Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Matthew Tree: "De todas las discriminaciones, el racismo es la más peligrosa"


El escritor británico Matthew Tree, que reside desde hace casi cuatro décadas en Cataluña, ha dicho este lunes que, de todas las discriminaciones que hay, el racismo "es la más peligrosa que puede existir entre dos seres humanos y entre dos grupos de seres humanos".

Tree, que vive entre Banyoles (Girona) y Barcelona, se ha pronunciado en estos términos al presentar su nuevo libro, un breve ensayo titulado "No sóc racista, però...", publicado por Destino en catalán, su segunda lengua, con el que quiere "poner punto final a cualquier rastro de racismo -sea activo, sea pasivo, sea consciente o no- que pueda haber en las mentes de los lectores".

Preocupado por esta cuestión desde que era adolescente en los años setenta en un Londres en el que apenas tuvo contacto con personas que "no tenían un fenotipo no europeo", en la obra rebate que los inmigrantes no paguen impuestos o que provengan de culturas primitivas.

Citando el término de psedoespeciación, que acuñó el psicoanalista Erik Erikson y que calificó como la tendencia de los grupos a separarse de otros grupos y a considerarse superiores con respecto a ellos, Tree ha sostenido que el racismo puede "llevar a los extremos más fuertes".

A su juicio, ni la islamofobia ni la cristianofobia, según ha puesto a modo de ejemplo, "tienen la fuerza que tiene el racismo a la hora de identificar a otros grupos humanos como no humanos y que, por tanto, no merecen existir".

El manual de Matthew Tree empieza denunciando lo que ocurrió en junio de 2020 en el pueblo de Sant Feliu Sasserra (Barcelona), cuando en el desahucio de un bloque de pisos, salió Wubi, un africano joven, y seis hombres le insultaron y escupieron.

Escribe que no eran un grupo de neonazis, "que se sepa, sino miembros uniformados y asalariados del cuerpo de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra".

El joven acabó en el suelo, en el aparcamiento de este edificio, mientras los uniformados "le dan patadas, le dicen 'negro de mierda', 'mico', 'hijo de la gran puta', etcétera".

Para Tree, estos hechos ocurren en Cataluña, Estados Unidos o Inglaterra porque "si das el monopolio del poder y un uniforme a estas personas les das muchísima responsabilidad".

Para Tree, todos los agentes de este tipo de cuerpos antidisturbios, en todo el mundo, "deberían tener unos controles psicotécnicos extraordinariamente estrictos, no porque sean malos en sí mismos, sino porque se les da tanta responsabilidad que están en riesgo de hacer cosas que no harían si no tuvieran ese poder y ese uniforme".

Por otra parte, cree que el racismo hoy tiene un componente generacional y lo ejemplifica con sus hijos y sus amigos, en torno a los 18 años, quienes "lo ven como un anacronismo, como algo viejo", aunque no ha rehuido que haya jóvenes que son racistas.

Matthew Tree recomienda viajar a países africanos u a otros de Latinoamérica, porque, por su experiencia personal en Tanzania, vio que "el racismo no era más que una burbuja fantasmagórica hinchada por la costumbre y las palabras musitadas por la gente del entorno".

Allí, en estos lugares, escribe, "bañaros en un mar de cuerpos diferentes, aprended qué es ser minoritario en la calle o en cualquier otro lugar, vayas adonde vayas, y ya veréis como vuestros cerebros acabarán siendo pulcros, desinfectados, limpios como una patena".

Respecto a lo que ve en Cataluña, ha indicado que el hecho de que empiece a haber propuestas culturales provenientes de personas con familias originarias de otros países "dinamiza" la cultura, "lo que solo puede ser positivo. Todo son ventajas", ha concluido.