Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Julián Besteiro Fernández , Carmona 1976

© Paco Robles © Paco Robles

"Me quedaré con los que no pueden salvarse. Es indudable que facilitaremos la salida de España a muchos compañeros que deben irse, y que se irán por mar, por tierra o por aire; pero la gran mayoría, las masas numerosas, esas no podrán salir de aquí, y yo, que he vivido siempre con los obreros, con ellos seguiré y con ellos me quedo. Lo que sea de ellos será de mí.“ Julián Besteiro

Sirva este articulo como homenaje a Julián Besteiro, recordando el que fue el primer homenaje después de la dictadura que se celebró en Carmona, la población en cuya cárcel falleció por la desatención y la desidia de los fascistas.

Besteiro nace en Madrid (España) el 21 de Septiembre de 1870 y muere en Carmona (Sevilla, España) el 27 de Septiembre de 1940, por lo que en estos días hemos recordado su persona y conmemorado el 150 y 40 Aniversario de su nacimiento y muerte, Catedrático y político. Presidente de la Comisión ejecutiva de UGT. Presidente del Partido Socialista Obrero Español. Presidente de la UGT. Presidente del Congreso de los Diputados. Diputado por Madrid. Presidente del Patronato de la Fundación Cesáreo del Cerro.

Poco antes de morir pronunció las palabras siguientes: "Muero siendo socialista. Cuando la libertad en España vuelva a hacer a los hombres libres, quiero que mis restos sean envueltos en una bandera roja y enterrados al lado de la tumba del que fue mi maestro: Pablo Iglesias".

El homenaje a Besteiro en Carmona «la primera vez que, desde hace cuarenta años, un hecho así ocurre en Sevilla».

No obstante, el acto público más relevante que organizaban los socialistas andaluces en 1976 fue, sin duda, el acto que se celebró en el Teatro Cerezo de Carmona, en recuerdo de Julián Besteiro.

Preparado por la Federación Provincial del PSOE sevillano, el pretexto era la conmemoración del trigesimosexto aniversario de su muerte en la cárcel de esta población. Una vez más, el homenaje quedó reducido al interior del edificio porque el Gobierno Civil no había dado permiso ni para la colocación de flores en el cementerio, ni para poner altavoces en el exterior para que el acto se pudiera seguir por la gente que se había quedado en la calle.'

Pese a todo, fue un completo éxito, porque a las doce del mediodía el teatro estaba repleto de público, que podía contemplar un escenario en el que se veía una gran pancarta, con un retrato de Besteiro joven y la frase «Julián Besteiro, muerto por la libertad y el socialismo», y una mesa presidencial en la que se sentaban representantes del PSOE «histórico» y «renovado» y Miguel Ángel Pino, secretario general de las Juventudes Socialistas.

El primero que intervenía era Rodríguez de la Borbolla, como presidente del Comité Provincial del PSOE de Sevilla, para defender a la autonomía regional, mientras que gritos de «¡Viva Andalucía » interrumpían varias veces su discurso. A continuación, tomaba la palabra Alfonso Fernández Torres, del PSOE histórico, entre aclamaciones y gritos de «unidad, unidad», a los que respondía diciendo, que “llegara ese partido socialista unido y fuerte que reclaman los trabajadores». Y cerraba el acto Alfonso Guerra, entonces Secretario de Prensa de la Ejecutiva Federal, entre gritos de «socialismo y libertad», haciendo referencia a la explotación que sufría Andalucía.