Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El desarraigo y las tentaciones, presentes en la obra “El diablo en la playa”


Las tentaciones, el desarraigo, las identidades ficticias y las relaciones fantasmales generadas por el deseo forman parte de la temática de "El diablo en la playa", la primera pieza de "La Trilogía de la Fragilidad" de la compañía gallega Matarile que este jueves se estrena en el teatro madrileño La Abadia.

Con referencias estéticas como la fotografía de Gregory Crewdson, la pintura de Edward Hopper o el cine de Roy Andersson, la compañía gallega representa del 2 al 10 de diciembre esta obra, dirigida por Ana Vallés que parte de la idea del caos del filósofo francés Gilles Deleuze, quien decía que "sólo necesitamos un poco de orden para protegernos del caos", recuerda la directora este miércoles en nota de prensa.

La ciencia y la filosofía crean un paraguas protector para ese caos, "mientras que el arte abre grietas, fisuras por las que se filtran tanto el caos como la luz".

En palabras de Vallés, "El diablo en la playa" gira en torno al desorden, "la figura del diablo como portador de la luz y la playa como un no-lugar, entre la tierra y el mar, en ninguno de los dos lados, un espacio sin huellas".

La temática también gira en torno a las tentaciones y el desarraigo, "haciendo hincapié formalmente en la utilización del lenguaje como simulacro, la autorrepresentación, las identidades ficticias y las relaciones fantasmales generadas por el deseo", añade Vallés. 

Este espectáculo está protagonizado por las actrices y bailarinas Celeste González y Claudia Faci. "Reunir a ambas es como convocar al ángel y al demonio, sin intentar definir quién es qué, quién es quién, o en qué momento son intercambiables", así define la obra Vallés.

En palabras de Vallés, "El diablo en la playa" gira en torno al caos, la figura del diablo como portador de la luz (Lucifer) y la playa como un no-lugar, entre la tierra y el mar, en ninguno de los dos lados, un espacio sin huellas.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider