Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Arnau Bataller desliza su música entre el drama más humano de “Mediterráneo”


  • Escrito por Eva Batalla
  • Publicado en Cultura

El compositor valenciano Arnau Bataller, autor de la música de la película "Mediterráneo", dirigida por Marcel Barrena, relata la responsabilidad y el "respeto" que le supuso el reto de poner voz al drama del refugiado y espera haber contribuido, junto al resto del equipo que han puesto el "alma" en este proyecto, a "dejar poso" en el espectador y que no salga del cine indiferente.

La banda sonora de la película, que narra los orígenes de la ONG Open Arms, partía de la premisa de que la música no sirviera para "edulcorar, dramatizar en exceso o decirle al espectador lo que tiene que sentir", sino ser muy respetuosa y sincera con los personajes, señala Bataller (Alzira, Valencia, 1977) en una entrevista con la Agencia Efe.

Para ello, optaron por una música orgánica, inspirada en la naturaleza, que parte de los elementos que se están viendo, como el mar, el aire, los gritos o los disparos, y "que fuera como una ola, entrando poco a poco y cuando te das cuenta ya estás en la cresta y te arrastra y te hace experimentar las sensaciones" de los protagonistas.

Para conseguir este efecto en el espectador, Bataller usa sonidos "muy pequeños", con un cuarteto de cuerdas, Brossa Quartet, filtrados para que se perciban como debajo del agua o más extendidos para dar más sonido de viento, "buscando las impurezas y desafinaciones que dan mucha vida a la música".

También juega con la experimentación de instrumentos, como el uso de un trozo de valla que suena como una flauta, tocada por Xavi Lozano, y la mezcla de elementos electrónicos, que ofrece una sonoridad "muy hecha a medida de la película", como parte indivisible de la misma.

"Tenemos la esperanza de que deje poso y si hace que la persona que la vea cambie la idea que tenía sobre el refugiado o se acerque a lo que está pasando ya es para nosotros un logro", confía el compositor, que asumió el reto con "respeto" y también mucha "responsabilidad" porque su trabajo "puede hacer que la visión de la película le llegue más o menos" al espectador.

"Todo el equipo nos hemos dejado el alma en querer hacerlo bien", asegura, en su caso con una música que "no carga las tintas para que el público se sienta de una manera determinada", sino que invita a la reflexión.

Y lo hace desde el convencimiento de que "cualquier persona que se encontrara ante la situación de ver a una persona que se está ahogando en el mar la sacaría del agua, sin plantearse si es legal o no, si está bien o no".

"Parece que nadie es capaz de ver el problema en su conjunto, solo se ve una parte, y esto es no hacer nada para solucionarlo", lamenta sobre el drama de los refugiados.

La coincidencia del estreno en las últimas semanas de numerosas películas "ha sido una escabechina", añade, que ha afectado sobre todo a títulos de distribuidoras más pequeñas, como es el caso de "Mediterráneo", ya que se han eliminado muchos pases o relegado a horarios con menos público.

"Pero el boca-a-oreja está funcionando muy bien y los que la han visto la están recomendado", agradece mientras se muestra convencido de que todavía tiene un "largo recorrido" fuera del circuito cinematográfico, "por su temática, por cómo está hecha y por lo que cuenta".

De hecho ya han contactado con él profesores de instituto que están trabajando la película con sus alumnos. Bataller, afincado en Barcelona, ha creado las composiciones musicales de 25 largometrajes y 8 series televisivas; ha trabajado, entre otros, con directores como Fernando León de Aranoa, Jaume Balagueró, Pau Freixes o Mariano Barroso, y además imparte clases en la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC) y en la Escuela Reina Sofía en Madrid.

El compositor valenciano destaca el gran nivel que hay en España en cuanto a músicos dedicados a la composición para cine, reconocido cada vez más a nivel nacional e internacional, que ayuda a "difundir la marca España", y que a su juicio hay que hacer valer ya que "es muy barato en relación con lo que aporta".