Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Javier Reverte regresa a las librerías con sus memorias al año de su muerte


Cuando se cumple un año de su muerte, Javier Reverte, el autor más destacado de la literatura de viajes de las letras españolas, regresa a través de sus memorias con "Queridos camaradas", unos textos que escribió en sus últimos 15 años y que son además un testimonio de los cambios experimentados por el país.

Javier Martínez Reverte (Madrid, 1944-2020), que firmaba sus obras con su segundo apellido, cultivó la poesía, la biografía, la novela y, en especial, la literatura de viajes. Y tan solo unos días antes de morir, el 31 de octubre de 2020, entregó a sus editores estos textos que llegan mañana, jueves, a las librerías publicados por Plaza & Janés.

Un libro escrito a lo largo de un amplio período de tiempo -entre 2005 y 2020- que consta de cuatro bloques: Infancia, Adolescencia, Juventud, Madurez y Vejez, explica la editorial.

En sus páginas, Reverte reúne recuerdos y reflexiones sobre sus grandes pasiones, "resumibles en exprimir al máximo la existencia acumulando kilómetros en las suelas y escribiendo sin descanso para explicar el mundo y entenderse mejor a sí mismo", indica Plaza&Janés.

"Queridos camaradas" es un libro de memorias, pero también un testimonio de los profundos cambios histórico-políticos, sociales y culturales que ha atravesado España desde los años 40 hasta la actualidad, una declaración de amor al periodismo, la escritura y los viajes, "y un ajuste de cuentas, siempre elegante y socarrón, con individuos carentes de estatura moral".

"Cuanto más se acerca mi fin, más amo la vida", confiesa en estas páginas Javier Reverte, que recorre sus años de juventud, en los que nació su compromiso con la política y el periodismo; su etapa como corresponsal, en la que cubrió conflictos como el irlandés o la guerra de Bosnia, y su descubrimiento de África, el continente que le abrió el camino de la literatura y la aventura.

El autor de "El sueño de África" realiza además una radiografía del país, desde la posguerra hasta la pandemia, rescatando del olvido a figuras claves de la historia política, social y cultural y en otras ocasiones "desvelando facetas nada complacientes de grandes nombres, asegura la editorial.

"Es probable que esta suerte de autobiografía se publique cuando yo ya haya dejado este mundo. Pero no he querido aprovechar la ocasión para hacer daño a quien no lo merezca sobradamente", indica no obstante Javier Reverte en sus memorias.

La infancia y la adolescencia del escritor transcurren en los años de la posguerra y la dictadura franquista: "Mi infancia fue una guerra vivida de rebote, pero guerra al fin y al cabo. Y en ese sentido, suelo decir que soy un excombatiente."

Sobre una de sus grandes pasiones, el periodismo, escribe así: "En el periodismo español siempre ha florecido la opinión en perjuicio del reporterismo o la información. Tan sólo durante los días de la democracia inaugurada en 1977, los reporteros tuvieron un papel predominante sobre los analistas".

Reverte se afilió al Partido Comunista a mediados de los 70, aunque la política fue siempre una fuente de frustración y desengaño, según explica en sus memorias.

También habla de la monarquía: "Yo no era ni soy monárquico. Si no creo en Dios, ¿cómo ser vasallo de un monarca?. Pero de haberlo sido, conocer de cerca a Juan Carlos I me hubiera quitado la fe en la institución para siempre.

" En el último bloque del libro, Reverte se dedica por completo a sus mayores pasiones, los viajes y la escritura, aunque explica también sus dificultades :"Olvidada la política y apartado del periodismo, volví de nuevo los ojos a la literatura. Fue una aventura difícil la que emprendí entonces. El mundillo literario, tal y como se manifiesta en España, no me gustaba nada".

Pero encontró su camino: "Ése era mi éxito, por encima de si vendía muchos o pocos libros, si ganaba dinero o conseguía una relevancia social, y si me aplaudían o me silbaban los integrantes del mundillo literario: vivía jugando, o jugaba viviendo, algo que nadie me podía arrebatar."

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider