Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Jordi Savall: “Me siento un poco olvidado por nuestros políticos de España”


El maestro Jordi Savall, que regresa al Liceu el 15 de diciembre para dirigir la 8ª y 9ª sinfonías de Beethoven, ha confesado sentirse "un poco olvidado" por los políticos españoles y ha dicho que ha podido hacer la integral de sinfonías del músico alemán gracias al "Gobierno de Francia y a la Generalitat" de Cataluña.

En su comparecencia este martes para hablar de estos conciertos, en los que estará junto con Le Concert des Nations y la Capella Nacional de Catalunya, Sara Gouzy, Laila Salome Fischer, Mingjie Lei y Manuel Walser, el violagambista ha considerado que no hay ningún otro conjunto en España como el que él dirige con la misma proyección internacional.

"¿Y quieren saber la ayuda que tenemos del Ministerio de Cultura español? 40.000 euros, lo que es sorprendente, pero es así. La supervivencia de un proyecto como el nuestro depende del éxito del público, pero si no tenemos recursos para hacer funcionar nuestra estructura, para dar estabilidad, es muy difícil, sobre todo en estos tiempos que hemos tenido y sufrido muchísimo por la covid".

El año terminará, según ha avanzado, con más de 300.000 euros de déficit por la anulación de contratos y conciertos, "lo que nos obliga a pensar cómo organizarnos para el futuro".

A su juicio, todo dependerá "de si el país quiere acoger el proyecto, y cuando digo país, no pienso solo en Cataluña, pienso en España, porque creo que mientras Cataluña no sea independiente, España tiene la responsabilidad por todo lo que hacemos".

A la búsqueda de nuevas ayudas, tampoco ha dejado pasar que compiten en condiciones diferentes con otros grupos parecidos de Francia, Bélgica o Alemania, que cuentan con subvenciones de un millón de euros, mientras que, en su caso, de la Generalitat reciben unos 450.000 euros, "que no cubren ni la mitad de la estructura".

Jordi Savall ha argumentado que "uno de los grandes problemas que tenemos es que vivimos de los conciertos y si se anulan perdemos el dinero", con el agravante, ha continuado, de que "la crisis es tan fuerte que las salas pagan estrictamente lo mínimo y lo que cuesta preparar un concierto lo hemos de asumir nosotros".

Sirviéndose de un tuit del director de orquesta italiano Riccardo Muti, ha aseverado que hoy una orquesta sinfónica cuesta menos dinero que un futbolista y que la cultura no existe para hacer negocio sino para educar.

"Pienso que es muy importante -ha afirmado- llegar con la cultura a toda la base de la juventud, hacer llegar estas músicas tan maravillosas a todos los ámbitos de la sociedad. Es muy importante que la belleza, el arte y la cultura sean la base fundamental de la educación de nuestra juventud".

Tras recordar que hubo unos años de "silencio" suyo en el Gran Teatre del Liceu, ahora dice sentirse como en casa en el coso de la Rambla, donde ofrecerá un nuevo concierto el próximo día 15, con el que concluye la integral de sinfonías de Beethoven, con las que ha conmemorado el 250 aniversario del nacimiento del compositor de Bonn.

Entre los años 2019 y 2021, el musicólogo igualadino las habrá interpretado todas en Barcelona, primero en el Auditori y en unos días en el Liceu.

Savall tampoco ha dejado pasar que se presenta por primera vez en público el nuevo coro profesional de La Capella Nacional de Catalunya, creado a partir del núcleo central del conjunto de cámara de La Capella Reial de Catalunya y de nuevos cantantes jóvenes profesionales, especializados en músicas históricas, seleccionados durante la pasada primavera en París y Barcelona.

Asimismo, ha destacado que su interpretación se basa en criterios históricos, con instrumentos históricos, porque busca reencontrar el carácter primigenio de estas obras, el tempo marcado por Beethoven, el sonido y la composición original de la orquesta, tal como era en su tiempo, hace más de dos siglos.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider