Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Puigdemont queda en libertad


El expresidente catalán Carles Puigdemont ha salido de la cárcel de Sassari, en la isla italiana de Cerdeña, en la que se encontraba tras ser detenido ayer en el aeropuerto de Alguer en virtud de una orden del Tribunal Supremo español.

El Tribunal de Apelación de Sassari ha considerado que su arresto en el aeropuerto de Alguer se realizó de acuerdo con la ley, pero ha decidido dejarle en libertad sin medidas cautelares y le ha convocado para una vista el 4 de octubre.

El expresidente de la Generalitat fue detenido ayer en el aeropuerto de L'Alger, en virtud de la euroorden que dictó el Supremo y que el Tribunal General de la Unión Europea aseguró que había quedado "suspendida" cuando el pasado 30 de julio le levantó la inmunidad como eurodiputado.

El Tribunal General indicó en su auto que las euroórdenes de detención, que el Supremo dictó tras la sentencia del "procés", habían quedado suspendidas hasta que no se resolviera la cuestión prejudicial del magistrado del Supremo, Pablo Llarena sobre las razones que permiten rechazar una extradición.

Esta mañana, Llarena, que instruye la causa contra Puigdemont, ha remitido a la autoridades judiciales italianas la euroorden cursada el 14 de octubre de 2019 contra él por sedición y malversación así como la cuestión prejudicial planteada al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Lo ha hecho a través de un oficio enviado al representante de España en Eurojust para que remita sendos documentos al Tribunal de Apelación de Sassari (Italia).

En su escrito dirigido a las autoridades judiciales italianas, el magistrado deja claro una serie de cuestiones: que la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) está "actualmente en vigor" y que "el procedimiento judicial del que deriva la euroorden está activo y pendiente de la captura de los procesados en situación de rebeldía".

Pero también que la tramitación de la cuestión prejudicial en el Tribunal de Justicia de la UE "no modifica la situación en que se encuentra actualmente el procedimiento, sin perjuicio de que deba acomodarse en su día a la interpretación que del derecho europeo, y sobre las estrictas cuestiones suscitadas, realice el TJUE".

Marras ha confirmado que Puigdemont tendrá que permanecer en Cerdeña hasta que el juez decida si queda en libertad o acepta la entrega a España, un tiempo que calculó que durará "poco tiempo, unas semanas", en las que el expresidente catalán no podrá moverse por Italia.

El ministerio de Justicia de Italia ha precisado que no tiene ningún poder de decisión tanto en el arresto como en la posible entrega del expresidente catalán a España, ya que se trata de una euroorden y por tanto es un procedimiento diferente al de una extradición.

"El Ministerio de Justicia precisa que no tiene ningún papel de decisión en el procedimiento relativo a la Orden de Detención Europea, como la relativa al caso de Carles Puigdemont. El procedimiento está enteramente en manos de la autoridad judicial, tanto para la validación de la detención como para la decisión final sobre la entrega o no del detenido", se indica en un comunicado.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que ha viajado esta mañana a Cerdeña para dar su apoyo a Puigdemont, ha sido una de las primeras en celebrar su puesta en libertad, a través de su cuenta de Twitter: "¡El MHP (Molt Honorable President) queda libre sin medidas cautelares!".