Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Un tercio de escritores tuvo aplazamientos en los anticipos y derechos autor


Un tercio de los autores de la Asociación Colegial de Escritores han sufrido aplazamientos en los pagos de anticipos y de las liquidaciones por derechos de autor, según una encuesta realizada sobre los efectos de la pandemia en este sector. 

Se trata de un informe-encuesta sobre "La Covid 19 y la situación de los escritores y traductores", promovido por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) y elaborado con la colaboración de CEDRO, en un primer intento de análisis de los efectos que la pandemia ha tenido sobre su labor profesional y sobre sus ingresos.

Un total de 547 creadores culturales han respondido a esta encuesta de los que un tercio asegura que ha visto aplazados los pagos de anticipos y de las liquidaciones por derechos de autor.

Por lo general, ese aplazamiento no se ha visto acompañado de la fijación de nueva fecha de pago y los retrasos en el mismo han sido superiores a 60 días.

Durante la pandemia, la mitad de los encuestados vieron además cancelados o aplazados sus contratos y los colectivos más perjudicados por ello fueron los traductores y los autores dramáticos: 7 de cada 10 dramaturgos vieron anuladas la puesta en escena de sus obras.

Al comparar lo ocurrido en el sector de la autoría literaria con la generalidad del tejido económico, el estudio destaca que las ayudas a autónomos por parte de las administraciones han tenido muy poco impacto para los asociados, en especial en el caso de los escritores, en donde apenas se registra un 7 por ciento, y que la principal medida a la que se han acogido ha sido la ayuda por cese de actividad por reducción de ingresos de un 75 por ciento.

El estudio también destaca que tan solo el 5 por ciento de los asociados se han beneficiado del fondo covid-19 para autores y editores de CEDRO.

Cuatro de cada diez encuestados piensa que los ingresos que perciben de la escritura disminuirán en mayor o menor medida a consecuencia de la crisis derivada de la covid-19.

Y los traductores son los que prevén que sus ingresos disminuirán en mayor medida, y, de la misma manera, son el grupo que se muestra más preocupado ante la perspectiva de seguir recibiendo encargos editoriales.

Para los traductores, las ayudas no han sido ni suficientes ni adecuadas para la profesión. Solo el 14 por ciento recibió alguna ayuda del gobierno central y el 33 por ciento no la recibió por no cumplir el requisito de un descenso en los ingresos del 75 por ciento respecto a los últimos 6 meses.

El fomento de la cultura por parte del Gobierno y de las distintas instituciones, el apoyo a las librerías, a la actividad editorial, ayudas directas a los traductores, reducción o eliminación de la cuota de autónomos y criterios menos exigentes para acceder a las ayudas y fondos públicos son algunas de las medidas que proponen para hacer frente a su situación.