Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Elena Muñoz Echeverría

Elena Muñoz Echeverría es licenciada en Historia del Arte, gestora cultural, editora y escritora. Ha ejercido la docencia durante veinticinco años. Desde 2015 a 2019 ha sido vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Autora de un blog de éxito MI VIDA EN TACONES

http://mividaentacones59.blogspot.com/

Tiene diez libros entre poesía y narrativa. En 2018 estrenó su primera obra teatral. En la actualidad acaba de publicar su quinta novela, El amante pluscuamperfecto, con Ediciones Ondina.

Actualmente es concejala de Desarrollo económico y empleo de Rivas Vaciamadrid.

El tríptico de la vanidad y la salvación eterna. De Hans Memling

Retomamos con esta obra nuestras lecturas de cuadros tras la pausa veraniega. Es un políptico alegórico sobre el pecado y la salvación del mundo. Su autor, Hans Memling, es un artista alemán perteneciente a la Escuela flamenca, escuela que incluye a pintores tan conocidos como Jan Van Eyck, Van der Weyden o El Bosco.

  • Publicado en Cultura

Relatos de verano IV (y último): la gota fría

El mar vomitaba algas, enardecido por el viento que bramaba como si el mismísimo Kraken se hubiera despertado. Las palmeras se doblaban, besando casi el suelo con sus ramas y la lluvia anegaba las calles y ramblas, arrastrando barro y desperdicios.

  • Publicado en Cultura

Ochenta y cinco años sin Lorca

Hoy, 18 de agosto de 2021 se cumplen ochenta y cinco años de la ejecución de uno de los escritores más paradigmáticos de la literatura en habla hispana: Federico García Lorca.

  • Publicado en Cultura

Relatos de verano III: el mosquito

El calor era agobiante. Una de esas noches que se denominan tropicales, aunque la distancia con cualquiera de los dos Trópicos, el de Cáncer o el de Capricornio, fuera apreciable.

  • Publicado en Cultura

Relatos de verano II: la cueva de Simón el tuerto

Seguro, o casi seguro, que en todos los pueblecitos costeros existen cuevas, y seguro, o casi seguro, que alguna de ellas ha sido refugio de piratas. Así ocurría en el lugar en el que yo viví los veranos de mi infancia.

  • Publicado en Cultura

Relatos de verano: La sirena

Las costumbres se hacen leyes, y, en su caso, era verdad. Lo que comenzó como una manera de matar el tiempo había terminado por convertirse en un hábito. Siempre el mismo recorrido: desde el pueblo al espigón. Allí se sentaba en la escalinata del pequeño faro, y durante unos minutos contemplaba la puesta de sol. Todos los días hacía lo mismo, con una exactitud matemática, después de la visita al hospital.

  • Publicado en Cultura

EL GRITO, de Eduard Munch

«Estaba caminando por un camino con ambos amigos. Se puso el sol. Sentí un ataque de melancolía. De pronto el cielo se puso rojo como la sangre. Me detuve y me apoye en una barandilla muerto de cansancio y mire las nubes llameantes que colgaban como sangre, como una espada sobre el fiordo azul-negro y la ciudad. Mis amigos continuaron caminando. Me quedé allí temblando de miedo y sentí que un grito agudo interminable penetraba la naturaleza».

  • Publicado en Cultura

El Angelus de Jean-F. Millet

El cuadro que hoy comentamos es, sin duda uno de los más conocidos de la Historia del Arte. Baste con decir que fue toda una inspiración para un pintor de la categoría de Salvador Dalí, que realizó varias versiones de esta obra, llegando a escribir un ensayo que tituló El mito trágico del Angelus de Millet, haciendo una interpretación de lo que se muestra y de la que hablaremos más adelante.

  • Publicado en Cultura

La Escuela de Atenas, de Rafael Sanzio

Conocido también como Rafael de Urbino, o simplemente como Raffael, y reconocido por los tiempos como uno de los mejores pintores renacentistas y arquitecto, estamos ante un artista que destacó desde edad temprana, viendo su vida trucada prematuramente a la edad de treinta y siete años, aunque nos dejó, a pesar de ello, una extensa obra.

  • Publicado en Cultura

Los últimos días de Pompeya, de Ulpiano Checa

“Apenas había dicho esto cuando anocheció, no como en las noches sin luna o nubladas sino con una oscuridad igual a la que se produce en un sitio cerrado en el que no hay luces. Allí hubieras oído chillidos de mujeres, gritos de niños, vocerío de hombres: todos buscaban a voces a sus padres, a sus hijos, a sus esposos, los cuales también a gritos respondían. Unos lamentaban su desgracia, otros la de sus parientes, y había quienes que por miedo a la muerte la imprecaban. Muchos eran los que elevaban las manos hacia los dioses, y otros se habían convencido de que los dioses no existen, creían que era la última noche del mundo. No faltaban los que con terror falso y fingido exageraban los peligros reales. Algunos notificaban a los crédulos con falsedad que se había desmoronado e incendiado el Miseno. Cuando aclaró un poco nos pareció que no amanecía sino que el fuego se iba aproximando; pero se detuvo un poco lejos y luego volvieron las tinieblas y otra vez la densa y espesa ceniza. De cuando en cuando nos levantábamos para sacudirnos las cenizas, de lo contrario nos hubiera cubierto y ahogado con su peso. Me podría envanecer de no haberme lamentado y no haber proferido ningún grito fuerte en medio de tantos peligros, pero me consolaba, en mi mortalidad, la idea de que todos y todo acababa conmigo”.

Epistulae VI, 20. De Plinio El joven a su amigo Gayo Tácito

  • Publicado en Cultura

La gran ola de Kanagwa, de Katsushika Hokusai

La obra que hoy traemos es una impresión xilográfica de unos de los artistas japoneses más conocidos, y publicada entre 1830 y 1833, durante el periodo EDO de la historia del Japón. Esta estampa es una de las más populares de su autor y forma parte de una serie denominada Treinta y seis vistas del Monte Fuji.

  • Publicado en Cultura

La danza de Henri Matisse

Hoy comentamos una de las obras que comparte tanto veneración como incomprensión por parte del gran público, tal y como sucedió cuando se presentó por primera vez en 1909.

  • Publicado en Cultura

El beso, de Gustav Klimt

La obra que comentamos no es solo una de las más conocidas de su autor, el pintor austriaco Gustav Klimt, sino, también, una de las populares de la Historia de la pintura.

  • Publicado en Cultura

Cuento postelectoral

La política miraba desconcertada. La madrugada del día 5 se abría paso en una noche en la que las elecciones en Madrid se habían colocado, de una manera abrumadora, del lado del partido mayoritario de la derecha, liderado por quien no había mostrado en ningún momento ni programa ni futuro.

Don Quijote en la pintura

Transcurre este mes de abril dedicado a la literatura y, en breve, celebraremos el Día del libro, el próximo 23, en el que conmemoramos a dos escritores: Shakespeare y Cervantes. Por aquello de hacer patria, nos quedaremos con Don Miguel y su inmensa y mundialmente reconocida novela sobre las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Lo hacemos para referirnos —no en vano esta sección está dedicada a comentar obras pictóricas— a los artistas y cuadros que tienen esta obra literaria como protagonista.

  • Publicado en Cultura

Vivir a la Madrileña

Hacía muchísimo tiempo" que los madrileños no estaban "tan unidos en torno a un mismo proyecto, que es el de vivir a la madrileña" y defender una comunidad "en la que ricos y pobres nos entendemos en la terraza de un bar" (Cadena Ser, 11 de abril de 2021).

Aníbal cruzando los Alpes, de William Turner

El cuadro que vamos a comentar, en esta ocasión, es obra de uno de los pintores románticos ingleses más importantes, que supo elevar la categoría del paisaje a la altura de la pintura histórica. Se le conoce como el “pintor de la luz” y es, también uno de los reconocidos acuarelistas, y considerado como el uno de los fundadores de la escuela inglesa de acuarela. Londinense de nacimiento, se formó en la Royal Academy of Arts. Tuvo un reconocimiento muy temprano ya que con 23 años ya era académico.

  • Publicado en Cultura

El descendimiento, de Roger van der Weyden

Estamos ante la obra que se considera cumbre en la producción de su autor, Roger van der Weyden, y que se encuentra en el madrileño Museo del Prado. El descendimiento se encuadra dentro del arte gótico, circunscrito a la denomina Escuela de los primitivos flamencos.

  • Publicado en Cultura

La partida de Ajedrez, de Sofonisba Anguissola

Se puede decir que la pintora del cuadro que hoy traemos al comentario fue. en su momento una de las más conocidas de su época, famosa en el género del retrato y la pintura religiosa. ya que como mujer le estaba prohibido acudir a las clases de anatomía y desnudo, lo que frenaba en gran manera la posibilidad de realizar otro tipo de género, como el mitológico, tan popular en el Renacimiento.

  • Publicado en Cultura

La Balsa de la Medusa de Jean Louis Théodore Géricault

Son muchos los cuadros que, sin duda, me han impresionado al contemplarlos al natural. Pero si entre ellos tuviera que elegir los diez plus, uno de ellos sería este que comentamos hoy, y que se encuentra en el museo del Louvre. Nos encontramos ante una obra de gran envergadura (4,70x 7 m), que refleja una tragedia humana que encoge el corazón, pero que transmite una fuerza y un dramatismo sin igual.

  • Publicado en Cultura

“Dans Le Bleau” de Amélie Beaury-Saurel

Cuesta, en ocasiones, encontrar información de artistas femeninas, aunque las ha habido a lo largo de la Historia. La razón ya es un tópico: ni los libros ni las investigaciones han sido todo lo justo que debieran con ellas.

  • Publicado en Cultura