Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Peris-Mencheta transforma "Castelvines y Monteses" en un espectáculo musical


Romeo y Julieta, en "Castelvines y Monteses", de Lope de Vega. Romeo y Julieta, en "Castelvines y Monteses", de Lope de Vega.

El actor y director Sergio Peris-Mencheta pone de manifiesto con "Castelvines y Monteses", de Lope de Vega, las similitudes de esta obra con la de "Romeo y Julieta", de William Shakespeare, pero también las diferencias entre ellas, la primera una comedia con final feliz y la segunda un drama.

"Castelvines y Monteses" se estrena el próximo viernes en el Teatro de la Comedia con una versión de Sergio Peris-Mencheta, que también dirige, y José Carlos Menéndez. Los dos convierten los versos de Lope de Vega en una comedia musical, una manera de atraer al joven espectador al teatro del Siglo de Oro.

Un texto que hasta ahora no se había representado en este teatro vinculado a las obras clásicas. "Es importante resaltar que no se sabe muy bien cuál de los dos autores escribió antes su obra”, pero sí que ambos se inspiraron en el cuento de Matteo Bandello, ha explicado Peris-Mencheta este miércoles en rueda de prensa, una razón por la que resalta que “nosotros tenemos nuestro Romeo y Julieta particular”.

Un espectáculo con humor, música, acrobacia, bailes y magia donde las actrices y actores son además músicos, cantantes y cuerpo de baile, que se desdoblan en múltiples personajes en una escenografía en constante movimiento.

Una obra que “respeta” el texto de Lope de Vega, pero en la que Sergio Peris-Mencheta ha incluido un soneto de Quevedo. Un texto localizado en Verona que hace hablar en italiano a los actores durante los primeros minutos de la función.

El director señala que en ambas obras hay diferencias y no solo de género, en “Castelvines y Monteses” se enamoran seis personajes y Shakespeare se centra en el amor de dos adolescentes. El final en el texto inglés es trágico y en el de Lope es feliz y lleno de optimismo.

El director también destaca que Julieta (Paula Iwasaki) es en ambas un personaje más maduro que Romeo (Andreas Muñoz). "Ella no es la jovencita enamorada que espera a su amor, es la que promueve los encuentros", apunta Paula Iwasaki, que relaciona con el hecho de que Lope de Vega siempre da a los personajes femeninos "un gran carácter".

Para encarar el texto, el director asegura que se inspiró en la película “La gran belleza” (Sorrentino, 2013) que le ha servido para reflejar el mundo Castelvín, mientras que para los Monteses se ha inspirado en “Gato negro, gato blanco” (Kusturica, 1998). Peris-Mencheta ha asegurado que siempre que trabaja en una adaptación necesita vincularla a la música.

En este caso, el imaginario le condujo a la música italiana de Rita Pavone, Pino D’Angiò o Franco Battiato. "Pensé, aquí hay un musical y funcionó casar el verso y la música", en un formato en que también hay canciones originales creadas expresamente para el espectáculo.

“Nuestro trabajo era encajar la música en la historia y lo hemos realizado como en cualquier musical de la Gran Vía”, ha dicho Joan Miquel Pérez, director musical del espectáculo.

“Hemos estrujado los versos y han salido las canciones”, pero asegura que la historia está “por delante de todo”. El espectáculo, que nació antes de la pandemia, se ha puesto en marcha "a pesar de las tempestades del viaje" hasta llegar al estreno, algo que considera un "lujo" teniendo en cuenta que el teatro en Europa está paralizado.

"Hemos demostrado que la cultura es segura, pero eso ha supuesto un gran esfuerzo por parte de todos", ha señalado Peris-Mencheta, quien reconoce que en cualquier momento todo puede "venirse abajo por un positivo en covid".

Lluís Homar, director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, ha resaltado que este espectáculo se trata de una colaboración con la productora Barco Pirata.