Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Mercedes Peces Ayuso

Licenciada en Filología Hispánica (1984-89) y en Filología Alemana (2001-04) por la universidad de Salamanca, con diplomaturas en italiano y portugués. Vivió 10 años en Alemania, donde dio clases en la VHS (universidad popular) de Gütersloh, Renania del Norte-Westfalia, desde 1993 a 2000.

Posteriormente, ya en España, decide dedicarse a la traducción y corrección de libros y textos de diversa índole, labor que sigue ocupando a día de hoy.

Es miembro de la AEPE (Asociación Europea de Profesores de Español), de ASETRAD (Asociación Española de Traductores e Intérpretes) y otras entidades relacionadas con la traducción.

Asimismo, colabora como traductora honoraria para diversas ONG.

Cuentos de la Alhambra contados por un yanqui

«Para él [el español] no hay desgracia; la soportan sus hombros sin encogerse, lo mismo que cuando cuelga de ellos la raída capa. El español es siempre un hidalgo, aun en hambre y en harapos»

Cuentos de la Alhambra, 1829-32, Washington Irving

  • Publicado en Cultura

El juego de Ender

«Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran»

El juego de Ender, 1985, Orson Scott Card

  • Publicado en Cultura

Reunión tumultuosa

«Esto es la vida, un negro que pretende ser una mujer blanca, dando pasos de baile de un ballet que no ha visto jamás, ataviado con ropas de un material totalmente impropio de un clima cálido, en un césped importado de Inglaterra y besando el rostro pétreo que destruyó su nación, filmado por una mujer considerada árbitro del buen gusto. Nada podría expresar mejor el carácter de la vida en Sudáfrica»

Reunión tumultuosa, 1971, Tom Sharpe

  • Publicado en Cultura

Platero, yo y todos los demás

«Tú, platero, estás solo en el pasado. Pero ¿qué más te da el pasado a ti, que vives en lo eterno, que, como yo aquí, tienes en tu mano, grana como el corazón de Dios perenne, el sol de cada aurora?»

Platero y yo, 1914, Juan Ramón Jiménez

  • Publicado en Cultura

La muerte de Arturo y el fin del Reino de Verano

«También mucha gente


conoce los versos que están escritos sobre su tumba:


HIC IACET ARTHURUS, REX QUONDAM REXQUE


FUTURUS (aquí yace Arturo, rey en otros tiempos y futuro


rey)»

La muerte de Arturo, 1485, sir Tomas Malory

  • Publicado en Cultura

El mito de Sísifo y el moderno hater

«La roca sigue rodando. Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña la fidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. Él también juzga que todo está bien»

El mito de Sísifo, 1942, Albert Camus

  • Publicado en Cultura

La madre de Frankenstein se ha quedado huérfana

«Así comprendí que las jaulas no siempre estaban fuera, en las amenazas y los chantajes de las personas que tenían el poder. También podían estar dentro, incrustadas en el cuerpo, en el espíritu de todas las mujeres perdidas que asumían mansamente un destino que no habían elegido, solo porque otros habían decidido que lo que más les convenía era volverse decentes»

La madre de Frankenstein, 2020, Almudena Grandes

  • Publicado en Cultura

Gramática parda o cómo inspirarse en Flaubert

«Gramática es el arte de convertir correctamente, el ir muriendo en un ir viviendo, con arreglo a las normas dictadas por la experiencia de la falsedad y en concordancia con los recuerdos de lo inexistente»

Gramática Parda, 1982, Juan García Hortelano

  • Publicado en Cultura

A sangre fría, helada

«Todos los crímenes podían considerarse como variantes del robo.

Incluido el asesinato. Cuando matas a un hombre, le robas la vida»

A sangre fría, 1966, Truman Capote

  • Publicado en Cultura

En la fraga del bosque animado

«La fraga recuperó de golpe su alma ingenua, en la que toda la ciencia consiste en saber que de cuanto se puede ver, hacer o pensar sobre la tierra, lo más prodigioso, lo más profundo, lo más grave es esto: vivir»

El bosque animado, 1943, Wenceslao Fernández Flores

  • Publicado en Cultura

Justina, mi pícara

«[…] en mi misma opinión crecí; crecieron mis humos, mis desdenes, mis pensamientos, y aun pongo en duda si creció mi alma, según vi en mi universal mudanza. Ya yo era dama»

Libro de entretenimiento de la pícara Justina, 1605, Francisco López de Úbeda

  • Publicado en Cultura

Viaje al fin de la noche… sin billete de vuelta

«Palabras hay escondidas, entre las otras, como guijarros. No se reconocen en especial y después van, sin embargo, y te hacen temblar la vida entera, en su fuerza y en su debilidad...»

Viaje al fin de la noche, 1932, Louis-Ferdinand Céline

  • Publicado en Cultura

Tartufo bajo la égida del (rey) Sol

«Tartufo conoce a quien engaña, aprovechase ofuscándose con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos»

Tartufo o el impostor, 1664, Molière

  • Publicado en Cultura

Luces de bohemia, claros de esperpentos

«Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada»

Luces de Bohemia, 1920-24, Ramón María del Valle-Inclán

  • Publicado en Cultura

La muerte de un viajante, el camino del antihéroe y la tejedora en su casa

«¡Te estoy hablando de tu padre! ¡Me hizo ciertas promesas en este mismo despacho! No puedes decirme que has de atender a alguien…, he trabajado treinta y seis años para esta empresa, Howard, ¡y ahora no puedo pagar mi seguro! No puedes comerte la naranja y tirar la cáscara… ¡Un hombre no es una fruta!»

Muerte de un viajante, 1949, Arthur Miller

  • Publicado en Cultura

Los gozos y las sombras que siguen hoy

«Hay cierta clase de hombres que va a donde quieren; y otros van a donde los llevan las circunstancias»

Los gozos y las sombras, 1957-62, Gonzalo Torrente Ballester

  • Publicado en Cultura

La letra escarlata y la infamia

«Cuando una multitud inculta trata de ver las cosas con sus propios ojos tiene grandes probabilidades de engañarse»

La letra escarlata, 1850, Nathaniel Hawthorne

  • Publicado en Cultura
Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider