Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Capullo de Jerez estrena una colección de flamenco en vinilo


  • Escrito por Isabel Laguna
  • Publicado en Cultura

El cantaor Miguel Flores, Capullo de Jerez, inaugura una nueva colección de discos de vinilo de flamenco hecha para los que, como él, aprecian el sonido natural y artesanal de este antiguo formato que vive ahora una nueva efervescencia entre los aficionados a la música.

"Ahora están destrozando la música con tanto ordenador y tanto aparatico", dice, en una entrevista con Efe, Capullo de Jerez, que a sus 67 años está grabando un nuevo vídeo, tiene ya una treinta de conciertos y actuaciones en cartera para este verano y no piensa en retirarse.

"Mientras tenga un poquito de voz no me voy a retirar. Aunque me tocara una Primitiva de muchos millones seguiría cantando. La cosa es que me gusta. Hay gente que está en esto por la moneda, nada más, pero yo no", cuenta en el bar de su barrio de Jerez en el que suele desayunar. Su cante inaugura una nueva colección que se llama "Flamenco en vinilo" y que prevé pasar a este formato grandes discos del flamenco que nunca estuvieron en LP.

"Este soy yo", un disco que Capullo de Jerez grabó hace veinte años, ha sido el elegido para dar el pistoletazo de salida a esta nueva colección de vinilos, limitados a 500 copias.

A través de sus bulerías, tangos, martinetes y fandangos, este disco dejó claro la versatilidad del cante incatalogable de Capullo de Jerez. "En el arte, en la música, y en todo, tienes que ser tu mismo. Si tu vas a cantar como Camarón, pues para eso ya escucho yo a Camarón. Yo puedo hacer cosas de Caracol, pero con mi personalidad, no con la de Caracol. En el flamenco, como en todo, tienes que tener tu personalidad. Por eso a mi me quiere todo el mundo", asegura.

A Capullo de Jerez, como a muchos cantaores, no le gusta grabar discos -"es muy frío", señala-, pero cuando lo hace, lo hace sin trucos, casi como si cantara en un directo.

"Yo grabo un disco y no pincho. Lo hago en directo todo, hago el tema y hasta que no lo termine bien, no lo dejo. Lo repito hasta hacerlo entero, porque después voy a un festival o a un teatro y eso tiene que salir así. Yo voy por derecho, si valgo, valgo y si no, pa la calle", cuenta mientras se queja de que la mayoría de los artistas ahora "pinchan mucho.

Les quitas los aparatos y dices: madre mía, será posible como nos comen el coco, como nos engañan, son todo marketing". "Aquí hay mucha mafia, como en todo, eso es lo que está matando la música", dice este cantaor que luce una camisa de Bob Marley, "un monstruo de la música" que le gusta porque "me llega, a mi me gusta la música que me llega".

Sin saber leer ni escribir Capullo de Jerez crea la mayor parte de sus letras. "Yo siempre estoy cantando. Estoy cantando con los amigos, o en mi casa, y dándole vueltas al coco. Y si canto algo y me gusta, la tarareo, busco el encaje y la repito hasta metérmela en la cabeza y ya no se olvida".

Capullo de Jerez cuenta que este año de pandemia "ha destrozado a los flamencos". "Ha sido un palo gordo, sin poder salir a ningún lado" ni actuar, un etapa que parece que empieza a quedarse atrás ahora cuando la vida vuelve a los escenarios.

Él, que tiene "mucha fe en Dios", da su propia versión de la pandemia del coronavirus: "Hemos castigado mucho a la naturaleza, esto es un castigo de la naturaleza".

Dejar la parranda nocturna y "dormir mucho" es su truco para mantenerse y también su arte. "La música te cura hasta las enfermedades, de verdad", afirma.