Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Nalini Malani. No me oyes


  • Escrito por Fundació Joan Miró
  • Publicado en Cultura

Nalini Malani (Karachi, en el actual Pakistán, 1946) ha dedicado su dilatada carrera artística a la defensa de la justicia social, feminista y ecológica. Su obra se construye como una narrativa que entrelaza referencias literarias, mitologías y formas estéticas asiáticas y occidentales para crear un lenguaje inconfundible de gran complejidad. Un trabajo audaz que responde a una curiosidad intelectual prodigiosa, comprometido con los valores de la imaginación radical y la conciencia sociopolítica. Por todo ello Malani ha sido merecedora, en 2019, del Premio Joan Miró, una de las distinciones de arte contemporáneo más prestigiosas y bien dotadas del mundo, otorgada conjuntamente por la Fundació Joan Miró y la Fundación ”la Caixa”.

La artista Nalini Malani –interviniendo por videoconferencia-, Ignasi Miró, director del Área de Cultura y Divulgación Científica de la Fundación ”la Caixa”, Marko Daniel, director de la Fundació Joan Miró y Martina Millà, jefa de Exposiciones de la Fundació Joan Miró han presentado en rueda de prensa la exposición vinculada al premio, que lleva por título No me oyes.

La muestra, primer proyecto monográfico de Nalini Malani en un museo del Estado español, es una propuesta expositiva comisariada por Martina Millà, jefa de Exposiciones de la Fundació Joan Miró, en estrecha complicidad con la artista. El recorrido revisa cincuenta años de trayectoria de Malani con obras que ilustran los ejes principales de su trabajo: utopía y distopía, historia reciente y antigua del abuso, relatos marginados en todas partes y, más concretamente, denuncia de la desigualdad y la violencia estructural que padecen las mujeres en el mundo. Este es el posicionamiento que vertebra toda la exposición.

No me oyes ofrece al visitante la oportunidad de ver las primeras filmaciones de Nalini Malani de finales de los años sesenta, así como varias series de pinturas e instalaciones inmersivas de los últimos quince años, sus animaciones digitales más recientes y también dibujos murales creados específicamente para las salas de la Fundació Joan Miró. A petición de la artista, la muestra solo incluye obras de arte procedentes de museos y colecciones privadas de Europa occidental, acorde con el compromiso que Malani adquirió en los años noventa del pasado siglo con las prácticas expositivas sostenibles. En consecuencia, la exposición ha recibido un amplio apoyo de la Burger Collection, Castello di Rivoli y Galerie Lelong.

Dos obras características de la práctica de Nalini Malani dan la bienvenida al visitante. La primera es un teatro de sombras titulado Las cosas han cambiado (2008), una instalación que consiste en 32 cilindros transparentes pintados por el dorso, sobre unos tornos que hacen girar los motivos que proyectan. El punto de partida de esta obra es el mito de Casandra y su don profético, que para Malani simboliza los conocimientos profundos e intuitivos de los individuos, así como la manera de pensar y sentir de las mujeres, a menudo silenciada o menospreciada. La segunda pieza es un dibujo mural de la serie ¿No me oyes? (2020), creada para las salas de la Fundació Joan Miró. Se trata de una obra efímera que se borrará justo antes de que finalice la exposición, durante una performance ideada por Malani cuyo contenido no será desvelado ni al museo ni a los visitantes hasta momentos antes de que comience.

La historia fatídica de Casandra y su relevancia contemporánea es también la referencia de la impactante Escuchar las sombras (2007), que ocupa el siguiente ámbito de la muestra. Esta instalación pictórica de casi 30 metros de longitud abarca todo el perímetro del espacio, con 42 paneles transparentes de gran tamaño pintados en el dorso que ofrecen una narración no secuencial.

A finales de los años sesenta, Nalini Malani emergió como figura pionera del cine experimental en la India. Sus obras denunciaban la discriminación que padecían las mujeres de su país, tema que la artista ha seguido explorando en toda su obra posterior. El siguiente espacio de la exposición reúne el conjunto completo de las películas producidas entre 1969 y 1976: Naturaleza muerta, Onanismo, Tabú y la proyección en dos pantallas Utopía.

A continuación la muestra avanza hacia un ámbito en el que se exponen, por un lado, obras pictóricas basadas en poemas épicos de la India, y por otro, la instalación panorámica Todo lo que imaginamos como luz, realizada a comienzos de la década de 2000 siguiendo la técnica de pintura en el dorso de paneles transparentes de chapa acrílica. En ambas salas Malani transciende el orden temporal haciendo que convivan imágenes arquetípicas y mitológicas del pasado con episodios de la historia reciente de la India, en un diálogo entre temporalidades diversas muy propio de su trabajo.

La última sala de la exposición acoge una gran instalación de vídeo de creación reciente: ¿Me oyes?, que presenta 7 proyecciones simultáneas de 56 cortos de animación digital. En su búsqueda incesante de nuevos medios, Malani nunca ha dejado de experimentar con las nuevas tecnologías. Desde 2017 realiza animaciones con su tableta y las comparte regularmente en las redes sociales. En esta sala se muestra una selección de este trabajo que retoma referentes literarios importantes en su obra para reaccionar a cuestiones que la preocupan e interpelan en tiempo real.

El proyecto se completa con una publicación que pone de relieve el papel de la literatura como fuente recurrente de inspiración para Malani. Martina Millà, comisaria del proyecto, firma un ensayo sobre este aspecto tan importante de la práctica de la artista india, y presenta la exposición a través de las lecturas y referencias literarias que han nutrido su proceso creativo.

Las obras expuestas en No me oyes son el resultado de una investigación interdisciplinaria de la subjetividad femenina y transmiten una condena contundente de la violencia que nos recuerda la vulnerabilidad de la existencia humana y de la vida en general. El interés de Malani por algunos personajes femeninos de la mitología antigua (griega e india) y por los símbolos del mundo moderno le han permitido desarrollar una mezcla iconográfica universalista que no se amedrenta en su denuncia de los abusos contemporáneos. Pasado, presente y futuro, memoria, mito y resistencia son los elementos de un lenguaje extraordinario de imaginación y forma, de fenómenos sensoriales y significados complejos que hacen de las exposiciones de Nalini Malani experiencias transformadoras para los visitantes.

Fundació Joan Miró

Más información aquí

Media