Quantcast
ÚNETE

Ir al Lara, primer teatro privado que reabre, "tan seguro" como ir al súper

Ir al Lara, primer teatro privado que reabre, "tan seguro" como ir al súper/Teatro Lara. EFE/ Mariscal Ir al Lara, primer teatro privado que reabre, "tan seguro" como ir al súper/Teatro Lara. EFE/ Mariscal

El Lara será la primera sala privada en reabrir tras la pandemia y lo hará exigiendo mascarilla pero sin tomar la temperatura del espectador: "no podemos pensar que ir al teatro tiene más riesgo que viajar en metro, ir al súper o a un bar", asegura en declaraciones a EFE su director, Antonio Fuentes.

El Teatro Lara subió ayer de nuevo el telón, tras 120 días cerrado, con la recuperación de una de sus obras de más éxito, la comedia "Cádiz", convirtiéndose así, según sus datos, en el primer teatro privado de Madrid y de buena parte de España que lo hace.

El centenario teatro, recuperado en 2009 tras pasar en su historia por varias vicisitudes, "tenía que abrir ya, no esperar a septiembre, porque son muchas las compañías pequeñas que si no levantas el telón no pueden hacer absolutamente nada", explica Fuentes.

"Se puede convivir con la situación sanitaria que tenemos y garantizar la seguridad de todos. Abrir al 75% de aforo no es rentable pero es muy importante que venga la gente. Es un error no abrir. Tiene que empezar ya la actividad en unas condiciones razonables para todos.

No abrir no es una opción", recalca. El público que vaya al Lara "puede sentirse seguro" porque, explica Fuentes, además de exigir la mascarilla durante todo el tiempo que se esté en el teatro, han limitado las funciones para que haya más tiempo entre las entradas y las salidas de los espectadores y además han decidido restringir el aforo permitido al 60%.

Decidieron empezar con "Cádiz", que dirige Gabriel Olivares y protagonizan Fran Nortes, Bart Santana y Nacho López, porque es "una comedia muy divertida, muy de verano" y "próxima".

Cuentan con un "cover", Arturo Venegas, preparado para sustituir a cualquiera de los tres protagonistas del montaje si alguno de ellos necesitara confinarse en algún momento. "Somos bastante prudentes porque lo que más nos preocupa es que la gente se sienta segura. No queremos encontrarnos con problemas sino que todo sea tranquilo y gradual", reitera Fuentes.

"Tenemos termómetro pero pensamos que si no te miden la temperatura para entrar en El Corte Inglés o para viajar en Metro no tiene sentido tomártela aquí. Por lo que sé, tampoco los teatros de Barcelona lo están haciendo.

No veo que tengas en el teatro más riesgo que cuando vas a un bar o al súper". Quieren, insisten, "actuar con normalidad" pero siguiendo todos los protocolos de seguridad y por eso han ampliado su personal de limpieza y han hecho "una desinfección completa" de las instalaciones.

Empiezan en su sala grande con "Cádiz" y seguirán la semana próxima abriendo la sala pequeña con "Sueños de un seductor", y le seguirán, alternándose en días y horarios, "Los crímenes del Lara", "No más besos" y "Desde el sofá". EFE.