HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Flamenco en gallego, “El Perrete” recupera su propio norte


  • Escrito por Jero Díaz Galán
  • Publicado en Cultura
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

rancisco Escudero “El Perrete”, uno de los cantaores extremeños con mayor proyección tras ganar en 2019 el prestigioso Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, ha compuesto en gallego una serie de fandangos, dentro del proyecto “Flamenco galego”, con el que quiere llevar también al cante jondo poemas de Rosalía de Castro y las composiciones en esta lengua de Federico García Lorca.

Nacido en Lanzarote en 1992, "El Perrete", de madre gallega y padre extremeño, ha vivido a medio camino entre Crecente (Pontevedra), donde transcurrió parte de su infancia y su adolescencia, y la capital pacense, donde reside y donde con tan solo 17 años obtuvo la preciada beca “Porrina de Badajoz”.

En declaraciones a Efe, reconoce que le apetecía mucho cantarle a su otra tierra y a su otra lengua, y reivindica que el flamenco trasciende al propio sur, lo que le ha llevado a embarcarse con “inquietud”, pero también con “responsabilidad y coherencia”, en este proyecto cultural que aúna cante jondo e idioma gallego.

“Las cosas más bonitas y más personales salen sin intención alguna”, relata para explicar que esta iniciativa, en la que lleva trabajando más de dos años, se inició tras componer su primera letra en gallego y parecerle “muy bonito” el resultado.

Francisco Escudero, de hecho, ha podido cumplir este verano el sueño de su abuelo, ya fallecido, de poder escuchar a su nieto cantar en gallego en la Televisión de Galicia, donde ha interpretado, con David de Arahal a la guitarra, uno de los fandangos compuestos por él mismo y que se agrupan bajo el título “Buscando o norte”.

Como su admirado Porrina, que cantó en portugués fados de Amália Rodrigues, "El Perrete" quiere “unir” a través de la música y se niega a aceptar que Extremadura y Galicia sean dos tierras “tan distantes y tan diferentes como siempre se ha pintado” cuando para él “son tan iguales” porque “el sentir es el mismo”.

Su proyecto “Flamenco galego”, según explica, puede formar parte de la llamada “world music” pero al mismo tiempo está basado en el flamenco tradicional “de forma muy medida a la hora de la composición y de las temáticas para que no sea discordante”.

“No vale coger una soleá y traducirla, porque ni pega ni llega, como decía Beni de Cádiz con el catalán”, aclara "El Perrete", para quien los palos que proceden del folclore, como el fandango, la guajira, la milonga, la petenera, la nana o la propia farruca -originaria de los emigrantes gallegos en Cuba- son los más acordes para el idioma, la idiosincrasia y el sentir gallego.

“Flamenco Galego” es en principio un proyecto de espectáculo diseñado con varios formatos, con cante, guitarra y percusión, para salas pequeñas; y con lo mismo más gaita, para teatros más amplios.

También se contempla la posibilidad de introducir baile en el caso de conciertos más especiales. Francisco Escudero reconoce que le encantaría grabar toda su música en gallego en un disco, pero le da “tiempo al tiempo” y añade que aunque su cabeza “brota, brota y brota”, no quiere ir rápido ni forzado en lo que es su carrera musical.

“El Perrete”, que ha cantado al baile de figuras como Isaac de los Reyes, El Torombo o Juan Ramírez en tablaos nacionales como los de Casa Patas de Madrid o La Casa de la Memoria de Sevilla, y ha formado parte del prestigioso cuadro “Familia Vargas”, con el que ha viajado por España y el extranjero, lamenta que la pandemia ha sido especialmente dura con el flamenco.

En ese sentido, es consciente de que si le hubiese tocado la crisis sanitaria cuando cantaba en tablaos hubiera supuesto el fin de su carrera, y se alegra de que, aunque no haya podido “exprimir” el haber logrado el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, al menos ha podido seguir “perseverando” y, después del confinamiento, no ha dejado de trabajar en teatros con aforos muy reducidos.

Tras quedarse también en 2018 a las puertas de hacerse con la Lámpara Minera de La Unión, "El Perrete" pudo aún en pandemia presentar su propuesta “Flamenco, de la tradición a la vanguardia” en el Teatro Real de Madrid, como hará ahora con su nuevo espectáculo “El Cantaor”, un trabajo “muy personal” en el que ejecuta cantes de casi todos los maestros del flamenco.

También el Teatro López de Ayala de Badajoz reinició su actividad tras el confinamiento con el espectáculo “ClarOscuro”, en el que Escudero mostró con su cante la forma de ver el arte desde los pinceles del gran pintor Francisco de Zurbarán con “melodía, dulzura y rabia”, Aún así, aunque no le ha faltado el trabajo, Francisco Escudero, “El Perrete”, reconoce que hay que ser valientes para seguir impulsando iniciativas en torno al flamenco después de lo ocurrido con la pandemia.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider