Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Guillermo II de Prusia, el káiser rosa


Una escandalosa orgia destapada el 1905, en la que participó gente muy próxima a Guillermo II, cambió el destino de la Alemania adoptando las posturas más militaristas prusianas.

El temor a que el joven príncipe Guillermo siguiera los caminos de Luis I de Baviera u otros príncipes europeos, que disimulaban poco su homosexualidad, llevó a Bismarck y a su padre a someter al futuro emperador de los alemanes a una dura educación calvinista.

Por más dura que fuera la educación, a Willy (1) el amaneramiento no le iba a menos. Pronto empezaron sus escapadas lejos de la rigidez de palacio. Con una camarilla de amigos, marchaba a Potsdam donde no solo compartían juego y bebida, también sexo.. Creyeron que lo mejor sería casarlo pronto, y Augusta de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Augustenburg fue la esposa elegida. "Una princesita tonta y boba que solo sabía hablar de moda y niños" (2) Él cumplió sus deberes de estado con ella, le dio 7 hijos, ella calló o no se enteró de la doble vida de su marido. Una doble vida que tendría consecuencias funestas para Alemania y Europa. En una de estas orgías...

El palacio de caza de Grunerwald fue el lugar elegido para la sonada orgía que hizo temblar los cimientos del imperio alemán, allí acudieron varios miembros del entorno del Emperador, el grupo conocido como "Círculo de Liebenberg". Hombres y mujeres tuvieron relaciones sexuales totalmente desinhibas. El asunto hubiera quedado en eso si no fuera porque después los asistentes y otros miembros de la corte comenzaron a recibir cartas y fotos pornográficas. Un total de 246 cartas anónimas, en las que se hablaba de "chingar" y de sexo oral entre cortesanos, circularon entre 1891 y 1894. Las cartas acusaban a la duquesa Hohenau (Carlota von der Decaen) de ser una "pava cachonda" que se lo montaba con todos; a Alinde von Schrader, de lesbianismo; y al príncipe Alberto von Anhalt de practicar el sexo anal con hombres.

Maximilian Harden en su revista Die Zukunft (El futuro) se caracterizaba por atacar la política exterior alemana, que a inicios del siglo XX estaba mundialmente aislada. Pronto encontró en la vida privada del círculo próximo al emperador la forma de poderlo atacar. En ella no sólo exponía los desenfrenos sexuales de sus miembros, su argumento principal era que los homosexuales eran seres blandos incapaces de administrar con energía y decisión las decisiones que debían adoptar. La revista apostaba por el férreo militarismo prusiano.

Los ataques se dirigieron principalmente hacia el príncipe Philipp zu Eulenburg-Hertefeld, amigo íntimo del káiser, al que se acusaba de "tardorromanticismo enfermizo". Cuando entraba en los aposentos del káiser, era como si todo el palacio de Potsdam se inundara de luz. (3) Sus aventuras homosexuales fueron aireadas por el impecable periodista que las utilizó para señalar que no estaba capacitado para ejercer el poder por tener una personalidad "ablandada". Para la revista el verdadero pecado no era ser homosexual, era ser un pacifista y anglófilo. La caricatura que publicó en su revista fue demoledora y sin duda claramente homófoba. En 1906 Harden señaló abiertamente que el príncipe Philip y el káiser eran amantes.

Varios oficiales se suicidaron al destaparse el escándalo, otros muchos fueron obligados a dimitir. Las denuncias por difamación se cruzaron, en uno de ellos Eulenburg fue exculpado por falta de pruebas. Éste murió en 1921 sin llegar a ser juzgado de nuevo, solo y abandonado por todas sus amistades.

Los movimientos de liberación homosexual, con Magnus Hirschfeld , lo aprovecharon para intentar eliminar el famoso artículo 175 que condenaba la sodomía en Alemania. Pero los únicos condenados fueron el propio Harden y el editor de la revista homosexual "Der Eigene" (3), la condena a ambos fue por difamación. Curiosamente la Alemania que perseguía implacablemente la homosexualidad, veía como sus máximos dirigentes mantenían relaciones sexuales entre ellos.

El káiser se alejó de su círculo "más íntimo" para aproximarse a los sectores bismarckianos más militaristas y masculinistas de su país. Hecho que tuvo graves consecuencias para Alemania y toda Europa. Guillermo II viajó hacia un exilio interior, encerrándose en sí mismo y dejándose llevar por unos militares que llevaron a Alemania al desastre.

(1) Willy; así le llamaban familiarmente

(2) Fernando Broquetas de Castro, Reyes que amaron como reinas. La esfera de los libros.

(3) y (4) Más información: http://leopoldest.blogspot.com/2013/05/der-eigene-pionera-publicacion.html