Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Manic Street Preachers: Historia y Rock


La música de los años 90 en Gran Bretaña estuvo marcada por una oleada de nuevos grupos de pop y rock con claras influencias procedentes de los años sesenta y setenta. Así mismo, la política nacional estaba experimentando cambios desde la marcha de la Primer Ministro británica Margaret Thatcher y la posterior crisis del conservadurismo que finalizaría con la victoria del laborista Tony Blair.

Este contexto desembocó en un movimiento cultural nuevo, la Cool Britannia, que tuvo en la música su especial escaparate a través del Britpop. Con este término se definieron un conjunto de bandas de pop y rock suave que tuvieron entre sus principales referencias a The Beatles, The Kinks o The Who entre otros. Sin duda, entre estos grupos, los más célebres fueron Oasis, Blur, Suede, The Verve y Pulp, pero no se deben olvidar otras aportaciones como las canciones de Mansun, Sleeper o Elastica. De este modo, el Britpop ofreció una mirada melancólica y a la vez moderna del pasado, presente y futuro británico con un claro matiz hedonista. Como bien se ha señalado, estableció una gran distancia del Grunge procedente de Estados Unidos con bandas como Nirvana, Pearl Jam, L7 o Soundgarden, pues todas ellas estaban inoculadas por un sentimiento pesimista y lleno de desengaño ante un futuro que no ofrecía buenas posibilidades.

En el seno del Britpop surgieron otros movimientos, entre ellos el Cool Cymru, cuyo nombre desvela su procedencia galesa. Con un carácter nacionalista, reivindicó un estilo propio a pesar de las similitudes con los conjuntos procedentes de Inglaterra o Escocia. Del Cool Cymru nacieron bandas tan reconocidas en el panorama alternativo como Stereophonics, Super Furry Animals, Catatonia o los Manic Street Preachers. Son estos últimos los protagonistas de este artículo.

Nacidos en la pequeña localidad galesa de Blackwood en 1986, la banda tuvo una primera formación con el vocalista y guitarrista James Dean Bradfield, el guitarra rítmica Nicolas Jones (conocido como Nicky Wire), el batería Sean Moore y el bajista Miles Woodward. No obstante, su primer single no apareció hasta 1989 con el título de Suicide Alley en formato trío tras la marcha de Woodward y su sustitución en el bajo por Wire. Fue en este tiempo cuando se unió a los Manic Street Preachers Richey James Edwards, el carismático guitarrista y letrista que desapareció en extrañas circunstancias el 1 de febrero de 1995.

Las letras de los Manic Street Preachers se han caracterizado desde sus inicios por su carácter revolucionario y reivindicativo. En ellas no se escatiman las referencias históricas y culturales fruto de la pasión de los miembros de la banda por la Historia y la Política. De hecho, se han declarado abiertamente comunistas en más de una ocasión y han llegado a tocar frente a Fidel Castro en el Teatro Karl Marx de la Habana (2001).

Hasta la fecha han publicado trece discos de larga duración y en septiembre de 2021 llegará el siguiente, The Ultra vivid lament, una reflexión sobre el pasado, los tiempos actuales y el futuro como ha demostrado el primer single, Orwellian. Previamente, la banda galesa ha dejado álbumes sobresalientes como su debut de toques glam, Generation Terrorist, el nihilista y post-punk The Holy Bible o sus dos aproximaciones más cercanas al britpop Everything must go y This is my truth tell me yours.

Precisamente fue este último disco el más premiado y el que ha gozado de mayor éxito comercial. Entre sus cortes destaca su primer número uno, If you tolerate this your children will be next. Este título tan largo procede de un cartel del Ministerio de Propaganda de la II República española que presentaba a Occidente los efectos del Bando Nacional en la población civil. Concretamente se compone de un montaje fotográfico en el que un cielo plagado de aviones bombarderos se dispone en un segundo plano ante la imagen real de un niño muerto provocado por uno de los ataques aéreos del bando sublevado.

La propia banda explicó que la principal influencia en la canción fueron los ideales de los galeses voluntarios que lucharon contra el franquismo en la Guerra Civil Española. En el plano literario la letra contiene referencias al Homenaje a Cataluña de George Orwell y a Miners against fascism del laborista Hywel Francis, un libro de 1984 que relata la historia del contingente minero galés que luchó en el conflicto español y que todavía no ha sido publicado al castellano.

Puede resultar sorprendente que un tema tan específico como la Guerra Civil Española resultase de gran interés al público británico, sin embargo, existen varias razones que pueden explicarlo. En primer lugar, Manic Street Preachers había cosechado un gran éxito con su álbum anterior, Everything must go, y supo extender su sonido a nuevas cotas en su predecesor. Así mismo, el triunfo del laborismo y la expansión de la intelectualidad progresista en el Reino Unido fomentaron en los ambientes más eruditos el interés por el pasado nacional de izquierdas. No obstante, este triunfo no hubiera sido posible sin contar con la excelente melodía con una esencia retro y futurista que responde al video musical de promoción. En él, una familia burguesa sin rostro son espectadores del conflicto a pesar de situarse en un entorno que puede recordar a una nave espacial. Pequeños detalles, como un periódico de la época que lee el cabeza de familia, devuelven al espectador al contexto original y permiten interpretar el videoclip como una falsa utopía en la que el adoctrinamiento y el estado de bienestar de la clase media oculta la conciencia de clase y algo tan terrible como un conflicto civil.

If you tolerate this then your children will be next fue un éxito al igual que el disco This is my truth tell me yours y lograrían el reconocimiento de los BRIT Awards del 1999 como mejor banda y larga duración. La nostalgia galesa y la tristeza sedujeron a los británicos y a los europeos. La banda se encontraría en el reto de continuar en la cresta de la ola y no tomaron el camino fácil para ello. En efecto, en 2001 publicaron su disco más político hasta la fecha, Know your enemy (cita de Karl Marx), y llevaron el riesgo de mezclar ideología y música para las grandes masas hasta el límite.