Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

"Se vende", zarzuela sobre la corrupción que RTVE abandonó porque "chirriaba"


  • Escrito por Javier Herrero
  • Publicado en Cultura
Imagen de "Se vende", una zarzuela contemporánea sobre la corrupción. EFE/ El Instante Fundación/Pedro De Albornoz Imagen de "Se vende", una zarzuela contemporánea sobre la corrupción. EFE/ El Instante Fundación/Pedro De Albornoz

"Se vende", intento de traer la zarzuela al siglo XXI, es "un milagro" que ve la luz esta semana con casi todo en contra: primero por su género, denostado por "casposo", pero, sobre todo, por el abandono inesperado a mitad de proyecto de su principal auspiciador, RTVE, alegando que "chirriaba".

"Proyecta unas sombras que son las de la enfermedad, la de la corrupción, el nacionalismo, las redes sociales y la censura como reflejo de lo que está pasando en España hoy en día, pero con imágenes de los gobiernos desde 1980", explica a Efe el autor del libreto, JM Fernández Shaw, a un día de su estreno.

Este no será en el Teatro Monumental de Madrid, sede de la Orquesta de RTVE, como estaba previsto inicialmente, sino en el humilde espacio que poseen en la capital sus promotores, la también humilde El Instante Fundación, con dos únicos pases que se celebrarán este jueves y viernes.

Su génesis se remonta a una colaboración previa para el Museo del Prado, cuando junto al ente público se planteó la posibilidad de "situar la zarzuela en el siglo XXI por su música, libreto, escenografía y por su concepción espacial". Sin embargo, en mayo de 2020, "con el proyecto bastante avanzado", RTVE comunicó por carta que se retiraba amparándose en la covid-19.

"Pero antes de eso las razones fueron que el libreto y la música 'chirriaban', que por qué poníamos 'Al ladrón, al ladrón' y 'Salvemos la corrupción', que qué era eso. Por eso decidimos hacerlo aquí, en un espacio de libertad, no sujeto a la censura", indica Shaw. Su impresión es que hasta ese momento "nadie se había leído nada".

"Y cuando lo leyeron -añade- alguien lo encontró inapropiado", incluidas las aportaciones de los intelectuales Ignacio Gómez de Liaño y Antoni Muntadas, entre cuyos "refranes políticos" aparece una de las glosas más célebres de la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal: "Quien la hace la paga y cada uno aguanta su vela".

Aun sin su "gran socio", El Instante decidió seguir adelante. Para ello, conectó profesionales de las artes vivas con jóvenes de la Madrid Festival Orchestra (su orquesta residente), Coro Joven Filarmonía, la Escuela Reina Sofía y el Aula de las Artes de la Universidad Carlos III de Madrid, ofreciendo un resultado a la medida de estos tiempos. "La gente joven no se va a montar a caballo, sino que chatea.

La sociedad ha evolucionado y lo que ofrece esta zarzuela es actualidad, con unas protagonistas que son mujeres del siglo XXI, guerreras con mucho carácter que saben cantar, bailar y venderse sin necesidad de nadie", dice la mezzosoprano Sandra Pastrana.

Ella es una de las "celebrities", junto a las sopranos Soledad Cardoso y Maylín Cruz, que participa en una subasta de discursos y supuestas verdades dirigida por el barítono Xavier Mendoza, bajo la atenta mirada de un grupo de chicas y chicos que chatean mientras consumen imágenes del día a día.

El director de escena José María Sicilia ha procurado precisamente que entre la música, el texto y las imágenes que se proyectan se entable "una conversación de desconfianza, en una época en la que el sentido más erotizado es la vista por la publicidad, que se lo ha comido todo".

En este juego de espejos, de realidad y ficción en el que no se sabe quién es miembro del público y quién de la obra, el elenco lo completan los actores Miguel Marinas, Ignacio Vicens, Paula Calvo, Guillermo Ruiz, Sara Alonso, Judit Mentado, Jordi Moya y Cristina Feito. "Es una obra que tiene esta idea de llamar a utilizar la conciencia.

Cada frase nos hace pensar hacia dónde va nuestra sociedad y qué queremos hacer con nuestro tiempo", señala el director musical, Albert Skuratov, quien destaca además la calidad de la partitura.

De la música se han encargado los compositores Jesús Rueda, David del Puerto y Javier Arias, tres enamorados de la zarzuela que no habían nacido cuando ya era "algo que había desaparecido" y que desde hacía tiempo fantaseaban con la idea de "desenterrarla y resucitarla".

"Hay cierta aversión de la intelectualidad hacia ella por considerarlo un producto casposo, anticuado, pero en el siglo XIX era totalmente política, como las de Barbieri.Muchas fueron censuradas por cuestiones puramente ideológicas, así que ha sido un género mucho más combativo que la ópera en los escenarios españoles", defiende Del Puerto.

Entre salsa, chotis, pasodobles y rocanrol, han incluido "música popular en un update con inteligencia, como hizo Joaquín Sabina con 'Y nos dieron las diez', que la canta todo el mundo sin saber que es un vals", o como "si vas a la plaza de Lavapiés, que oirás un reggae mezclado con un son cubano".

"Si tomas todos esos elementos populares propios de lo castizo, mezclado con lo otro, sale esto", concluyen acerca de una obra que juega a mantener la pureza de la zarzuela y a romperla y que no ha dejado de mutar desde su nacimiento hasta su estreno de mañana. No es un decir.

Según previene Shaw, en el momento de escribir estas palabras sus responsables están pendientes del teléfono por si los artistas que aparecen en uno de los vídeos se "autocensuran": "Y si sucede, lo incorporaremos a la obra y lo explicaremos".