Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

"Harry Potter" y 4DX: El embrujo de una experiencia inmersiva que llena salas

  • Escrito por Patricia Muñoz Sánchez
  • Publicado en Cine
Vista de las gafas de Harry Potter en una exposición. EFE/Henning Kaiser/Archivo Vista de las gafas de Harry Potter en una exposición. EFE/Henning Kaiser/Archivo

En tiempos difíciles para el cine, los negocios de proyección buscan propuestas llamativas para atraer a los espectadores a sus salas. Una de ellas es la tecnología 4DX, de la cual Kinépolis saca partido desde 2017 y en la que, junto a la magia de la saga "Harry Potter", se apoya este verano para llenar sus butacas.

El viento en la cara al disputar un partido de quidditch, el tremendo ruido de un rayo que amenaza Hogwarts, el olor de un paseo por el 'Bosque Prohibido' o la lluvia que acompaña el viaje en el Expreso de Hogwarts son sensaciones que, hasta el momento, formaban solo parte del universo de ficción creado por J. K. Rowling.

Ahora, gracias a la tecnología 4DX, también pueden ser experimentadas por el público. Harry, Ron y Hermione han encontrado nuevos aliados en la sala de cine para derrotar a Lord Voldemort a través de una tecnología que permite al espectador vivir una experiencia inmersiva que, en este caso, sí traspasa la pantalla.

Lluvia, viento, niebla, ruido, luz, nieve, olores y el movimiento de las butacas son los aliados del 4DX, una tecnología creada por la compañía sur coreana CJ 4DPLEX de la que Kinépolis saca partido desde 2017 y que, en estos tiempos difíciles para las salas de cine, sirve de acicate para que los espectadores se animen a comprar su entrada.

Agustín Llorente, Country Manager de Kinépolis, habla con Efe de la "experiencia mejorada" que supone el 4DX y de los buenos resultados que están obteniendo gracias a la elección de la saga "Harry Potter": "Hemos experimentado un 40% de mejora en nuestros resultados de estas últimas semanas gracias a este reestreno en 4DX".

La pandemia por covid-19 golpeó duramente al sector cinematográfico, especialmente a las salas de proyección, a las que ha costado que el público vuelva. El 4DX y el "relanzamiento de grandes películas", como comenta Llorente, es una "estrategia" para suplir esa "falta de contenido" contra la que luchan actualmente los cines.

Con la intención de conocer la opinión y las sensaciones de los espectadores ante la reapertura de las salas tras el confinamiento, Kinépolis decidió basar su estrategia en los resultados de las encuestas elaboradas por la Federación de Entidades de Empresarios de Cine de España (FECE) a través de la consultora Simon-Kucher.

Es Borja de Benito, portavoz de FECE, quien confirma a Efe que, efectivamente, el público pedía grandes títulos para volver al cine. Tras los aplazamientos de estrenos clave como "Tenet", de Christopher Nolan, o "Mulan", de Niki Caro, la idea de llenar las salas tendría que venir a través de relanzamientos de gran altura.

"En julio el público decía que ya no tenía miedo de acudir a las salas, siendo un 60%, dentro de una muestra de 13.000 personas, el que pedía un 'blockbuster'", apunta de Benito, quien ofrece a Efe unos datos realmente curiosos en cuanto a los gustos de los espectadores.

Al preguntar sobre las películas que desearían volver a ver en la gran pantalla, el público de los diferentes rangos de edad -jóvenes, adultos, familias, más de 50 y más de 60- coincidía en un título: "Avatar", que quedaba en primera posición en prácticamente todos los grupos de edad. Junto a "Avatar", "El señor de los anillos" y "Harry Potter" se repetían una y otra vez entre los encuestados, a quienes "no se les daba opciones, sino que se les dejaba espacio para escribir libremente", recuerda de Benito.

Con estos datos, desde Kinépolis se apostó por la saga "Harry Potter", una historia que mezcla acción, fantasía y aventura y con la que, pensaron en Kinépolis, podrían satisfacer a un mayor abanico de espectadores. Son los cines de Ciudad de la imagen y Diversia en Madrid y el de Valencia los únicos que ofrecen, del 17 de julio al 13 de agosto, cinco de las ocho películas que componen la saga, las cuales cobran, con el 4DX, un toque aún más mágico que en el visionado original.

La experiencia es, sin duda, satisfactoria, a pesar de no poder utilizar todos sus elementos como medida para evitar contagios en la sala: "Para garantizar tu seguridad algunos efectos se han deshabilitado: ventiladores de sala con agua y viento", advierte un mensaje en la web de Kinépolis antes de comprar la entrada.

Se echa en falta el viento, sí, pero dentro de las circunstancias en las que nos encontramos, la salud es lo primero y el resto de elementos de la tecnología 4DX hacen de la experiencia junto a Harry Potter y compañía algo diferente que, al menos una vez en la vida, merece la pena probar. EFE.