Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El responsable de Vigilancia de la CNMV dice que no examinaron a fondo las noticias sobre el Popular


El responsable de la Unidad de Vigilancia de la CNMV Carlos Sánchez Vilar ha explicado este pasado martes que en la investigación que iniciaron para comprobar si se manipuló la cotización del Banco Popular con noticias falsas, poco antes de su resolución, no realizaron "un examen a fondo" de tales publicaciones.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Sánchez Vilar, que ha declarado como testigo ante la Audiencia Nacional en la causa que investiga las dos últimas gestiones del Popular, ha insistido así en que las pesquisas del organismo se hicieron desde el punto de vista transaccional, no profundizando en las informaciones.

Sobre estos hechos se pronunció el pasado julio el actual presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Rodrigo Buenaventura, entonces máximo responsable de la Dirección General de Mercados.

En aquella declaración, Buenaventura reconoció que el organismo llevó a cabo una serie de comprobaciones a raíz de la publicación aparecida el 12 de mayo de 2017 -semanas antes de que la entidad fuera resuelta- en El Confidencial, donde ya se advertía del estado del Popular.

Esta presunta alteración del mercado es, precisamente, el motivo principal por el que se investiga los 108 días de mandato del expresidente del banco Emilio Saracho.

Sin embargo, apuntó el presidente de la CNMV, jamás se encontraron pruebas que evidenciaran una posible manipulación ni que las ventas en corto fueran importantes.

En esta línea se ha expresado Sánchez Vilar, que a tenor de otras fuentes, ha recalcado que su unidad no consideró "relevante" la acumulación de posiciones cortas de diversos inversores durante el segundo trimestre del año.

Respecto a cómo se realizó la investigación, el responsable ha aclarado que se limitaban a observar la toma de posiciones por parte de los inversores, pero no a analizar a fondo las publicaciones en prensa, ya que "la unidad no sigue las noticias del día a día".

En cualquier caso, ha afirmado que la inspección y la investigación sobre el medio que publicó las noticias llegó a un "callejón sin salida".

Tampoco estudiaron, ha proseguido, la entrevista que la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR) europea, Elke König, concedió a un medio especializado apenas un mes antes de resolver el Popular, en la que sostenía que el del banco era uno de los casos que estaban viendo.

Sánchez Vilar ha respondido que no evaluaron estas palabras ni fueron incluidas en su informe. De acuerdo con la estructura organizativa de la CNMV, la Unidad de Vigilancia de Mercado depende de la Dirección General de Mercados, y tiene como función la supervisión e investigación en materia de abuso de mercado.

A LA ESPERA DE KÖNIG

Esta declaración llega poco antes de la testifical clave de König, fijada para el próximo 30 de septiembre al igual que la del exdirector de planificación de la JUR Dominique Laboureix. La asociación de consumidores Adicae, que agrupa en su querella a más de 1.200 pequeños ahorradores del banco, cree que Sánchez Vilar ha justificado "la pasividad de la CNMV ante las noticias y los sucesos que terminaron con la resolución del Popular".

No obstante, confía en que las próximas semanas sean decisivas en el futuro de la investigación, que "teóricamente" seguirá activa hasta enero.

A tenor de los datos del Popular recopilados por Adicae, a cierre de 2016, 230.278 accionistas (el 75,9 % del total) de la entidad tenían menos de 4.000 títulos cada uno, y 289.566 mantenían carteras de menos de 10.000 acciones (el 89,90 %).

La causa que instruye la Audiencia Nacional comenzó en octubre de 2017 con la admisión a trámite de varias querellas contra los dos últimos equipos gestores del Popular, incluidos sus expresidentes Ángel Ron y Emilio Saracho, por presuntos delitos societarios.