HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los bajos fondos invaden la Sala Noble del Museo Thyssen de Málaga


  • Escrito por José Luis Picón
  • Publicado en Cultura
(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El universo de los burdeles, la noche y los ambientes más siniestros vinculados a la temática de la España negra invade desde este viernes la Sala Noble del Museo Carmen Thyssen de Málaga con una exposición temporal de obra gráfica de Gutiérrez Solana, Pancho Cossío y Francisco Bores.

Con 34 grabados procedentes de la colección de la Universidad de Cantabria, que posee casi 5.000 dibujos y estampas, es la primera vez que una exposición reúne a estos tres autores que protagonizaron el impulso modernizador en el arte español en las décadas de los años 20 y 30 del siglo pasado.

"Bores y Cossío están inmersos en una cierta modernidad, cercana al ultraísmo después de la visita a España del poeta Vicente Huidobro, y con ciertos dejes de futurismo", ha explicado en un recorrido por la exposición su comisaria y directora artística del Museo Carmen Thyssen, Lourdes Moreno.

Ambos ofrecen en estos grabados "una visión oscura de los burdeles, la noche y los aspectos más sombríos de la sociedad", después de haberse formado en el taller del valenciano Cecilio Pla.

Por su parte, el caso de Solana es "muy peculiar", porque "durante toda su vida fue un pintor oscuro y tenebrista, vinculado a los ámbitos de los arrabales de Madrid".

"Solana se hizo un mundo a su manera, y hubo una simbiosis muy especial y profunda entre el pintor y su obra. Su casa era igual de oscura, y coleccionaba objetos muy especiales, a veces siniestros. Él no evolucionó nunca y estuvo siempre ahí", resalta Moreno.

Además de la formación de la mano de Pla, también aprendieron Cossío y Bores de la ultraísta Norah Borges, de quien les vino su influencia del expresionismo alemán y el empleo de la técnica de la xilografía.

Nuria García, directora del área de Exposiciones de la Universidad de Cantabria, ha precisado que Solana fue "el referente en el que se fijaron Bores y Cossío, como pintor ya consagrado de los círculos bohemios cercanos a la Generación del 98".

"Los dos, más jóvenes que Solana, le tuvieron como referencia" y en sus obras deslizaron "una crítica social a la España del momento, anclada en un cierto ostracismo", ha añadido García.

En la exposición hay aguafuertes y litografías de Solana que reproducen retazos de la crónica de un costumbrismo arrabalero de raíz goyesca, como dijo Gómez de la Serna "todo un mundo abrupto, fanático y torvo de un Madrid hecho al aguafuerte".

También están las creaciones de Cossío y Bores más vinculadas al ultraísmo, un fenómeno de agitación cultural literario y plástico que preconizaba el dinamismo de la vida moderna y de los espacios urbanos.

En concreto, de Cossío se muestran ocho de los grabados con los que ilustró en 1923 "Hampa. Estampas de la mala vida", un libro de poemas del periodista y escritor santanderino José del Río Sainz, "Pick".

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider