Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El Gran Teatro del Liceu muestra las obsesiones artísticas


Una veintena de autores y creadores de diferentes disciplinas como Rafael Argullol, Javier Gomá, Albert Serra, Gino Rubert o Adolf Tobeña reflexionan en torno al concepto de la obsesión en el proceso creativo en el libro "Obsessió", presentado este viernes y que ha impulsado el Gran Teatro del Liceu.

En una temporada en la que este término vertebra toda la programación, con óperas como "Otello", los gestores de la institución han considerado que un volumen de estas características invita a reflexionar sobre la condición humana, en todas sus vertientes, en un momento, además, en el que el miedo a cada uno "a reconocerse en sus propias obsesiones lleva a ocultarlas".

El director artístico del teatro, Víctor Garcia de Gomar, ha dicho en el acto de presentación del libro que con este proyecto y otras iniciativas se quiere "ir más allá de las fronteras de lo que se espera de un centro lírico, ensanchando el discurso, aunque siempre con la ópera en el centro".

Para ello ya se han constituido varias mesas de reflexión para repensar el género, ya sea a partir de un antropólogo, un sociólogo, un poeta, un cocinero, un músico o un especialista en nuevas tecnologías, y precisar "qué significa la ópera en el siglo XXI".

A la vez, se quiere convertir el Liceu "en un centro de las artes y el pensamiento, con un sujeto principal, que es la ópera". El libro, editado en catalán, lo ha publicado la plataforma Hänsel i Gretel, a cuyo frente se encuentran los gestores culturales Félix Riera y Llucià Homs, y todos los autores que han participado ofrecen una "lectura desacomplejada" y mayoritariamente a favor de la obsesión.

En esta cartografía sobre este concepto, además de los ya citados, han participado Julià de Jòdar, Anna Pagès, Oriol Pérez Treviño, Carlos Calderón, Pep Duran, Marta Rebón, Jesús Ruiz Mantilla, Luis Gago, Eloy Fernández Porta, Marina Perezagua, Eulàlia Valldosera, Llucià Homs, Ariana Harwicz, Fèlix Riera, Alberto García-Alix, Nina Pawlowsky y Victoria Combalía.

En su alocución, Félix Riera ha defendido que con la publicación lo que han conseguido es "reconectar" a personas de ámbitos diferentes para que hablaran "de una cuestión que, siendo muy obvia, nos cuesta mucho explicar".

Ante algunos de ellos, que han asistido al acto celebrado en el Saló dels Miralls, Riera ha aseverado que han "reflexionado sobre un material muy inestable, que, a la vez, da una gran estabilidad a la vida de las personas".

A su juicio, "cuando hablamos de obsesiones no podemos dejar de pensar que si son útiles es porque nos permiten sostener una de las cuestiones básicas, las pasiones, tal como indica en uno de sus libros Rafael Argullol".

"Sin la obsesión -ha proseguido- muchas pasiones serían elementos flácidos, realidades poco estimulantes, saltos gallináceos sobre la propia experiencia artística y de la vida.En cambio, la obsesión nos permite conectar con la superación de nuestros límites, de aspectos que nos perturban, y al mismo tiempo es elemento de liberación".

La última parte del acto la ha protagonizado un Albert Serra ataviado con una diadema de ropa en la cabeza y mascarilla estampada a juego y una visera rojiza, tapándole los ojos, quien ha considerado que hacerse una entrevista a sí mismo era "una gran oportunidad de hablar sin filtros", haciendo un "by pass al periodismo", que "desgraciadamente hoy se ha convertido en palabra gastada y consensuada".