Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Fernando Colomo, del poliamor al cine familiar y fantástico


  • Escrito por Magdalena Tsanis
  • Publicado en Cine

A sus 75 años Fernando Colomo (Madrid, 1946) vuelve a demostrar su capacidad de reinvención y de subirse a trenes en marcha con su salto al cine familiar y fantástico en "Cuidado con lo que deseas", una comedia navideña que rueda desde mediados de junio en Madrid y que se estrenará a finales de año.

"Está siendo toda una experiencia, algo totalmente diferente a todo lo que he hecho", dice a Efe el director de cintas como "Bajarse al moro" (1989) o "Los años bárbaros" (1998), que hace menos de dos meses estrenó "Poliamor para principiantes" de la mano de Morena Films.

A partir de un encargo de Amazon, la misma productora (Morena) empezó a armar este nuevo proyecto, fichó otra vez a Colomo y consiguieron reunir a un reparto estelar, con Dani Rovira, la mexicana Cecilia Suárez y el flamante Premio Nacional de Cine José Sacristán, que hace de mago.

A falta de dos semanas para completar el rodaje, Colomo insiste en que el preferiría hacer películas "baratas" e independientes, pero asegura que "hoy es más fácil rodar una de tres millones que una de 300.000 euros".

PREGUNTA.- A una edad en la que muchos ya están jubilados, usted está más activo que nunca, ¿a qué se debe?

RESPUESTA.- Es una casualidad, normalmente tardo un par de años en hacer una película pero ésta ha salido así, era un tren al que subir en marcha y me he subido. Siempre he dicho que me gustaría ser un director como de los años 30 o 40 de Hollywood, que les decían: "En dos semanas empiezas una película del Oeste"... Además el equipo es excepcional, el reparto, el director de Fotografía es José Luis Alcaine, hay mucha calidad, estoy muy contento.

P.- ¿Nunca había hecho una película de encargo?

R.- Es de encargo pero me he implicado mucho, he trabajado mucho en el guion y en tiempo récord además, había que rodar en junio para estrenar en Navidades. La suerte es que como sabíamos que la película se iba a hacer, estábamos muy motivados.

P.- Es una película familiar, ¿también hay niños?

R.- Sí, hay dos niños con mucho protagonismo. Me he acordado mucho de la frase atribuida a Hitchcock de que no se deben hacer películas con animales, con niños ni con Charles Laughton. Yo no tengo a Laughton pero tengo perros y niños.

P.- Y tiene a Fernando a Esteso...

R.- Sí, con un papel pequeño, es una colaboración y hay una parodia cantando una canción de Luis Aguilé. También tenemos muñecos de nieve que cobran vida. Estuvimos ayer con las pruebas y es espectacular, lo hace el mismo estudio que "El laberinto del fauno", David Martí y su equipo DDT. Para mi es toda una experiencia, totalmente diferente a lo que he hecho.

P.- ¿Hay elementos fantásticos?

R.- Hay fantasía y magia, tenemos al mago que es José Sacristán, que es una alegría tremenda tenerle aquí. Había trabajado con él en los 80 en una película que se llamaba "Estoy en crisis" y forjamos una muy buena amistad, pero no hubo ocasión de volver a trabajar juntos hasta ahora.

P.- Junto a su socia Beatriz de la Gándara recibieron el premio Forqué de Honor 2020 por su trayectoria como productores, ¿considera finiquitada esta faceta suya?

R.- La tengo un poco en "standby", llegó un momento en que me arruiné totalmente y aun estoy pagando deudas. Me gusta mucho porque lo que hacíamos era trabajar con nuevos realizadores que tienen una ilusión brutal y era muy bonito. Ahora mismo encuentro mucho mas complicado producir, tienes que contar con las televisiones, la ayuda estatal, las preventas... Para las ayudas te cuenta mucho si en los últimos cuatro años has tenido un gran éxito y los que hemos tenido un gran fracaso, pues no contamos mucho... Es un círculo vicioso, a pesar de la experiencia que tenemos es muy difícil para nosotros lanzar una película ahora.

P.- Se avecinan varias reformas legislativas en el panorama audiovisual, ¿qué considera prioritario?

R.- Lo primero, que las ayudas al cine no dependan de los partidos, que lo lleve una agencia independiente, como en otros países, eso es muy importante. Y luego, la idea de dar ayudas a productoras solventes no es mala, pero el requisito de tener un éxito como productor en los últimos cuatro años hace que nos quedemos en manos de las televisiones privadas, que son las que pueden potenciar una película.

P.- ¿Está en riesgo el cine independiente?

R.- El cine independiente es más difícil de levantar. Si eres un productor que ha arriesgado te quedas fuera de juego.

P.- Cuando recibió el Forqué recordó el rodaje de su único proyecto internacional, "El caballero del dragón" (1985), como una pesadilla para la que no estaba preparado. ¿Ahora lo estaría? R.- Yo lo que quiero es hacer películas independientes y muy baratas. De mis películas las que considero mejores son "La línea del cielo" (1983) e "Isla bonita" (2015) que rodé con un equipo de seis personas.

Para mi es más fácil ahora hacer una película de tres millones de euros que una de 300.000 que es la que me gustaría hacer, porque tienes una libertad absoluta, puedes improvisar, arriesgar. Con el sistema actual es imposible, no encuentras un productor interesado en hacer películas baratas, es una paradoja.