" (2019), su fuerte es el fantaterror, un género en el que se ha explayado con numerosos cortometrajes, como los seleccionados para los premios Goya: "Tío Jess"(2012) o "La cañada de los ingleses" (2014).

"Lo bueno de 'Mi adorado Monster' es que no se sabe qué es verdad y qué ficción; el espectador se sorprendería porque lo que parece que es inventado es lo más real y al revés", se ríe el director madrileño, que charla con Efe con motivo del estreno de la cinta mañana viernes.

En realidad, la película se cuenta en "muchas capas", explica. "El espectador que lea entre líneas verá que el gancho es la risa, pero dentro hay subtextos de bastante envergadura porque estamos hablando de la fragilidad de la psique humana, con los proyectos y con los vaivenes de la vida.

Me gusta que el espectador pueda elegir su nivel de implicación", concluye. Además de muy divertida, "Mi adorado Monster" muestra "la historia humana, la epopeya casi", dice Matellana, de alguien que encuentra el sentido de su vida "en rodar por rodar hasta que termina su película.

Arturo de Bobadilla es un Quijote muy divertido". "Mi adorado Monster" sigue al propio Bobadilla, quien asegura que le persigue un monstruo, y recoge testimonios "auténticos" de personalidades como Alaska, Santiago Segura, Álex de la Iglesia, Javivi, Valeria Vegas, Ángel Salas, Antonio Mayans, Pedro Ruiz o Millán Salcedo sobre Bobadilla y su película.

En 1995, al tiempo que ruedan "El día de la bestia", de Álex de La Iglesia, Manuel Tallafé y Santiago Segura participan también en un proyecto llamado inicialmente "El hombre lobo contra los templarios", rebautizado como "Los Resucitados", un 'one hit wonder' de Arturo de Bobadilla, que tardará veintitrés años en completarse y estrenarse.

Producida por Enrique López Lavigne, que también colabora como actor, "Mi adorado Monster" está escrita a medias entre Matellana y Tallafé, que se apoya en Segura para explicar desde el principio el misterio de "Los resucitados".

Tallafé es también el encargado de hilar este guion que incluye un "entrevistador" poco habitual (tan surrealista como la propia película) que es Antonio Miguel Carmona, e incorpora la feliz idea de mostrar "Los resucitados" a diversos actores españoles, que la ven por primera vez: Carlos Areces, Héctor Cantolla, Macarena Gómez, Cristina Alcázar, Manuel Bandera, Diego Arjona y Tony Fuentes.

Pero sobre todo, "Mi adorado Monster" es un homenaje a los creadores españoles del fantástico y en concreto, al "Spanish Horror que bebe del género", en palabras de Alaska, que -aún entre risas- no oculta el drama de la gestación de una de las películas malditas del cine español, de tortuosa y caótica producción, que tardó veintitrés años en poder estrenarse.

"El cine de fantaterror de aquella época dio mucho dinero y se vendió mucho al extranjero cuando nuestras comedias -ni entonces ni ahora- se exportaban porque es un humor muy local. Entonces el género estaba muy denostado en España; ahora no -considera Matellana- ahora está de moda y gracias a las nuevas generaciones que están desprejuiciadas se ve desde otra perspectiva".

"Hoy todo es muy guay, pero lo que hace Arturo en los años 90 es de francotirador", sentencia. En medio, sentidos agradecimientos a Paul Naschy (Jacinto Molina), y a su doblador, Héctor Cantoya, a Iván Zulueta, o a la mítica librería de cómics Ozymandias, terminando por reconocer a uno de los actores españoles más prolífico y menos visto, Javier Botet, con más de cien películas en su haber, aunque pocas veces con su propio rostro.

La "niña Medeiros", de "{Rec}", la anciana de "Malasaña 32", la bruja de "It: Capítulo 2", o la terrorífica mamá de "Mamá" son el mismo monstruo que persigue al director, un delicioso y tierno personaje que también funciona como 'pepito grillo' del director que, por su parte, le reprocha que su atuendo de templario (otra "capa" de la película) deje ver sus Nike. "Es un tío maravilloso, de una generosidad inmensa", dice Matellano de Botet.

"Es un gran actor pero ahora se está viendo que es un gran actor de comedia; tiene vis cómica y maneja como nadie el ritmo de la comedia. Y además es nuestro monstruo nacional; en los años 30 habría sido Boris Karloff, Christopher Lee...está a esos niveles".

"Y le hizo mucha ilusión rodar con Millán Salcedo que es manchego, como él", y que hace una parodia desternillante de un crítico de cine fácilmente reconocible.

El círculo de "Mi adorado Monster" se cierra con la proyección de la película, a partir de mañana viernes, en el mismo cine donde se rodó: los Renoir Princesa de Madrid, entre otras salas españolas.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.