HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

“El menú”: la experiencia gastronómica más extrema


  • Escrito por Pilar Salas
  • Publicado en Cine
(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

No es la primera vez que el cine pone el foco en un restaurante, aunque en "El menú" no sea el escenario de una relación romántica ni de lucha de egos de cocineros ni de familias rotas por el trabajo, sino de la experiencia gastronómica más intensa y extrema que cualquier comensal podría ansiar.

En este "thriller" con gotas de humor negro dirigido por Mark Mylod ("Juego de Tronos", "Succession" o "Shameless") que llega este viernes a los cines españoles, la acción transcurre en el exclusivo restaurante Hawthorne, una sátira de aquellos establecimientos que provocan el deseo irrefrenable de acudir a cualquier 'foodie' que se precie bajo la promesa de una experiencia única y costosa.

El cocinero al mando tiene que estar a tono y así lo interpreta Ralph Fiennes, cuyas heridas emocionales se irán destapando plato a plato para asombro y terror de los comensales, personajes que a su vez entrañan una ácida crítica social. En "El menú" nadie sale bien parado.

"No coman, saboreen", indica el cocinero Slowik (Fiennes) a sus recién llegados comensales a la isla que aloja Hawthorne, una parodia oscura de restaurantes y clientes que buscan una experiencia culinaria más allá de disfrutar de los platos, sus técnicas y los ingredientes que los integran.

"El menú" está compuesto por ocho pases y una sorpresa final en forma de los 'petit fours' más amargos que han preparado el prestigioso cocinero y su displicente equipo -aquí no hay más gritos que los del obediente ¡sí, chef!- para un grupo de comensales que muestran la ridiculez del circo gastronómico y, con ello, de la sociedad actual.

Nicholas Hoult ("Mad Max: furia en la carretera") es el grotesco grupi dispuesto a exaltar todo lo que proponga el cocinero y será su escéptica pareja, interpretada por una hierática Anya Taylor-Joy ("Gambito de dama"), quien le haga aterrizar en la realidad dentro y fuera del plato.

Son dos de los invitados a una cena excepcional en la que comparten comedor con un actor venido a menos, una crítica gastronómica que se proclama artífice del éxito de Hawthorney, un grupo de prepotentes influyentes o un político incapaz de recordar solo uno de los platos de los que ha podido disfrutar en sus varias visitas al restaurante gracias a su privilegio económico, pagado por contribuyentes a quienes sólo se les permite soñar con ese menú.

Un variopinto repertorio a cargo de Janet McTeer, Judith Light, Reed Birney, Paul Adelstein, Aimee Carrero, Arturo Castro, Mark St. Cyr, Rob Yang y John Leguizamo encarna esta escueta pero acertada representación de una sociedad a la que los guionistas Seth Reiss y Will Tracy se han encargado de caricaturizar en "El menú".

Aunque en los planos se muestren creaciones como el pan sin pan o los tacos que en sus tortillas evidencian las debilidades de los comensales, el espectador no debe esperar una película gastronómica, sino una sucesión de platos en los que el esperpento social va tomando forma hasta la supuesta redención.

Ni "Hierve" ni "The Bear", las dos últimas incorporaciones al cine de temática gastronómica ni, por supuesto, "Ratatouille", ese hito de la animación que incluso sirvió de inspiración a cocineros poco avezados que sufrieron la ira de Alberto Chicote en "Pesadilla en la cocina", comparten contenido culinario con este largometraje.

"El menú" tiene como escenario un restaurante pero bien podría ser cualquier empresa de otro ámbito para denunciar el esnobismo y el clasismo.

Pero si algún día se encuentran en un restaurante como jefa de sala a Elsa (Hong Chau) huyan, por si acaso.

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.