HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Público y actores se reencuentran en Peralada en una noche de verano


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Público y actores se reencuentran este 2022 después de dos años de muchas restricciones por la crisis sanitaria y, para celebrarlo, Peralada ha ideado una noche de verano que ha tenido lugar este viernes al abrigo de "La reina de las hadas", la ópera de Henry Purcell de inspiración shakespeariana.

Se trataba de la gran producción del género de la edición actual del festival, puesta en manos de Joan Anton Rechi para convertir un clásico en algo que case con el presente.

Hace cinco años, Rechi hizo que la ciudad de Nagasaki en la que se ambienta "Madama Butterfly", fuese la de 1945 y que el impacto de la bomba atómica tuviese lugar sobre el escenario.

Este 2022, la actualidad en el mundo del arte pasa por ese reencuentro de creadores y público, una celebración que, en Peralada, se vive bajo el manto onírico provocado por el ambiente que rodea a una cita que se organiza en unos jardines a los pies de una castillo en plena Costa Brava.

La temporada estival ha coincidido además con el estreno de un viejo sueño de los responsables del festival: la nueva bodega de su grupo empresarial, que tiene entre sus actividades principales la producción de vino.

Para completar la conexión, ese nuevo edificio, a muy pocos metros del auditorio que ha acogido esta ópera de Henry Purcell, lo ha construido el despacho de arquitectos RCR, que en aquel 2017 de "Madama Butterfly" ganaba el considerado como nobel del sector, el Premio Pritzker.

Su construcción responde a una decidida apuesta por anular cualquier impacto en el paisaje, lo que provoca también ese efecto onírico cuando se visita. Con todo ese cóctel en mente, a Joan Anton Rechi le ha surgido una puesta en escena de "La reina de las hadas -The fairy queen-" plagada de referencias a "El sueño de una noche de verano" y con todas las licencias imaginables para esa celebración del reencuentro.

La figura de la reina, maestra de ceremonias de esa noche desatada, recae en el contratenor Xavier Sabata, siempre vestido de mujer y que conduce a los personajes de las óperas que ha organizado Peralada a lo largo de los años en esa vuelta a la vida tras la pandemia.

Sabata ha brillado por su voz, pero también por sus dotes interpretativas, rodeado de un elenco formado por Ana Quintans, Judith van Wanroij, Mark Milhofer, Thomas Walker y Nicolas Brooymans.

Capítulo aparte ha merecido la música a cargo de la formación barroca Vespres d'Arnadí, otro lujo con el que cuenta Peralada bajo la dirección de Dani Espasa.

Y todo este despliegue para celebrar que este festival recupera su formato y dimensión habituales y que el público vuelve a pasearse por sus jardines durante las noches de verano.

El teatro, en este caso el de ópera, dentro del teatro entronca con aquel recurso explorado por Shakespeare para, en definitiva, componer un homenaje a las artes y Rechi lo ha explotado de manera atrevida para resarcir a artistas y espectadores del mal momento pasado durante lo peor de la pandemia.

Los cinco actos del original de Purcell del siglo XVII, aunque la pieza no llegó a España hasta el siglo actual, se ha convertido esta noche en dos mitades de una hora, ideadas para sumir al espectador en un sueño a base de personajes operísticos que le recibían en los jardines de camino a sus asientos.

Después, la magia de la reina llevaba a Madama Butterfly, Carmen y al resto de protagonistas a vivir desde escenas de sexo a una guerra de cojines.

Tras el entreacto, tiempo incluso para un remedo del festival de Eurovisión, puntuaciones incluidas, para coreografía de los bailarines más que subida de tono, para texto narrado y hasta para un aparentemente improvisado "Cumpleaños feliz -happy birthday-" interrumpido al grito de "Only Purcell -Sólo Purcell-".

La vuelta a la luz ha venido de la mano de la creación artística en forma de partituras y la música de Henry Purcell, en esas circunstancias, ha sido el río por el que ha transcurrido una producción con la que celebrar la vuelta a la normalidad después de un distanciamiento de dos años.

"Así se iluminó al principio el mundo tenebroso" han cantado sobre el escenario para reivindicar que las noches de verano, y quizá más en la Costa Brava, son abrigo de sueños que, como sucede con este festival o con la bodega de RCR, acaban convirtiéndose en realidad.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider