Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Una exposición rememora a un Carlos V clemente e inflexible con los Comuneros


Esta obra representa la ejecución de los comuneros Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado, que se llevó a cabo en Villalar el día 24 de abril de 1521, y fue adquirida por el Estado español por la cantidad de 80.000 reales, y actualmente se expone en el Congreso de los Diputados de España. / Wikipedia Esta obra representa la ejecución de los comuneros Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado, que se llevó a cabo en Villalar el día 24 de abril de 1521, y fue adquirida por el Estado español por la cantidad de 80.000 reales, y actualmente se expone en el Congreso de los Diputados de España. / Wikipedia

Carlos V, ausente de España el 24 de abril de 1521, ordenó ese día ajusticiar en Villalar (Valladolid) a los principales responsables de la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520-1522), pero un año más tarde, ya de retorno, extendió un perdón generalizado del que excluyó a 293 protagonistas.

Fue el Perdón General, promulgado en Vitoria el 28 de octubre de 1522 y anunciado en la Plaza Mayor de Valladolid el 1 de noviembre siguiente, un documento de varios pliegos que se encuentra en el Archivo de Simancas y una transcripción del cual figura en la exposición "Comuneros 500 años" que este jueves abre en Valladolid.

La transcripción se conserva en la Biblioteca Nacional, lleva en su portada el escudo imperial de Carlos V y repasa los principales hechos de la Guerra de las Comunidades antes de expresar la benevolencia del monarca con las ciudades sublevadas, por una parte, e incidir en el castigo ejemplar para unos cuantos instigadores.

El borgoñón se mostró indulgente con las ciudades que abrazaron la causa comunera, entre ellas Valladolid, Medina del Campo y Zamora, pero fue inflexible con 290 instigadores, promotores o personas de especial relieve en la revuelta procedentes de Palencia (34), León (17), Ávila (20), Medina del Campo (19), Cartagena (8), Soria (5), Lorca (1) y Murcia (1).

"Es una demostración de rigor por un delito de lesa majestad (traición al rey) pero al mismo tiempo de clemencia, un documento muy sutil con una declaración de motivos muy interesante", ha explicado a Efe la directora del Archivo de Simancas, Julia Teresa Rodríguez.

Entre los excluidos, y por tanto condenados con diversas penas, figuraron tres capitanes generales de la Junta (Comunera): Pedro de Ayala, Pedro Girón y el obispo de Zamora, Antonio Acuña, que en 1526 fue ajusticiado en el castillo de Simancas, hoy sede del Archivo General de la monarquía hispánica, tras intentar escapar de la reclusión a la que había sido condenado por su rango eclesiástico.

La exposición, promovida por el Parlamento de Castilla y León, arrojará luz sobre "un periodo muy oscuro" de la historia, el comprendido entre la muerte de Isabel la Católica (1504) y de Fernando el Católico (1516) y la declaración de su nieto, Carlos V, como legítimo heredero al trono de Castilla (1516), ha explicado este miércoles el comisario, Eliseo de Pablos.

"Sabemos mucho a partir de 1526, pero muy poco a partir de la muerte de la muerte de Fernando el Católico", que desencadenó el acceso al trono de Carlos V y la Guerra de las Comunidades, objeto de esta exposición de 150 piezas originales, estructurada en cuatro capítulos y que permanecerá abierta en Valladolid hasta el 20 de septiembre.

Se estructura en tono a cuatro apartados con 150 piezas entre documentos, armamento, monedas, cuadros, libros, letras de cambio y partituras cedidas por las principales instituciones culturales de España, entre ellas los archivos de Simancas y de la Real Chancillería, además del Museo del Prado.

Destacan la sentencia condenatoria de los capitanes comuneros (Padilla, Bravo y Maldonado), el decreto de excomunión para los prosélitos e la causa comunera y, por su trascendencia histórica, la Ley Perpetua de Ávila (1520), un corpus normativo firmado en esta ciudad por la Junta de Procuradores de las Comunidades de Castilla, donde se acredita la independencia de las Cortes como asamblea representativa de estamentos y ciudades frente al rey.

Durante una visita guiada, previa a su apertura al día siguiente, el presidente del Parlamento de Castilla y León, Luis Fuentes, ha invitado a divulgar el trascendental legado que nos dejaron los comuneros y contribuir a dinamizar, por otra parte, el sector cutural y turístico maltrecho por la pandemia que estamos a punto de superar".

Entre las entidades prestatarias figuran también la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Diputación de Toledo, Museo Nacional de Escultura, Museo Arqueológico, Museo Lázaro Galdiano, Fundación BBVA, Museo de las Ferias de Medina del Campo, el Alcázar de Segovia, el Museo del Ejército, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Patrimonio Nacional y las diócesis de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.