HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La inflación bajó al 8,5% en la eurozona y al 9,9% en la UE en febrero


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La tasa de inflación anual se redujo en una décima tanto en la eurozona como en el conjunto de la Unión Europea (UE) en febrero con respecto al mes anterior, hasta el 8,5 % y el 9,9 %, respectivamente, según los datos publicados este viernes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

La inflación encadena así cuatro meses de descensos en ambas zonas desde el pico que alcanzó el pasado octubre, del 10,6 % en el área del euro y del 11,5 % en los Veintisiete.

En cambio, la inflación subyacente, que excluye la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco por tener un comportamiento más volátil, subió tres décimas en febrero, hasta el 5,6 %; mientras que el aumento de los precios si sólo se excluyen la energía y los alimentos frescos fue del 7,4 %, también tres décimas más.

Eurostat confirma así sus estimaciones preliminares para la eurozona en un mes en el que España se situó como el tercer país de la UE con la inflación más baja (6 %, una décima menos de lo estimado inicialmente), solo por detrás de Luxemburgo (4,8 %) y Bélgica (5,4 %).

Los precios de alimentos frescos, alcohol y tabaco han sustituido a la energía como el principal impulso a la inflación, al registrar en febrero una tasa del 15 %, nueve décimas superior a la de enero, mientras que el encarecimiento de la energía se moderó hasta el 13,7 %, lo que supone un descenso de más de cinco puntos con respecto al mes anterior.

Dentro del primer grupo, el aumento de precios fue mayor entre los alimentos procesados, alcohol y tabaco, del 15,4 % (cuatro décimas más que en enero), que en los alimentos frescos, con un 13,9 % (2,6 puntos porcentuales más).

Por otro lado, la inflación de los bienes industriales no energéticos aumentó en una décima, hasta el 6,8 %, mientras que la de los servicios creció cuatro décimas, hasta el 4,8 %.

Así, el descenso de la tasa de inflación en la eurozona desde octubre se explica por la reducción de precios de la energía (que llegaron a incrementarse un 41,5 % ese mes), ya que el precio del resto de componentes ha seguido aumentando desde entonces.

Entre los países de la UE, quince de ellos vieron reducirse la tasa de inflación, mientras que esta aumentó en diez Estados y se mantuvo estable en dos.

Además de Luxemburgo, Bélgica y España, se situaron por debajo de la media de la eurozona Grecia (6,5 %), Chipre (6,7 %), Malta (7,0 %), Francia (7,3 %), Finlandia (8 %) y Dinamarca (8,3 %).

Aunque superaron esa media, Portugal (8,6 %), Países Bajos (8,9 %), Alemania (9,3 %), Eslovenia (9,4 %), Suecia (9,7 %) e Italia (9,8 %) registraron cotas inferiores al 10 %, mientras que el resto alcanzaron los dos dígitos.

Este fue el caso de Austria (11,0 %), Croacia (11,7 %), Rumanía (13,4 %), Bulgaria (13,7 %), Eslovaquia (15,4 %), Lituania y Polonia (ambas 17,2 %) , Estonia (17,8 %), República Checa (18,4 %), Letonia (20,1 %) y Hungría (25,8 %).