Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Jo Nesbo lleva el mito bíblico de Caín y Abel a su nueva novela, "El reino"


  • Escrito por Jose Oliva
  • Publicado en Cultura
El escritor noruego Jo Nesbo, uno de los más vendidos en el mundo. - Foto: Instagram / @jonesbo_author  Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/cultura/jo-nesbo-cain-abel-nueva-novela-reino/ El escritor noruego Jo Nesbo, uno de los más vendidos en el mundo. - Foto: Instagram / @jonesbo_author Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/cultura/jo-nesbo-cain-abel-nueva-novela-reino/

El escritor noruego Jo Nesbo lleva el mito bíblico de Caín y Abel a su última obra, "El reino", en la que abandona los códigos típicos de la novela negra, porque, según dice, "lo importante no es el género, sino las historias que se cuentan".

"El reino" (Reservoir Books en castellano y Proa en catalán) se sitúa en los páramos de Noruega, en lo alto de una montaña, al final de un camino de curvas, donde se levanta una antigua granja en la que vive el solitario Roy, que regenta la gasolinera familiar del pueblo.

Sus días rutinarios acaban cuando regresa su hermano pequeño, Carl, que quince años atrás se marchó a estudiar a EEUU tras la muerte de sus padres en un accidente de coche; y llega con su bella esposa, Shannon, arquitecta con la que planea construir un gran hotel para enriquecerse.

En la presentación este jueves de su nueva novela, Nesbo ha considerado que el género "no es tan importante, solo es el punto de encuentro para el autor y el lector, un marco para una historia".

Tocado con una gorra inglesa, Nesbo, que es cantante del grupo de rock noruego Di Derre y que durante la videoconferencia de prensa ha amagado con tocar a la guitarra su último tema compuesto, cree que "la novela negra sirvió desde los años 70 en Escandinavia para abordar la literatura política y eso acabó captando a muchos nuevos talentos que vieron el género como vehículo narrativo eficiente".

Si en la serie del inspector Harry Hole Nesbo opta conscientemente por "asumir los estereotipos de la novela negra intentando que el personaje encaje en esa tradición", en "El reino" huye de los estereotipos.

De hecho, admite, hay "influencias del 'thriller', pero también de las tragedias familiares americanas en las que el motor es la ambición personal o una historia de amor".

En "El reino" el autor de la serie Harry Hole construye una novela contemporánea sobre pasiones humanas y ambiciones desmesuradas. El punto de partida, revela Nesbo, está en un comentario que le hizo su padre hace veinte años: "Mi padre era un hombre muy racional, justo, que creía en el bien y en el mal; y tuvo una disputa con su vecino por un tema territorial a raíz de una nueva ley".

Cuando Nesbo le dijo que había que tener en cuenta los dos puntos de vista, el suyo y el del vecino, su padre le respondió que cuando se habla de la familia sólo hay un punto de vista, el de tu familia: "Escoges tu familia por encima del bien y del mal".

Reconoce Nesbo que, "al igual que la mayor parte de las historias se basan en la tradición, en 'El reino' hay similitudes con la historia de Caín y Abel de la Biblia, porque hay dos hermanos, con una relación complicada entre ellos, y con la tragedia planeando por encima de ellos, como es habitual en mi narrativa".

Para narrar ese vínculo entre Roy y Carl, el propio Nesbo hurgó en su relación con su hermano pequeño, con el que jugó en el mismo equipo de fútbol y tocó en el mismo grupo de música.

Aunque la historia de "El reino" pueda parecer que está marcada por la "fatalidad", el escritor noruego cree que "también hay optimismo, pues la tragedia forma parte del pasado".

Otro protagonista de la novela es el entorno rural en que se desenvuelve, inspirado en el lugar en el que pasaba sus vacaciones de verano, en el que "al cabo de un tiempo tienes un sentimiento claustrofóbico, sobre todo, cuando eres joven y sientes que no puedes escapar de la percepción de quién eres que tienen los vecinos".

La gente, recuerda, marcha a grandes ciudades para "ser más anónimo y depender menos de la mirada del otro, mientras que tu lugar dentro de la manada en un entorno rural es más obvio".

Ese ámbito rural conforma "una especie de microcosmos" y la vuelta de Carl al pueblo con la ambición de ganar poder y conseguir la estima y admiración de los vecinos es la misma que el escritor vio en el pueblo de sus vacaciones.

La principal diferencia que Nesbo ve entre sus novelas independientes y las de Harry Hole "no es el lugar, ni el tiempo ni los personajes, sino el narrador".

En las de Hole, el tiempo narrativo es en tercera persona, mientras que en las independientes recurre a la primera persona: "De este modo, entras más en la mente del personaje y en la historia, aunque no sabes si puedes confiar en el narrador, pero también te permite utilizar más el humor".

Nesbo, que ha trabajado como guionista para televisión, opina que "durante mucho tiempo, las series eran la parte más puntera de la narrativa, pero me temo que ahora la experimentación se están desdibujando en favor de asegurar el éxito comercial".

Desde que leyó recientemente "El cuarto de baño" de Jean-Philippe Toussaint, Nesbo no ha leído ficción y muestra a través de la pantalla los libros que ahora ocupan su lectura: una biografía de Stanley Kubrick y otros tres relacionados con la música, sobre Beatles, Tom Petty y Joy Division.