Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

“¡¡Sempronio!!, pásame un porro…”: Tuneando La Celestina


"La Celestina y los enamorados" de Luis Paret y Alcázar, 1784, Aguada de colores, Pincel, Pluma sobre papel verjurado, 410 x 300 mm. / © Museo Nacional del Prado "La Celestina y los enamorados" de Luis Paret y Alcázar, 1784, Aguada de colores, Pincel, Pluma sobre papel verjurado, 410 x 300 mm. / © Museo Nacional del Prado

¿Cuántas veces hemos oído esa frase?

Por más que la busquemos no aparece en los anales de la literatura clásica, pero en esta ocasión Carmen, Laura, Olga, Mariana, Lorena, Ana, Alejandra, Ana, Beda, Marta, Sara y María se han “travestido” de Fernando de Rojas (c1465-1541) y han tuneado la célebre tragicomedia de La Celestina (1499).

Adoptando el papel de “narrador” omnisciente, se han metido en la piel de Calisto, Melibea y Sempronio durante la famosa escena del encuentro entre los jóvenes: él cae rendido de loco amor al verla en su jardín (¿huerto?) y al ser rechazado, se vuelve compungido a su casa para buscar consuelo y consejo en su fiel sirviente Sempronio.

A partir de ahora, lo que vamos a leer muestra una clara subversión al decoro lingüístico del texto original; un lenguaje que nada tiene que ver con el idioma finisecular de aquella época. O tal vez no se hayan trastocado mucho los parámetros que regían por aquel entonces y nos recuerden a tiempos presentes.

¡¡Pasen y vean!! O mejor, lean…

Una tarde de verano, después de haber salido de fiesta, Calisto medio borracho y colocado decide que es buen momento para ir a casa de su crush a declararse, Melibea, de la cual lleva pillado unos meses ya, pero ella pasa de él porque tiene fama de liarse con todo lo que se mueve.

Calisto empieza a gritar en el portal de Melibea

CALISTO: ¡MELIBEA! ... ¡BEEAAAAA! ¡MOOOOZAAAA!

Melibea se asoma a la ventana y ve a Calisto.

MELIBEA: ¡¡Calisto!! Baja la puta voz que eres un notas. ¿Qué coño quieres?

CALISTO: ¿Ves? Si es que he nacido con una flor en el culo.

¿Tú te has visto muchacha? Ni en mis mejores sueños me hubiese imaginado estar aquí contándole mis rayadas a tremendo pibón

MELIBEA: ¿Me tienes un poco overrated o qué?

CALISTO: Así me doy cuenta yo de que Dios existe.

MELIBEA: ¡Ay! ¿Qué hablas tú de Dios ahora? ¿Tás bien? Calisto, no sé qué te has fumado, pero deja de vacilarme.

CALISTO: Que no Bea, que lo digo en serio, me tienes loco.

MELIBEA: Que sí Calisto, que lo que tú digas tío, déjame en paz, que luego cuando se te pasa el pedo, sudas.

CALISTO: Que no aguanto más, Melibea. Toy enamorau de ti. Yes la rapaza más guapa de tol conceyu. ¡Que nun ye broma, joder! Gústasme muchu. Si fueras la mi moza iba a facerte muy feliz.

MELIBEA: Claro, seríamos tú, yo y las vacas, ¿no te jode? ¿No ves que somos muy distintos? Tú eres de la cuenca profunda y yo una chica de capital. No funcionaría.

CALISTO: Tía, no me digas eso que solo quiero ser romántico, ¡joder!

MELIBEA: ¡Ay!, mira que eres person. Yo sí que no sé pa qué estás pico pala conmigo, si con esa labia podrías tener a cualquiera. Anda, pírate que me está dando todo el cringe este percal de situación.

CALISTO: Oye, Melibea, que me gustas desde hace tiempo y me estoy empezando a pillar por ti… Yo por ti dejo el Twitch y el Fornite, bombón de limón.

MELIBEA: Estás de coña, ¿no? Calisto, te pasas de turras, o sea, mucho texto tío, yasta bien, eres muy pesado y utilizas típicas de Tuenti.

CALISTO: Que no, me flipa tu rollo y cuando hablamos estoy mazo a gusto contigo.

MELIBEA: Pff, qué putada esto tío… pero solo te veo como un amigo, nada más allá.

CALISTO: Pero Melibea es que me gustas muchísimo, de verdad. No solo por el físico, que es lo típico que te dirán todos, sino porque eres una chica de diez. Créeme que si me das una oportunidad no te voy a decepcionar, no soy como el resto de tíos que te tiran al md de Instagram con fueguitos y mierdas así, a mí me gustas de verdad. Vale me he venido arriba pero, ¿te vienes un día al 100mon a tomar unas cerves?

CALISTO: Bueno, me voy para no tentar a la suerte.

CALISTO: ¡Sempronio, bro! ¿Dónde se ha metido ese pesao?SEMPRONIO: ¡Ya estoyyy! que es que me puse con el tiktok y no me di cuenta de la hora.

CALISTO: ¡¡Sempronio!!

SEMPRONIO: ¿Qué?

CALISTO: Pásame el laúd.

SEMPRONIO: Espérate que ahora se va a poner modo Taburete.

CALISTO: Es que Melibea es perfecta… ¿Has visto alguna vez un pelo tan rubio y tan largo como el suyo?

SEMPRONIO: Pues yo creo que se parece a los fideos del ramen.

CALISTO: ¿Qué sabrás tú, pringao?

SEMPRONIO: Pues más que tú, eso fijo. Si yo me he hecho a muchas, man. Mira, lo más importante es que vean que tú controlas, porque como se pispen de lo desesperado que estás…olvídate, game over.

CALISTO: Y qué ¿ahora hay que estar rollo happy flower cuando te dan calabazas?

CALISTO: ¡¡Bro!!

SEMPRONIO: ¿Y ahora qué quieres?

CALISTO: Pues que me des el porro, que solo quiero ahogar mis penas.

SEMPRONIO: Vale, vale, solo te digo que es hierba de la mala. Pa’ que luego digas que no aviso.

CALISTO: Va tío, pues dime cómo hago pa ligármela.

SEMPRONIO: Nada, tío, Valórate, tío. Si eres un partidazo… Estás tope fibrao’, eres mazo guapo, to’ listo y pila gracioso. Vales mil, tío. ¡Eres el puto amo! Ideal por fuera y por dentro, y además vas al gym.

SEMPRONIO: ¿Qué tonterías más vas a soltar hoy, eh?

CALISTO: Sempronio, ponte el Spotify

SEMPRONIO: No tengo el Premium.

CALISTO: Uf, qué dura es la vida. 

No sé si hay muchas formas de leer a los clásicos, pero sí sé que hay que leerlos y disfrutarlos y recrearlos o reinterpretarlos.

Eso de que la letra con sangre entra cuadraba para otros tiempos y en otros lares.

A mí La Celestina me gustó, en libro y en teatro. Más en libro. La he leído varias veces y creo que merece la pena para enterrar los “topicazos” que la han acompañado, para descifrar mucho entre líneas y para pasar un buen rato.

Me siento muy orgullosa del trabajo que han hecho mis alumnas: han descubierto y “pillado” el espíritu de lo que el autor (sea Fernando de Rojas o no, polémicas de autoría aparte) quiso comunicar.

Los ejemplos plasmados de la escena descrita me demuestran que La Celestina no pasa de moda. Aunque sea tuneada…

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider