Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La memoria de Héctor Abad hecha leyenda por Trueba despide el Hay Festival


  • Escrito por Laura López
  • Publicado en Cultura

La novela 'El olvido que seremos', de Héctor Abad Faciolince, ha permitido imprimir en el tiempo la memoria de su padre, el médico y activista pro derechos humanos Héctor Abad Gómez, y la película de Fernando Trueba, con el mismo nombre, ha permitido convertir su historia en una "leyenda".

Así lo han explicado ambos creadores este domingo en el evento de clausura del la XVI edición del Hay Festival Segovia, que desde el jueves ha organizado medio centenar de encuentros con más de 150 pensadores del mundo del arte, la tecnología o la política en torno al tema del "renacimiento" en conexión con la naturaleza.

Durante la conversación, el autor del libro, que fue publicado en 2006 y relata el asesinato de Héctor Abad Gómez en 1987 por paramilitares, ha asegurado que la película de Trueba "mejora" su obra.

"Es bonito que quede una permanencia distinta de un libro, que se parece a la memoria, y luego una película, que se parezca al libro, pero que sea más que un libro; y esta película es más que el libro en muchos aspectos", ha opinado.

Tanto es así que, según ha reconocido el escritor, hay algunos detalles de la vida de su padre que Trueba incorporó a la cinta y que no están en la obra original y que él, si volviera a escribirla, los incorporaría: "Cuando Fernando tiene la generosidad de ser un poco infiel al libro, lo mejora mucho", ha resumido.

Por su parte, el director español ha comentado que le sorprendió mucho las primeras veces que escuchó al escritor llamar "ficción" a su película, coproducción colombiana que fue seleccionada en Cannes 2020 y ganó el Goya a la mejor película iberoamericana.

Sin embargo, ahora lo encuentra "muy justo", porque considera que es ese el lugar desde el que él debía contar el relato, en lugar de hacer "una reproducción minuciosa de la realidad".

El cineasta español, ganador de un Óscar por "Belle Epoque" (1992), ha reconocido que al principio tuvo cierto reparo porque el libro estaba contado desde el recuerdo y el amor del autor a su padre y él pensaba "¿Quién es nadie para usurpar ese puesto y contar esa historia desde otro punto de vista?".

"Yo me planteaba que alguien hiciera una película sobre mi infancia y dijera 'mira, este eres tú de pequeño, y tú de joven, y esta es tu madre, y este es tu cuarto, y tu cama... y me parecía absolutamente inaceptable", ha apuntado.

El cineasta ha narrado una anécdota que dio lugar a uno de los detalles que no están en la obra original, un encuentro fortuito con un discípulo de Héctor Abad Gómez que les recordó algo que el difunto solía decir, lo que él llamaba las "cinco aes" que todo ser humano necesita para vivir: aire, agua, alimento, abrigo, y amor.

"Me pareció algo tan hermoso y que, de alguna forma, encapsulaba el credo de este personaje o las cosas por las que luchaba, que eran cosas muy esenciales y muy directas y muy claras, no eran teóricas ni metafísicas ni ideológicas, que sentí que eso debería estar en la película", ha apuntado Trueba.

El encuentro -y con él, el festival- ha acabado con un entrañable momento, protagonizado por una mujer que se encontraba entre el público y que ha pedido la palabra para decir que era colombiana, médica formada en la Universidad en Antioquia y ex alumna de Héctor Abad Gómez.

Después de haber sufrido mucho con su muerte en aquella época, ha confesado haberse emocionado de nuevo al ver la película, que ha descrito como "muy muy muy fiel" al lugar y momento que retrata.

"(Héctor Gómez Abad) fue una persona muy importante, me tocó llorar la muerte, me tocó verlo desfilar con los estudiantes protestando... y la película me lo volvió a traer y, la verdad, fue para mí muy impactante", ha expresado Beatriz Orozco, cuyas palabras han arrancado un gran aplauso como punto y final a esta edición del festival.