Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Vital Aza Díaz. Eminente ginecólogo, académico, rotario y masón


En la casona familiar de Mieres ( Asturias ), en el nº 34 del barrio de Oñón, nació Vital Aza Díaz el 16 de junio de 1890.(1) Su madre fue Maximina Díaz Sampil y su padre el famoso escritor, poeta, y comediógrafo Vital Aza Álvarez-Buylla.(2)

Estudió el bachillerato en el Instituto de San Isidro de Madrid y medicina en el Colegio de San Carlos de la Universidad Central. Fue alumno interno, por oposición, en el Hospital de San Carlos, donde colaboró como asistente del que sería su maestro, el prestigioso médico catalán Sebastián Recasens Girol. En 1913 finalizó sus estudios de medicina con Premio Extraordinario de Licenciatura. También se formó y trabajó, durante varios años, con el doctor Claudio Becerro Bengoa.

En julio de 1914 defendió su tesis doctoral titulada: " La reacción de Abderhalden en obstetricia y ginecología ", con la que obtuvo el grado de doctor, consiguió el premio extraordinario de doctorado y fue premiado, también, por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. En ese mismo año fue nombrado profesor clínico e instaló una modesta consulta privada en la calle de la Magdalena. (3)

En 1917 ingresó como académico corresponsal en la Real Academia Nacional de Medicina. En 1918 comenzó su actividad docente como profesor auxiliar en la Cátedra de Sebastián Recasens Girol, catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Central.

Durante este tiempo realizó muchos viajes al extranjero y visitó las clínicas más prestigiosas de Europa. En 1919 fundó en Madrid el Sanatorio Quirúrgico de Santa Alicia, considerada una de las mejores clínicas privadas de España de Obstetricia y Ginecología. (4)

En 1925 abandonó la docencia en la Facultad de Medicina de la Universidad Central.

El Doctor en Historia Manuel Según Alonso, nos informa en su tesis doctoral " Masonería y Política en Madrid ( 1900-1936) " que, en abril de 1927, tuvo lugar en Madrid el levantamiento de columnas de una nueva logia con el nombre de Unión nº 9. Este nuevo taller masónico puede considerarse como una logia política y fue fundado por jóvenes radicales procedentes de la logia Ibérica.

La nueva logia, Unión nº 9, estaba bajo la jurisdicción masónica de la Gran Logia Regional de Centro ( Gran Oriente Español ) y entre sus miembros había diecisiete abogados, diez médicos, trece escritores y periodistas, nueve industriales, un general, un teniente coronel de artillería, dos ingenieros, además de varios agentes de publicidad, funcionarios, empleados, artistas y algún propietario. El venerable maestro era el abogado Juan Sarradell, director del diario Informaciones. Fue en esta logia, Unión nº 9, donde se inició en la masonería el Dr. Vital Aza Díaz.(5)

En el Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), en la ciudad de Salamanca, se encuentra el expediente del Dr. Vital Aza con diversos documentos relacionados con su vida masónica. Uno de ellos tiene fecha de 31 de marzo de 1932, está firmado por Virgilio Beléndez, Gran Secretario de la Obediencia, y en él se informa de la iniciación del Dr. Vital Aza y del nombre simbólico que adoptó: Samuel Weiss.

También aparece el nombre del Dr. Vital Aza en un documento interno, con fecha 30 de octubre de 1932, de la logia España y Trabajo Nº 42, de Sevilla. Este taller trabajaba bajo la jurisdicción de la Gran Logia Simbólica Regional del Mediodía de España ( Gran Oriente Español ).

En el año 1933, el Dr. Vital Aza fundó la Sociedad Española para el estudio de la Esterilidad. También en ese año presidió el Club Rotario de Madrid. Este club había sido fundado el 22 de octubre de 1920 y fue el primer Club Rotario de la Europa Continental.(6)

En enero de 1934 aparece su nombre en un escrito de la Gran Logia Regional de Centro, según consta en su ficha personal del Archivo Masónico de la Comisaría General de Información ( Dirección General de Seguridad ), este documento se encuentra en su expediente en el CDMH de Salamanca.

El 13 de febrero de 1934, el Dr. Vital Aza tomó posesión como Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina ocupando el sillón nº 2. Su discurso de ingreso, que llevaba por título " Derechos y deberes biológicos de la mujer ", fue contestado por el Académico Enrique Slocker y la Rosa, catedrático de Patología Quirúrgica.

Ese mismo año, presidió la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología donde creó y patrocinó el premio Sebastián Recasens, también presidió la Asociación Española de Médicos Escritores, fundó la revista Gynaecología y colaboró en diversas publicaciones médicas : Laboratorio, Medicina Íbera, El Siglo Médico, Gaceta Médica Española, Los Progresos de la Clínica. También fue Redactor Jefe de la Revista Española de Obstetricia y Ginecología.

Dos meses antes de finalizar la guerra civil, se promulgaron dos leyes que fueron empleadas para la represión de las personas desafectas al Movimiento, la " Ley de 9 de febrero de 1939 de Responsabilidades Políticas " y la "Ley de 10 de febrero de 1939 fijando normas para la depuración de los funcionarios públicos ", esta última sirvió de modelo en los procesos depurativos que se aplicaron en los Colegios Profesionales.

El 28 de marzo de 1939 las tropas de Franco entraron en Madrid y el 1 de abril, finalizaba oficialmente la guerra civil, comenzaba el primer franquismo y se iniciaba una intensa y generalizada represión que se prolongó a lo largo de muchos años. El 11 de abril de 1939, el doctor Vital Aza Díaz ( colegiado nº 2.038) fue citado en el Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Madrid para responder, con carácter obligatorio y por escrito, a las preguntas contenidas en un impreso de Declaración Jurada que formaba parte de su expediente de depuración profesional.

En el dosier de colegiado del doctor Aza se encuentra su expediente de depuración y en él podemos leer las respuestas que, de su puño y letra, escribió en su Declaración Jurada y que ratificó con su firma. Manifestó que había pasado la guerra en Madrid y que había sido perseguido y detenido por la " Brigada Social ", declaró que había estado preso en la cárcel de Porlier y que no había pertenecido a ningún partido ni sindicato, también denunció que, durante esos años, le habían incautado su sanatorio y dos ambulancias. A la pregunta de si pertenecía o había pertenecido a la masonería, respondió que no.

El Dr. Aza superó con éxito la prueba y el proceso del expediente de depuración profesional, los " ponentes " que formaban la Comisión gestora y que habían analizado su idoneidad, manifestaron por escrito el 19 de abril de 1939 que: " vista la Declaración Jurada que presenta el médico Don Vital Aza Díaz y examinados los antecedentes que obran en este Colegio, así como teniendo en cuenta la historia de incuestionable adhesión al Glorioso Movimiento Nacional del expresado señor se propone su inclusión en el Censo Colegial con toda clase de pronunciamientos favorables para el mismo ". Tres días después, el presidente del Colegio de Médicos de Madrid comunicó al Dr. Aza la decisión: " Como resultado del examen de su Declaración Jurada y de los antecedentes que obran en nuestro poder, tengo el gusto de comunicarle que la Comisión gestora encargada del régimen y funcionamiento de este Colegio ha acordado, con esa fecha, confirmarle en su inscripción como miembro del mismo ".

Sin embargo, el 31 de marzo de 1941, un Decreto firmado por el general Franco modificó la composición de algunos miembros del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo ( TERMC ); se designó como nuevo presidente del Tribunal al Teniente General Andrés Saliquet Zumeta. Este nuevo Tribunal comenzó a actuar con más diligencia que el anterior (el creado el 4 de junio de 1940), sobre todo a partir del mes de septiembre de 1941. Entre la documentación masónica incautada, administrada y custodiada en Salamanca por el carlista Marcelino Ulibarri Eguílaz, aparecieron varios documentos en los que se demostraba que, el doctor Vital Aza Díaz, había sido miembro de la masonería. Al existir constancia documental de este hecho, el Tribunal inició su procesamiento e informó de ello, oficialmente y por escrito, al Colegio de Médicos de Madrid. (7)

Una característica de la masonería es el enorme volumen de documentación que genera, ello se debe a que las secretarías, de las diversas logias que forman parte de la Obediencia, deben de informar al Gran Secretario de la Gran Logia sobre la iniciación de nuevos miembros, bajas, actualización de listados, etc... todo ello origina una intensa actividad burocrática.

El Dr. Eduardo Alfonso escribió " La masonería española en presidio " durante su estancia en la Prisión Central de Burgos, en el libro nos relata que : " Durante nuestra guerra civil ( 1936-39 ), los ficheros de la masonería fueron enviados a París, para evitar lo que luego no pudo evitarse. Al entrar los alemanes en París, durante la guerra mundial el gobierno del Führer Hitler, reexpidió al gobierno de Franco dichos ficheros, y una vez en sus manos, fuimos cayendo , uno a uno, en la red que se nos tendió ".(8)

El 28 de julio de 1941, el TERMC inició la incoación de procedimiento contra el Dr. Vital Aza Díaz ( sumario Nº 84 ), las fechas del procesamiento fueron el 19 de agosto de 1941 y 30 de octubre de 1942. ( Sumario 884/41). En el Centro Documental de la Memoria Histórica, además de los documentos antes mencionados, encontramos otros escritos en los que podemos leer los nombres de los masones que, ante el Juez Instructor del Juzgado Nº1 del TERMC, declararon que el Dr. Aza era miembro de la masonería: Tomás Serrano Rizo, el médico Tomás de Benito Landa y Miguel Cámara Cendoya ( expediente 493, legajo 10 ).

El Dr. Vital Aza fue sentenciado por el TERMC a 12 años y un día, aunque le fue conmutada la pena en virtud del artículo 8º de la "Ley de 1 marzo de 1940 para la represión de la masonería y el comunismo".

El 14 de febrero de 1946, el Jefe del Servicio de Ejecutorias del TERMC envió un escrito al Presidente del Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Madrid. En este documento le informaba que le remitía el expediente de depuración seguido al colegiado Vital Aza Díaz y el testimonio del fallo de la sentencia y conmutación de pena acordada, en la causa nº 199 y que " con arreglo a Ordenes Comunicadas de Presidencia del Gobierno, de fechas 15 de junio y 30 de noviembre de 1945, las sanciones del art. 8º de la Ley de 1º de marzo 1940, se entenderán en el caso presente como inhabilitación para el desempeño de cargos políticos y sindicales y en su Cuerpo no podrá ostentar Jefaturas ni ocupar cargos de mando y confianza, sin perjuicio de la resolución que administrativamente pueda adoptar ese Departamento ". El 18 de abril de 1949, El Comisario general de la Dirección General de Seguridad solicitó al Director General de los Servicios Documentales de Salamanca que le fueran remitidos los antecedentes masónicos referentes a Vital Aza Díaz.

El Dr. Manuel Díaz-Rubio García, Académico de Número, Presidente de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina y catedrático de Patología Clínica Médicas, es el autor de la biografía del Dr. Vital Aza Díaz que podemos leer en el Diccionario Biográfico electrónico de la Real Academia de la Historia: " Vital Aza fue uno de los más destacados especialistas en ginecología en nuestro país. Se ocupó de aspectos muy diversos destacando, entre otros, los problemas relativos a la fertilidad, en los que fue uno de los primeros que pusieron especial empeño en España. Defendió la implantación de un sistema de dispensarios y hospitales para la atención de la mujer embarazada. Fue además un gran defensor de la mujer y de los problemas que la envolvían en la cotidianidad, ocupándose de temas tan poco frecuentes en aquella época como la sexualidad o determinados derechos, haciendo propuestas avanzadas que no llegaron a tener eco. Su labor en este sentido le llevó a escribir un libro en 1941 sobre higiene femenina, el cual no pudo ver la luz por la modernidad de su contenido, ya que se consideraba tremendamente atrevido. De gran formación, realizó una extraordinaria labor en la difusión de una ginecología y obstetricia moderna ".

El Dr. Vital Aza fue una persona generosa y solidaria. Atendía de manera gratuita a las pacientes sin recursos y afrontaba todos los gastos de alojamiento, traslado y tratamiento.

Lo hacía así, en la clínica Santa Alicia de Madrid y cuando se encontraba durante el verano en Asturias, en su propio domicilio en Mieres, donde había habilitado una habitación como consultorio. Fue una persona muy respetada y querida en su pueblo natal, donde recibió varios homenajes por su comportamiento altruista. El Dr. Vital Aza falleció en Madrid el 12 de octubre de 1961.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1) Burgos Fernández, Ernesto. El Blog de " Acebedo ": Vital Aza Díaz, hijo del comediógrafo del mismo nombre. Un médico para un pueblo. De esta biografía, escrita por el historiador Ernesto Burgos Fernández, se han extractado algunas partes para realizar este artículo.

(2) Vital Aza Álvarez-Buylla (1851-1912). Aunque estaba licenciado en medicina no ejerció la profesión. Fue el primer presidente de la Sociedad de Autores de España(1899-1903).

(3) Universidad Complutense de Madrid. Biblioteca Complutense. Médicos Históricos. Vital Aza Díaz. De esta biografía se han extractado algunas partes para realizar este artículo.

(4) Díaz-Rubio García, Manuel, Aza y Díaz, Vital, en Real Academia de la Historia. Diccionario Biográfico electrónico ( en red, http://dbe-rah.es). De esta biografía se han extractado algunas partes para realizar este artículo.

(5) Según Alonso, Manuel. Tesis doctoral: " Masonería y Política en Madrid. (1900-1936 ). Sobre la logia Unión nº 9, pp. 982-996. Sobre Vital Aza Díaz pp. 1.291-1,292. Según Alonso, Manuel. Libro:" La masonería madrileña en la primera mitad del siglo XX " Colección Historia. Editorial Sanz y Torres S.L. ISBN 978-84-17765-90-3. Sobre Vital Aza Díaz P. 348 Salmón-Monviola, Olivia. Libro: " La palabra de paso. Identidades y transmisión cultural en la masonería de Madrid ( 1900-1936). Sobre la logia Unión nº 9 pp.141-143.

(6) El Club Rotario de Madrid se creó el 22 de octubre de 1920 y su fundación tuvo lugar quince años después de que, el abogado estadounidense Paul Harris, creara el primer Club Rotario del mundo en la ciudad de Chicago, origen de la organización filantrópica Rotary Internacional. El Club Rotario de Madrid, tenía en 1936, 131 socios y se clausuró al comenzar la guerra civil.

(7) En el expediente de colegiado del Dr. Vital Aza Díaz se puede encontrar este informe.

(8) Alfonso, Eduardo. " La masonería española en presidio ". Ediciones Librería Argenteina. ISBN Nº 978-84-9950-000-3. pág. 63