Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Libros para las navidades


La escritora zaragozana Irene Vallejo. La escritora zaragozana Irene Vallejo.

Se acercan las navidades y entre otras cosas son fechas propicias para comprar y regalar libros. Ahora más necesario que nunca, debido a que van a ser diferentes a las que estábamos acostumbrados. Momentos para estar en casa y salir menos para evitar contagios y ser contagiados. La lectura como una manera de disfrutar y llevar la situación con alegría y sin tristezas. Viajar con la imaginación. Se me dirá que ya estuvimos mucho tiempo encerrados y que fue una buena ocasión para leer. Posteriormente hemos seguido limitados en nuestros movimientos, pero hay tanto que leer que el tiempo nunca es suficiente.

Me voy a permitir recomendar, algunos de los libros que me han gustado y que he leído desde el encierro a mediados de marzo hasta ahora. Mi deseo es compartir una muestra de lo mucho que he leído y de aquellos que se han publicado recientemente, sobre todo en este año horrible. Empiezo por un libro ya conocido y leído por bastante gente, y que ha recibido muy meritoriamente el Premio Nacional de Ensayo, como es el de Irene Vallejo El infinito en un junco. Es un libro extraordinario lleno de erudición sobre el origen de los libros y su historia en la antigüedad. Escrito magníficamente con un lenguaje asequible. Siguiendo con mujeres novelistas me han resultado especialmente buenos el de Ana Merino, premio Nadal año 2020, El mapa de los afectos, el de Marta Sanz Pequeñas mujeres rojas, Sara Mesa Un amor, y el de Edurne Portela Formas de estar lejos. También la italiana Elena Ferrante, que no defrauda ni mucho menos después de su excelente tetralogía Dos amigas, con La vida mentirosa de los adultos.

En cuanto los hombres, resaltar el de Padura Como Polvo en el viento, una gran novela sobre el exilio cubano. Tengo que reconocer que soy un entusiasta de Padura y disfruto con la forma de narrar los acontecimientos, tanto en la novela negra como en las extraordinarias Herejes y el Hombre que amaba a los peros. Mencionar a Bernardo Atxaga Casas y tumbas, un libro que me ha parecido muy hermoso. Un autor que para mí ha sido un descubrimiento es el griego, pero que emigró a Suecia en 1964, Theodor Kallifatides con el El asedio de Troya, escrito en el idioma en el país que le acogió, una lectura de La Iliada de una joven maestra con sus alumnos, en el momento de la invasión nazi. Otro bello texto, escrito esta vez en griego, es el de Otra vida por vivir. También recomendable el de Éric Vuillard La guerra de los pobres, una novela corta como fue la que obtuvo el premio Goncourt en 2017 El orden del día.

A los amantes de Max Aub, entre los que me encuentro, informar de la reedición de los seis volúmenes de El laberinto Mágico, con excelentes introducciones, por la editorial de Granada Cuadernos de Vigía. Una verdadera delicia leerlos, a pesar de su dureza, y que suponen una reivindicación de la memoria histórica, desde los años anteriores a la guerra civil hasta su final, pasando por el campo francés. Hay muchas más novelas sin duda y algunas que no menciono pues aún no las he leído y que esperan su momento en los estantes.

En ensayos destacaría Viaje al Sur de Juan Marsé. Un libro escrito a principios de los años sesenta del siglo pasado, pero que ha permanecido inédito hasta ahora. El introductor y editor Andreu Jaume cuenta todas las peripecias que ha habido que recorrer hasta dar con el manuscrito por fin. Un libro que nos sirve, conducidos por la pluma excelente de Marsé, para recordar a los más mayores lo que era la España pobre en aquellos años, y para los más jóvenes para que conozcan una realidad que afortunadamente no les ha tocado vivir. Me parece oportuno mencionar el de Enric Juliana Aquí no hemos venido a estudiar, una historia de presos comunistas en el penal de Burgos en 1962.

Para terminar dos libros de historia que me parecen fundamentales. La obra de Donald Sasson, discípulo de Hobsbawm, Síntomas mórbidos, Anatomía de un mundo en crisis, y el de Julián Casanova Una violencia indómita. El siglo XX europeo. No he hecho referencia a ninguno de lo que es mi especialidad que es la economía. Pero también los hay interesantes, aunque he preferido buscar aires en otros derroteros y despejarme de la economía en estas líneas. Confío que el amor por los libros aumente progresivamente entre nuestra ciudadanía, tal como nos anima a ello Irene Vallejo. Los buenos libros no solo nos hacen disfrutar sino que son un antídoto frente a la alienación a la que nos someten tanta desinformación y deseducación. Ah y compren en las librerías de barrio y si lo hacen por online estas librerías también tienen este servicio.

Catedrático emérito Universidad Complutense.