Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El SMI, una subida imprescindible y necesaria


En esta ocasión, el consultorio analiza el acuerdo para la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), bajo el lema “SMI, una subida necesaria”, un acuerdo que parte del Diálogo Social entre el Gobierno y los agentes sociales, que supone un aumento de 15 euros en 2021 (hasta los 965 euros) y el compromiso de negociar el incremento de los salarios hasta llegar en 2023 al 60% del salario medio en España.

En este sentido, el Vicesecretario General de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, ha valorado el acuerdo como “positivo, ya que se materializa una reivindicación de la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores que solventa parte de los problemas de las personas.

Había razones de sobra para aumentarlo, entre ellas la evolución del IPC actual, situado en el 3,3%; o los precios desaforados de la energía en nuestro país, los más altos de la historia…”. “La subida está destinada a 1,5 millones de trabajadores, los más necesitados”, ha afirmado.

“No va a influir en la pérdida del empleo, como algunos argumentan, porque incide directamente a la vena del consumo, a generar economía y empleo”.

Para Mariano Hoya, es imprescindible “llegar en 2023 al 60% del salario medio, 1.050 euros, como ya hemos comprometido con el Gobierno. El 1 de enero de 2022 tenemos que estar ya en los 1.000 euros de SMI.

Si no lo tenemos, nos sentiríamos muy decepcionados con la actitud del Ejecutivo de nuestro país”. “Los próximos meses serán claves e intensos a nivel de negociación”, ha considerado.

“Tenemos la mesa para abordar la derogación de la reforma laboral, la mesa de las pensiones, la prórroga de los ERTE, seguir negociando la subida del SMI, la renovación del AENC…los actores principales, también la patronal, debemos ser responsables con la sociedad y sentarnos a negociar para llegar al consenso y al acuerdo”.

El SMI tiene que aumentar más

El consultorio ha contado con la intervención de Carmen Collado, trabajadora del sector de lavandería y perceptora del Salario Mínimo Interprofesional, que nos ha expuesto la situación de una persona empleada en esta situación.

De esta forma, ha señalado que “de un día para otro, por el cambio de adjudicación del servicio de limpieza en el Servicio de Salud de Madrid (SERMAS), pasamos a cobrar de 1.200 euros a 645 euros, un 43% menos.

La subida a 965 euros nos da mucho aire y es muy importante para los colectivos más vulnerables”. De hecho, ha abogado por “seguir aumentando el salario mínimo, ya que el nivel de vida no para de crecer y no tenemos ni para compensar el aumento que se está produciendo del precio de la luz.

Es vergonzoso que los empresarios de este país, que tanto han ganado durante los últimos años, digan que no es el momento de aumentar los salarios.

Las personas se han sacrificado con los ERTE para que muchas empresas no tuvieran que cerrar. Hay muchas personas que están trabajando muchas horas para ganar 900 euros. Si la vida crece, los salarios tienen que crecer también”.