HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Rosa Amor del Olmo

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Los retos de los jóvenes en las redes sociales

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Acta est fabula. El espectáculo ha terminado. (Suetonio, Vida de Augusto, 99, 1)

En el día a día, las jóvenes generaciones se apasionan con retos de todo tipo, que se hacen notar sobre todo en Instagram y TikTok. Pero, ¿qué explica el éxito de estos retos entre los menores de 30 años? Para los jóvenes que son más intrépidos, sus desafíos se convierten en peligrosos. Entre los muchos retos comprometidos que asumen los jóvenes en las redes sociales, se encuentran los juegos de no oxigenación, como el juego de la bufanda o el del tomate, que consisten en provocar un desmayo por estrangulamiento. Suelen jugarse en grupo y los jóvenes se filman a sí mismos y cuelgan los vídeos en las redes sociales.

La sensibilidad: sentir es vivir

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Todos nacemos ultrasensibles e hiperemocionales porque, en los primeros meses, nuestras conexiones neuronales son demasiado numerosas. En cuanto a la relación con nuestras emociones, se construye según la forma en que quienes nos rodean las acogen, las tienen en cuenta o, por el contrario, las niegan o las ignoran. De ello dependerá la facilidad o dificultad de adaptación a lo inesperado, a la novedad, a salir de nuestra zona de confort. Según Freud, el yo de cada individuo, debido a las particularidades de su historia y su biología, tiene un umbral de tolerancia a partir del cual se "desconecta". Esto significa que las experiencias perturbadoras pueden provocar fases de hipersensibilidad temporal en las que ya no podemos soportar nada. La edad también nos hace más sensibles.

Capítulo VI

(Tiempo de lectura: 6 - 11 minutos)

No era posible que Benito estuviera vivo, ¿Cómo podía ser? ¿Tal vez fue una visión? El Coronel no era “tan malo” como parecía.

— ¿Me estará probando? (se decía Sonia una y otra vez). Pero por qué esa necesidad de torturarme. Claro, tal vez lo que quería era saber mis reacciones como si yo no lo supiera. Soy mucho más aguda que él. Pero alguien debió morir en los altercados sucedidos en la universidad y alguien debió morir precipitadamente en la cárcel. No entiendo a este hombre, pero no me la va a dar. No pienso enseñar mis armas hasta que no le tenga dominado. Pobre Julián Grimau, ni intento de fuga de la cárcel ni nada. (hablaba en alto nuestra Sonia convertida en el Profesor Salvador Molinero)

Mis queridos bandoleros

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Se podría decir sin temor a engañarse que ¡Me han empapelao! Literalmente, y te tienes que aguantar, ¡con lo que he sido yo!. ¿Cuándo le sucede esto a un ciudadano? Muy sencillo. Esto sucede cuando vives en Madrid y día a día vas sorteando a la pasma o picoletos (de toda la vida) y cuando casi lo consigues te pillan de marrón, te paran, te buscan las vueltas y te calzan la multa del día. Sin ninguna razón aparente o al menos con razones que siempre se pueden recurrir, empapelándote las ideas, el bolsillo y tu humor, maltrecho y bapuleado para esa semana. Ni qué decir tiene, claro, que a base de mucha madurez y actitud zen y por qué no, varios paquetes de Trankimazin pues te quedas como mirando al infinito y como dominando la situación, así, como por encima de las circunstancias intentando aparentar que te da igual, con lo del proverbio chino: homble supeliol domina homble infeliol. ¡Y un huevo! Yo ya no sé cómo hacer las cosas porque las haga como las haga Ellos siempre llevan la razón y siempre termino con una denuncia de 90 euros en la mano, aunque les regale una botella de Anis del mono, por lo de decirles que mi DNI está hasta en las botellas.

Ministra de la felicidad

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

En la actualidad en Dubai1, uno de las primicias y distinciones más importantes que tiene este país con respecto a otros es sin duda el programa de felicidad y alegría encabezado por una ministra de la felicidad. Ya el 7 de marzo de 2016, Su Alteza el Jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, Vicepresidente y Primer Ministro de los EAU y Gobernante de Dubái, revisó el Programa Nacional para la Felicidad y el Bienestar (antes: Programa Nacional para la Felicidad y el Positivismo) presentado por Su Excelencia Ohood bint Khalfan Al Roumi2. (es una mujer)

  • Publicado en Global

Capítulo V

(Tiempo de lectura: 9 - 18 minutos)

El Coronel habiendo probado la reacción de Sonia al comunicarle que su amigo y vecino Benito había sido capturado como cabecilla de terrorismo contra el régimen, quiso sin duda aprovechar la ocasión. Se sintió complacido por la frialdad de Sonia. Efectivamente así se mostró, aunque por dentro pensó que moriría del dolor. Según iban pasando los meses del 68 sucedieron muchas revueltas estudiantiles en Madrid, fruto de los acontecimientos de mayo en París. El 1 de marzo, el gobierno decidió el cierre de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, «por alteración de la vida académica». Los estudiantes, reunidos en asamblea, fueron desalojados como no podía ser de otra manera por la Policía Nacional. Éstos cortaron el tráfico y pincharon los neumáticos de varios autobuses. Se produjo una carga policial descomunal que se saldó con varios heridos, muertos y detenidos. Allí estaba Joseph Massip, el joven médico amigo de Sonia. Según relató a la policía pasaba por allí, pero que a lo que iba era a dar un vistazo a los preparativos –auspiciado por Massip padre- de los quirófanos y materiales para lo que posteriormente fue la inauguración en julio, de la Ciudad Sanitaria Francisco Franco, antiguo Hospital Provincial.

¿Qué es un hikikomori?

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Este término japonés se refiere a personas, a menudo jóvenes, que no salen de sus habitaciones durante semanas, meses o incluso años. Son invisibles. Y esa es su principal característica. En España, el fenómeno de los hikikomori sigue siendo muy desconocido. Esta palabra, que puede traducirse como "enclaustrarse", designa a los reclusos sociales, esas personas, casi siempre jóvenes, que ya no salen de su habitación, aislándose del resto del mundo durante semanas, meses o incluso años. Para los psiquiatras, esta enfermedad sigue siendo un enigma.

A propósito de Carlitos

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

La envidia, ha sido y sigue siendo uno de los males que más y peor azota a la humanidad. El hombre tiene problemas para poder reconocer en el otro a alguien que es mejor o que simplemente se ha esforzado más y como recompensa a ese esfuerzo sus resultados son mejores que los nuestros. Así es.

Capítulo IV

(Tiempo de lectura: 9 - 17 minutos)

Por aquellos años posteriores a la posguerra todo parecía ir bien, tal y como eran los años 65 a 68 en Madrid, un decorado de cartón piedra, el dolor escondido, años de mutismo social y prohibición de comunicar. Un fondo que sustentaba las grandes diferencias que existían entre unos españoles y otros.

Con el complejo de Cenicienta a cuestas

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

Figura clave de los cuentos populares, desde los hermanos Grimm hasta los estudios Disney, pasando por Charles Perrault, Rossini y otros más que siguen haciendo versiones, Cenicienta ofrece la fábula moral de un destino invertido. También es la encarnación de la grandeza oculta, incluso reprimida, de una persona de gran potencial innato a la que, un día, un acontecimiento milagroso le devolverá la gloria merecida.

Al hilo psiquiátrico de la pandemia

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Los gobiernos y los medios de comunicación describieron en su momento, la pandemia y la crisis sanitaria de Covid 19 como una "guerra", con un "enemigo invisible", que afectaba a toda la población. La excepcional situación sanitaria y su cobertura mediática generaron una sensación de miedo y estrés global. En una situación de crisis, los niños dependen esencialmente de los adultos de referencia (padres, tutores, profesores, etc.) para determinar sus respuestas emocionales y de comportamiento. Se ha demostrado que cuando las "figuras de referencia" son capaces de tranquilizar al niño y explicarle la situación, éste tiene un mayor nivel de bienestar psicológico. Por el contrario, tener un padre ansioso o deprimido durante una epidemia aumenta el estrés que siente el niño. Para los niños ha sido una etapa extraña de no poder ver el rostro de su maestro/a, de no poder ver por ejemplo, la manera en que se pone la boca para decir los fonemas cuando aprenden a leer.

La alegría y la sustancia de Spinoza

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

En el tratado sobre la Ética, Spinoza examinó las emociones y las pasiones del ser humano. Dado que éste no es una sustancia en sí misma, sino un modo de la Sustancia Infinita, como tal pertenece a la Naturaleza y busca en consecuencia no únicamente el conocimiento científico, sino la felicidad. En esta búsqueda actúa uno de los niveles del conocimiento (amor intelectual, amor a Dios) concretamente, el que hace referencia al conocimiento sensible y a la imaginación.

Capítulo III

(Tiempo de lectura: 9 - 18 minutos)

Había sido una conmoción bastante grande la marcha de Sonia para Benito Molina-Armengol, el amigo y vecino de Sonia con quien tenía una gran amistad. Bien es verdad, que al menos, Sonia le envió una carta que el Coronel —para no levantar sospechas— le hizo llegar. Estaba escrita en clave para que su minusválido amigo Benito, la leyera y supiera de ella. Como sabía que Gabriel el otro vecino y compañero de Facultad de Sonia estaría vigilando y no se fiaban de si habría sido interceptada la carta, no escribió nada que dejara sospechas. Todo en las mismas claves de siempre, las claves de la clandestinidad que Benito y Sonia dominaban.

¿De qué se trata? que me opongo. Decreto anticrisis a lomos de Troya

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

El objetivo de cualquier movimiento de oposición a un gobierno es el de desmarcar sus opiniones e ideas, es decir, hacer tambalear por incredulidad lo que exponen. Lo que en ocasiones pretenden los partidos como el PP es que pasen de la franja extremista de la sociedad a la corriente principal. La naturaleza en red de la tecnología digital facilita esta demarcación, en primer lugar, porque ahora todo el mundo puede publicar contenidos y difundirlos en cualquier lugar. En segundo lugar, porque esta red de contactos hace que sea mucho más fácil trasladar ideas, opiniones y contenidos entre diferentes plataformas y comunidades. Ya sabíamos hoy que Feijoo no iba a apoyar nada de lo que haga el Gobierno, hoy en concreto al rechazar el proyecto de ley anticrisis. Nada nuevo por aquí.

¿Qué es la prosodia?

(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Sabemos que los niños de pocas semanas distinguen su lengua materna de otras. En un experimento con bebés franceses (Mehler, 1988) demostraron que éstos distinguían el francés del ruso por sus diferencias en la prosodia.

Entre Troll y Hater: la cultura del odio

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

Según Michael Stora, psicoanalista y fundador L’OMNSH (Observatoire des Mondes Numériques en Sciences Humaines) Observatorio de Mundos Digitales en Ciencias Humanas, es importante distinguir al hater del troll. La figura del troll -Para Stora- apareció por primera vez en los videojuegos en línea, donde vino a trastornar las reglas del juego y romper la atmósfera. Más ampliamente, se convirtió en alguien cuya vocación era socavar un sistema, cuestionar ciertos hechos establecidos. El progreso del troll crearía una forma de resistencia frente a un discurso mayoritario. En las principales redes sociales, el troll mantiene un espejo que deforma la majadería/estupidez humana, de una manera más o menos irónica, puede que hasta divertida, ingeniosa y creativa. Hacen con sus comentarios en Facebook, Instagram o Twitter, que las cosas no parezcan tan mecánicas. En ocasiones aportan un poco de “sufridera” con su crítica ciertamente caricaturesca y mordaz.

Capítulo II

(Tiempo de lectura: 8 - 15 minutos)

Los padres de Sonia, Elisa Martínez y Juan Santiago Burgos eran una pareja de bien, terratenientes, pertenecientes a la alta clase burguesa que en la posguerra y como medio de supervivencia, habían creado con éxito una fábrica de químicos. Juan Santiago era ingeniero químico y Elisa había realizado antes de la guerra estudios de empresariales, contabilidad y dirección en la Universidad Central, unos conocimientos que después desarrolló mucho más con su buen hacer y su inteligencia increíble. La fábrica Lavande-Terrier había conseguido lanzar una gama de perfumes cuyo éxito la había convertido en uno de los referentes de la producción española de los años del franquismo. Lo que más y mejor dominaban en la fábrica era la creación de nuevas fórmulas químicas y quien dice químicas dice nucleares solía decir muchas veces Juan Santiago, en tono burlón. La industria química producía muchas cosas más, pero la línea de cosmética y parfum dirigida por Elisa con fragancias únicas, cremas, jabones… Tenía gran éxito entre las burguesas de la sociedad española del momento. Todos sus esfuerzos por exportar estos productos comenzaban a dar resultados muy sustanciosos, y toda mujer quería oler como aquellas que se anunciaban en Lavande-Terrier, entre ellas se encontraba la mujer de Franco. Su línea de complementos con diseño les estaba dando muchos beneficios y popularidad por sus donaciones a orfanatos y su presencia en la vida pública y social.

Sin mirar las cosas del mundo (fides quaerens intellectum)

(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

No es de extrañar que algunas personas piensen en no querer volver a mirar al mundo. En realidad, es lo que hace la mayoría al volverse y adentrarse casi sistemáticamente en los programas de televisión que tenemos hoy. Cualquiera -y esto no es cuestión de estudios sino de visión social, de intuición o educación- puede darse cuenta de la gran mentira en la que vivimos. Con franqueza, no sabemos nada de lo que está sucediendo ni en Ucrania ni tampoco los millones de rusos que viven allí, no hay que engañarse. ¿Quién es quién en todo esto? Para conocer la verdad hay que entrar en uno mismo, hay que interiorizarse, como ya se ha visto en San Agustín. Intra in cubiculum mentis tuae, dirá también San Anselmo. Según esto, lo peor que puede hacer el hombre para conocer es mirar las cosas del mundo, porque la verdad, no están en las cosas, sino en Dios, y a Dios no encuentra el hombre en sí mismo. Y como la verdad es Dios, la vía para llegar a ella es la caritas: solo por el amor llegamos a Dios, y solo Dios es la verdad; no es otro el sentido del fides quaerens intellectum de San Anselmo. San Buenaventura va a llamar a la filosofía camino de la mente hacia Dios (Itinerarium mentis in Deum) y se parte de la fe. Con esto queda señalada la situación de la filosofía medieval en sus primeros siglos. Para muchos esta “filosofía medieval” de contemplación divina, donde un Ser Superior gobernaba nuestra vida es la que procede como forma de vida, hoy. Lástima que aquel Dios Superior fuera casi peor que las guerras y rumores de guerras en las que vivimos. Fue el Dios apóstata creado por los hombres, solo que ese concepto, no es Dios. Había que dominar las mentes. Hoy también. ¿porqué? Porque ese mismo concepto de dios del miedo, de dominio se ha multiplicado en muchos dioses. Esos son los que impiden ser feliz al individuo. Es el Dios inventado por los hombres quien vuelve a gobernar -como la edad media- nuestras almas.

Prácticas pedagógicas postpandemia: una fractura metodológica transformada en pragmatismo

(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

La cultura del aula es una base muy importancia de convivencia en España así como en los países vecinos. La forma presencial en las aulas, garantiza una unidad de tiempo y espacio que permite a todos los alumnos beneficiarse de una oferta pedagógica común. El encierro cuyo comienzo fue en la primavera de 2020 puso un freno brutal a la conciencia de grupo de clase. Aniquiló lo que era posible y casi natural para los profesores y también para los alumnos. Alrededor de un tercio de los educadores se encontraron con la sensación de que su actividad estaba impedida o incluso mutilada, por la ausencia de encuentro con su alumnado. Una gran parte de esta clase –profesores universitarios- trató de recuperarse como pudieron, y otra gran parte de ellos buscaron nuevas formas de enseñanza y construyó nuevos recursos didácticos, también como automotivación. Han sobrevivido a este caos, los grados y másters que nacen concebidos como educación elearning, online para entendernos. Ya está todo construido para que se pueda desempeñar con alto nivel académico una enseñanza compleja pero de rigor, que asiste de una forma muy personalizada al alumnado. Bien es verdad que hay algunas disciplinas –medicina, fisioterapia, odontología- cuya mayor carga lectiva se realiza sobre la práctica presencial. Pero otras formas se han desarrollado a escalas inimaginables: las humanidades, las lenguas, los debates, las conferencias…han sido recursos muy loables de implementación en grados como el derecho, el magisterio o las ciencias políticas y filosofía.

Marujas y marujos en la concepción moral volteriana

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Hay mujeres y mujeres, esto siempre lo he dicho y lo mantengo. Me toca un pelín las narices la animadversión con las mujeres que deciden quedarse en su casa cuidando de sus hijos y de su casa. Esto parece -hoy en día- una ofensa, cuando yo creo que es otra hipocresía intolerante más de estos nuestros días. En el fondo muchas y muchos llegan a ser maruja en cuanto la vida les brinda la oportunidad porque ¿quizá quieren ocuparse de su familia? Sabemos que esa acción te dejará sin trabajo para siempre. ¡voilà! Esa es la consideración que se otorga a esa elección. Ahora también se castiga a las mujeres -generalmente son otras mujeres las que muestran un índice elevado de crueldad- llamando marujas a las que de forma libre eligen un sistema de vida que no es el de la ejecutiva maravillosa, trabajadora como nadie y mujer formadísima y superguay, que lleva todo manga por hombro pero que trabaja fuera de su casa. ¡Vamos a machacar a las que no pueden ser así!

¿Quién fue Lidia de Tiatira?

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Lidia de Tiatira1 era una vendedora de púrpura que vivía en Filipos, Grecia. Hoy se la considera una figura representativa de la aceptación de la fe en Cristo por la difusión del Evangelio. En Hechos 16:14-15, Lucas describe cómo se sucedió el contacto con esta poderosa mujer.

Una reflexión sobre los milagros por Semana Santa: Hemorroisa (la mujer con flujo de sangre)

(Tiempo de lectura: 4 - 8 minutos)

Marcos 5

25 Y una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años,

26 y había sufrido mucho a manos de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía,

y de nada le había aprovechado, sino que le iba peor,

27 cuando oyó hablar de Jesús, se acercó por detrás entre la multitud y tocó su manto.

28 Porque decía: Si tocare tan solo su manto, quedaré sana.

29 Y al instante la fuente de sangre se secó, y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel padecimiento.

30 E inmediatamente Jesús, conociendo en sí mismo que había salido virtud de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?1

31 Y le dijeron sus discípulos: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?

32 Y él miraba alrededor para ver a la que había hecho esto.

33 entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella se había hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.

34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha sanado; ve en paz y queda sana de tu aflicción.

  • Publicado en Cultura

El síndrome de Caín entre nosotros

(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

Las relaciones tensas y rotas entre hermanos, son tan antiguas como la humanidad misma. Caín de antaño fue el primero en dejar que el cáncer de la amargura y la malicia le corrompiera el corazón; cultivó el terreno de su alma con envidia y odio, y permitió que esos sentimientos maduraran en él hasta hacer lo inconcebible: asesinar a su propio hermano y convertirse, en el proceso, en el padre de las mentiras.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider