Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

CSIT denuncia que el Plan de Atención Primaria de Ayuso no soluciona el colapso existente

Isabel Díaz Ayuso en una imagen de archivo. Isabel Díaz Ayuso en una imagen de archivo.

Para el Área de Sanidad de CSIT Unión Profesional, sindicato de la Mesa Sectorial de Sanidad, resulta decepcionante, escaso y poco resolutivo, el anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid del “Plan de Acción para la Atención Primaria” con 80 millones de euros, durante tres años.

La situación crítica actual de la Atención Primaria madrileña no permite la progresividad anunciada de los tres. El Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria fija el año 2022 como límite para adecuar las plantillas a las necesidades asistenciales de la población. Además, la dotación prevista de 80 millones, en materia de recursos humanos, parece insuficiente al no alcanzar ni la mitad del déficit de recursos estimados en 2020.

Lamentablemente, ya antes de la pandemia, la Atención Primaria regional venía registrando un evidente déficit de profesionales estimado entre un 20-25% para poder atender adecuadamente las necesidades de salud de los madrileños y poder equipararse a la media de las comunidades autónomas. Este déficit que sufre la Atención Primaria desde hace años habría estallado con la crisis sanitaria actual. CSIT afirma que la mayoría de los 163 consultorios y 266 centros de salud de la Comunidad se encuentran desbordados y colapsados: algunos han tenido que cerrar derivando sus pacientes a otros centros, otros han restringido el horario y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria permanecen cerrados desde hace meses.

CSIT ha reiterado su exigencia de un verdadero plan de inversión que apueste por una financiación adecuada de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid. De acuerdo con el Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria (Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, 10 de abril de 2019) elaborado por la propia Comunidad, debería consolidarse una política presupuestaria y de recursos humanos incrementando los presupuestos asignados a Primaria y pasar desde el 11,4% a un mínimo del 20% del gasto sanitario total a medio plazo. Por las cantidades de gasto anunciadas, este objetivo queda muy lejos.

La Comunidad de Madrid ocupa el penúltimo lugar de las Comunidades Autónomas en cuanto gasto sanitario por habitante, y el último lugar en gasto sanitario público dedicado a la Atención Primaria con este 11,4% del gasto sanitario total, según datos del año 2018. Esta desinversión y abandono se traduce en una evidente saturación y en colapso, así como, en unas condiciones laborales y profesionales que son totalmente inadmisibles, motivo por el que los profesionales prefieren no trabajar en este nivel asistencial.

Los profesionales de la Atención Primaria madrileña aseguran estar cansados de promesas y anuncios incumplidos o improvisados, por lo que exigen soluciones de forma urgente. Esta situación caótica de la Atención Primaria no es una consecuencia exclusiva de la pandemia ya que el origen es el deterioro y abandono al que la han sometido durante años. La pandemia solamente ha mostrado lo que era ya evidente.

Ante la gestión deficiente y a la alarmante falta de planificación, desde CSIT Unión Profesional se expresa que llevan años advirtiendo de lo que podría ocurrir si no se dotaba suficientemente la Atención Primaria. Por eso ahora recuerdan que tanto las modificaciones organizativas como retributivas y de condiciones laborales del personal, han de plantearse en el foro legalmente establecido para ello, que no es otro que la Mesa Sectorial de Sanidad. En dicha Mesa, CSIT ya ha advertido que es necesario un cambio profundo para el que se han de tener en cuenta los criterios de los profesionales.